90% de postulantes válidos de pueblos originarios quedó en alguna U.

90% de postulantes válidos de pueblos originarios quedó en alguna U.

Compartir

En marzo Francisca Cumián ingresará a estudiar Ingeniería Civil Mecánica en el campus Miraflores de Valdivia de la Universidad Austral de Chile, ello -en parte- gracias a los buenos resultados que obtuvo en la PSU de Ciencias donde registró 799 puntos, convirtiéndola en puntaje regional.

Como Francisca, otros miles de estudiantes de pueblos originarios, postularon válidamente (es decir, que cumplieron con las exigencias mínimas que tienen algunas carreras) y fueron seleccionados para ingresar a alguna de las universidades el país adscritas al Sistema Único de Admisión (SUA). Según el reporte de dicha institución -generado por el Consejo de Rectores- se indicó que dicho grupo registró un crecimiento del 22% con respecto al año pasado.

Durante el proceso anterior (en 2018), los postulantes válidos de pueblos originarios que fueron seleccionados se cuantificaron en 14.576, equivalentes al 87% del total que postuló de etnias. En cambio, ahora en 2019, dicha cantidad aumentó a 17.732, es decir, el 90% del total. Además, totalizaron un 14% de los seleccionados en el país durante dicho proceso de admisión.

Con todo, al igual que el 2018, este año la etnia mapuche sigue liderando este listado con 14.178 seleccionados (ver infografía).

“Hoy en día es claro que se está haciendo mucho más accesible que todos estudien. Eso demuestra que la mayoría de los jóvenes están pensando más allá, incorporándose mejor a la sociedad”, explica Francisca Cumián.

Eduardo Hebel, rector de la U. de La Frontera, cuyas aulas de pregrado poseen un 29% de alumnos con ascendencia mapuche declarada, puntualizó que estas cifras son “una muy buena señal de los avances que como sociedad estamos haciendo para reducir la discriminación y la estigmatización hacia los pueblos indígenas”. Agregó que esto para las universidades es “una oportunidad para asumir la interculturalidad en nuestro quehacer de manera transversal”.

Óscar Galindo, rector de la U. Austral, valoró el número de seleccionados ya que, dice, “los pueblos originarios están subrepresentados en la educación superior en nuestro país, respecto del resto de la población”. Es por ello que precisó que “el hecho de que ahora tengamos un mayor número, muestra que los distintos instrumentos que se están utilizando para ser más inclusivos los sistemas de admisión, están dando buenos resultados desde el punto de vista de tener mayor equidad en el acceso”.

Actualmente la Junaeb destina 88.632 cupos para la Beca Indígena, que entrega una ayuda de $638.000 anuales, a lo que se suma los 2.245 cupos de la Beca Residencia Indígena que otorga $967.000 para solventar arriendos o pensiones. Si los estudiantes vienen de Magallanes o la Antártica Chilena, dicho monto aumenta a $1.268.400. Además se cuenta con 637 hogares indígenas en todo el país. Según rectores este es uno de los factores que incidirían en el aumento.

Para el rector de la U. de Concepción, Carlos Saavedra, “el que se produzca un incremento en el número de estudiantes que se incorporan a la educación superior desde pueblos originarios, es tremendamente positivo y es una de las opciones que tienen a partir de los sistemas de financiamiento estatales, gratuidad y becas”. (El Mercurio)

Dejar una respuesta