Nuevos desprendimientos de glaciares, ahora del Exploradores en Aysén

Nuevos desprendimientos de glaciares, ahora del Exploradores en Aysén

Compartir

Sorprendidos por la velocidad del cambio de paisaje en una laguna del sector del glaciar Exploradores, en la Región de Aysén, se mostraron los miembros de una expedición científica que el pasado 3 de marzo registraron imágenes del sector, el que seis días después tenía un mayor volumen y decenas de bloques de hielo flotando.

Un evento en el extremo norte del Campo de Hielo Norte que se suma a enormes desprendimientos en los últimos días en el glaciar Grey, en Magallanes, en el extremo del Campo de Hielo Sur, u otros registrados en 2018 también en Aysén, como en Río Mosco o en el glaciar O’Higgins.

“Por un lado hay evidencia de que hay cambios que están ocurriendo muy rápido”, dice el hidrólogo e investigador de la Universidad de Aysén, doctor Alejandro Dusaillant, quien cita los eventos de 2018 en el mismo sector de Exploradores, como fueron el vaciamiento de la laguna Triángulo (abril) y el aluvión de octubre que cortó el camino entre Puerto Tranquilo y Exploradores (nota relacionada).

“Que haya habido dos eventos en Exploradores el año pasado es una señal de alerta, no es el único en la región, pero claramente es de cuidado. Son muchos valles los que desembocan en el camino, muy cortos, muchos de ellos con lagunas proglaciales, de glaciares a veces colgantes, con laderas que al retroceder el glaciar quedan muy vulnerables”, agrega.

Dusaillant dice que es indispensable que el Estado no solo no disminuya los recursos en el monitoreo de estos sitios, sino que debe “aumentarlos en aquellos sitios que han sido identificados como potenciales peligros; sobre todo, en una zona como Exploradores, que recibe cada vez más turistas”, unos 3.500 al año, según la Municipalidad de Río Ibáñez, de la cual depende la localidad.

“Como se están dando más frecuentes en el tiempo, debiera haber mayor monitoreo”, coincide el glaciólogo doctor Gonzalo Barcaza, quien también participó de la expedición, y agrega que con una “condición muy dinámica, esa zona muy visitada debiera tener mayor atención”.

En tanto, Néstor Mera, seremi de Obras Públicas de Aysén, explica que se encuentran “en un proceso de adaptación de cómo administrar una red que está permanentemente expuesta a riesgos. Estamos rodeados de ríos y tenemos glaciares como el Mosco, que se está derritiendo; el lago Cachet, con sus vaciamientos… Ahora tenemos la punta de un glaciar que cayó y nos destruyó un camino. Por ello, tenemos que estar preparados”, recalca.

En Magallanes, Ricardo Jaña, investigador del Instituto Antártico Chileno (Inach), comenta que es muy importante el monitoreo de estas grandes masas de hielo, “como indicadores de cambio, y mejor aún si están en áreas donde pudiera haber riesgo”. (El Mercurio)

Dejar una respuesta