El impacto que tuvo en La Moneda el asilo político a Palma...

El impacto que tuvo en La Moneda el asilo político a Palma Salamanca

Compartir

La extradición a Chile del ex frentista Ricardo Palma Salamanca se tomó la agenda durante el viaje del Presidente Sebastián Piñera a Francia y esta semana volvió a ser tema en La Moneda, luego de que el pasado viernes la oficina Francesa de Protección a los Refugiados y Apátridas (Ofpra), le otorgara el asilo político. Esto pues alegan desde Palacio, que fue la Justicia chilena la cual condenó por actos terroristas al ex miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), quien es el autor material del asesinato del ex senador y fundador de la UDI, Jaime Guzmán, y además secuestró a Cristián Edwards.

Inmediatamente conocida la noticia, desde el gremialismo salieron a condenar los hechos, al igual que el Gobierno en voz del ministro del Interior, Andrés Chadwick -militante UDI-, quien anunció que citarían al embajador francés en Chile, Roland Dubertrand, para abordar el tema. El mismo lunes, Dubertrand llegó hasta la sede de la Cancillería en calle Teatinos, para reunirse con la canciller (s) Carolina Valdivia -ya que el ministro Roberto Ampuero estaba en China participando del Chile Week-, quien le entregó una nota diplomática en que se expone la posición del Gobierno de Chile sobre el tema.

Valdivia le hizo llegar también una copia de la carta que el Presidente Sebastián Piñera envió ayer al Mandatario de Francia, Emmanuel Macron, para presentarle su “preocupación” por el asilo político otorgado al ex frentista, a la vez que reafirmaba “la importancia de continuar con el proceso de extradición”.

El rol de Piñera y los caminos posibles

El tema ha cobrado especial importancia para La Moneda, saliendo el propio Piñera a abordarlo a través de estas gestiones diplomáticas y remarcando, sin embargo, que la decisión de asilo político escapaba a la administración de Macron. “La decisión (del asilo) no la tomó el Gobierno francés, la tomó una oficina independiente de refugiados y apátridas, en que hay representación múltiple (de autoridades y organismos). Y ahora el gobierno francés tiene la oportunidad (de pronunciarse)”, recalcó el domingo en el programa el Informante de TVN.

Desde el Ejecutivo parecen no estar sorprendidos con la resolución tomada por la Ofpra, organismo que reconocen está dirigido por una persona con una tendencia muy marcada de izquierda, esto en alusión a Pascal Brice, su director general.

Tras la decisión de asilo a Palma Salamanca, desde el Ejecutivo reconocen que hay dos caminos posibles a seguir, uno de ellos es dejar que el caso continúe su línea judicial natural ante el proceso de extradición, estando fijada para el próximo 12 de diciembre la audiencia para que la Corte de Apelaciones de París revise la solicitud de extradición a Chile. Mientras que la otra vía es que el Gobierno francés haga gestiones para que se revise la decisión del asilo político. “Se le va a solicitar al Presidente de Francia que pueda intermediar, dadas las facultades que tiene, para que la Oficina Francesa de Protección a los Refugiados y Apátridas pueda revocar su decisión”, afirmó el lunes la ministra vocera de Gobierno, Cecilia Pérez.

El tema también trajo a colación la designación aún pendiente del embajador chileno en ese país (junto a otras reparticiones diplomáticas), que reconocen es prioridad en estos momentos. No obstante, aclaran que la presencia o no de dicho representante, no habría hecho la diferencia en la determinación del asilo por parte de la Ofpra y que por razones “imprevistas” no se ha logrado concretar la designación. Por lo pronto, el Piñera y Macron se volverán a ver las caras a inicios de diciembre, cuando ambos mandatarios coincidan en la Cumbre del G-20 que se realizará en Argentina, ocasión en que el caso de Palma Salamanca podría volver a abordarse.

 

Emol/Agencias

Dejar una respuesta