Biden asegura victoria en Michigan y queda a 6 votos de los...

Biden asegura victoria en Michigan y queda a 6 votos de los 270 electores

Compartir

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, logró cimentar su victoria en el estado “bisagra” de Michigan, sumando por ahora 264 votos electorales.

Esto le deja a sólo 6 de los 270 que necesita para arrebatar la Casa Blanca a su rival republicano, Donald Trump, según proyecta la Associated Press, y cadenas como CNN y Fox News.

Ahora, a Biden le queda sólo asegurar la ventaja que mantiene en el estado de Nevada, el cual le daría 6 votos electorales, para lograr los 270.

Según la AP, el demócrata suma el 49,3% de las preferencias en los votos escrutados en dicho estado, que totalizan 588.252, mientras que Trump acumula un 48,7% con un total de 580.605 sufragios.

Hasta el momento se han reportado el 86% de los votos, habiendo aún 190 mil por contabilizar según el New York Times. Se espera que más información sea hecha pública hoy, pero los resultados no serían actualizados sino hasta la mañana de este jueves.

En Nevada, aún quedan 190 mil votos por contabilizar.

LOS OTROS FRENTES

Pero este no es el único “camino a la victoria” que le queda a uno u otro candidato.

Si bien las proyecciones dan por ganador a Joe Biden en Arizona, la campaña de Trump y algunos medios como CNN o NYT se han abstenido de “marcar azul” este estado tradicionalmente republicano. Ahí, con el 86% de los votos escrutados, el demócrata suma 1.411.235 preferencias, mientras que el republicano acumula 1.318.219.

Con estas cifras, Biden se está llevando el 51% de los sufragios, contra el 47,6% de Trump. Se esperan actualizaciones en el panorama electoral de este estado para las 23:00 horas chilenas de hoy y las 2:30 de la madrugada. En los demás frentes, Trump mantiene una acotada ventaja.

En Georgia, el mandatario en ejercicio acumula 2.415.040 votos (50%) contra los 2.357.774 (48,8%) de su opositor. Según el NYT, no se esperan actualizaciones en los resultados definitivos para hoy, pero sí esperan que queden pocas papeletas por contabilizar para el término de la jornada. Aún quedan 310 mil votos por reportar en este estado.

Mientras tanto, en Carolina del Norte mantiene el 50,1% de las preferencias con 2.732.120 votos contra el 48,7% de Biden, quien acumula 2.655.383 sufragios según el NYT. Aún quedan 290 mil votos por contabilizar.

La situación en este estado puede prolongarse por los mecanismos asociados a la seguridad del voto por correo, esperándose actualizaciones para las 22:15 horas de este miércoles según el Washington Post.

Sin embargo, posiblemente el punto de mayor polémica está en Pensilvania, el estado natal de Biden que compone junto con Michigan y Wisconsin el “cinturón de óxido” de los Estados Unidos. No se esperan datos definitivos en este estado hasta el viernes, según los medios estadounidenses.

Aquí, Trump se ha hecho con el 51.6% de los votos (3.153.993 sufragios), mientras que el opositor acumula el 47.3% (2,886,699), con el 86% de los votos escrutados. Es decir, aún quedan un millón por contabilizar, constata NYT.

Finalmente queda Alaska, donde Trump lleva una ventaja significativa aunque sólo se han contabilizado el 56% de los votos. La situación aquí se prolongará, dado que los votos por correo no serán contabilizados sino hasta la próxima semana.

LA BATALLA ELECTORAL

Según las proyecciones de The Associated Press, los estados que están prácticamente resueltos se reparten así:


Click the map to create your own at 270toWin.com

NOTA: El candidato que desee alzarse con la victoria deberá conseguir a lo menos 270 puntos del Colegio Electoral.

VICTORIA PARA BIDEN EN WISCONSIN

El candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, sumó este miércoles un importante triunfo sobre su contendor, el Presidente Donald Trump, al quedarse con el estado de Wisconsin, conocido por ser una de las regiones clave que pueden determinar el ganador de los comicios.
De acuerdo con la proyección hecha por la agencia AP, y con el 95% de las mesas escrutadas, el ex vicepresidente estadounidense se está quedando con el 49,6% de los votos, versus el 48,9% que está logrando el actual Mandatario.
Este resultado supone un triunfo clave para Biden, que de esta forma suma 10 delegados más y completa 248 votos electorales, acercándose a los 270 necesarios para convertirse en presidente. Trump, por su parte, se queda con 214 sufragios.
Wisconsin, así como Arizona (donde también ganó el candidato opositor) son algunos de los estados conocidos como «bisagra» o «pendulares», ya que no tienen una tendencia histórica clara, por lo que son ampliamente apetecidos por las dos candidaturas.
En materia política es un gran triunfo para los demócratas, ya que ambas regiones habían votado por Donald Trump en las elecciones de 2016. El comando del candidato opositor espera triunfar también en Michigan y Nevada, lo que le daría los votos suficientes para ganar la elección. En ambos estados Biden lidera las preferencias, aunque muy seguido de cerca por su rival.
Trump, por su parte, se impuso en Florida, que le dio 29 delegados, y en Ohio, que le dio 18 más. El Mandatario hasta el momento está ganando en los estados de Alaska, Pensilvania, Carolina del Norte y Georgia.
Los recuentos suelen continuar más allá de la jornada electoral y cada estado determina cuándo termina el recuento. En las elecciones presidenciales, una fecha clave es aquella de diciembre en la que se reúnen los electores. Esa fecha la determina una ley federal.
Varios estados permiten aceptar votos por correo después de la jornada electoral siempre que el matasellos lleve fecha como máximo del 3 de noviembre. Es el caso de Pensilvania, que admite las boletas que llegan hasta tres días después.
El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, tuiteó que faltaba contar más de 1 millón de votos y que «prometió a los votantes de Pensilvania contar cada voto y es lo que haremos«. Trump aparentemente insinuó que no se deberían contar esos votos y que bregaría por esa decisión ante la Corte. Pero expertos en derecho pusieron en tela de juicio esa declaración.
«Yo no veo cómo podría ir directamente a la Corte Suprema para detener el recuento de votos. Podría haber recursos en distintos estados y algunos podrían llegar a la Corte Suprema. Pero las cosas no funcionan así», dijo Rick Hasen, profesor de derecho y ciencias políticas en la Universidad de California-Irvine.
TRUMP CUESTIONA TRANSPARENCIA

Donald Trump cuestionó el miércoles la transparencia del escrutinio de votos en curso en varios estados clave para las elecciones presidenciales del martes, hablando de fraude sin ofrecer ninguna evidencia.

“Anoche venía liderando, en muchos casos de forma sólida, en muchos estados clave, casi todo gobernados y controlados por los demócratas”, tuiteó el presidente. “Luego, uno por uno, empezaron a desaparecer mágicamente mientras se contaban papeletas sorpresa”.

Las “papeletas sorpresa” a las que se refiere Trump son los votos recibidos por correo, que en algunos estados pueden tardar varios días en contarse.

Durante la madrugada, el recuento de esas papeletas redujo la ventaja de Trump en Michigan y Wisconsin, dos de los estados clave de los que depende el resultado electoral, y el escrutinio amenazaba con reducir su ventaja en Pennsylvania en los próximos días.

El republicano destacó también que los encuestadores se equivocaron para esta elección de una manera “histórica”.

Poco después, su oponente demócrata Joe Biden prometió no descansar “hasta que cada voto sea contado”, también a través de Twitter.

Los equipos de campaña de ambos lanzaron mensajes que apuntaban al triunfo de sus candidatos en conferencias telefónicas con la prensa.

“Si contamos todas las papeletas legales, creemos que el presidente ganará”, dijo Bill Stepien, director de campaña de Donald Trump.

Pero señaló que los márgenes parecían lo suficientemente estrechos en Wisconsin, uno de los estados más disputados, para justificar un ecuento de votos, una eventualidad que pospondría cualquier resultado certificado por días o semanas.

Por su parte, la directora de campaña de Biden, Jen O’Malley Dillon, dijo que el demócrata está a la cabeza en suficientes estados como para lograr los 270 votantes necesarios para convertirse en el 46º presidente de Estados Unidos.

“Es una conclusión segura”, dijo.

TREVOR POTTER: «NO HAY EVIDENCIA DE FRAUDE»

Abogado de la Universidad de Harvard, Trevor Potter, de 65 años, fue presidente de la Comisión de Elecciones Federales (FEC) de Estados Unidos entre noviembre de 1991 y octubre de 1995. Previamente se había desempeñado como consejero general adjunto de la campaña de George H.W. Bush en 1988. Y tras su paso por la FEC fue consejero general de las campañas presidenciales de 2000 y 2008 de John McCain. Actualmente es presidente de Campaign Legal Center, una organización no partisana en Washington.

En esta entrevista con La Tercera, Potter analiza el complejo escenario electoral surgido en Estados Unidos luego que el Presidente Donald Trump denunciara un supuesto “fraude” y solicitara la detención del conteo de votos.

Donald Trump denunció un “fraude”. ¿Existe este supuesto fraude?

No hay evidencia de ningún “fraude”. Se están contando los votos legales. Trump está por delante en el conteo temprano, por lo que también quiere hacerlo ahora, eso no está permitido.

El presidente pidió que se detuviera el recuento de votos. ¿Eso es legal?

No, no lo es. En Estados Unidos las elecciones están a cargo de los estados según las leyes estatales, y esas leyes significan que los conteos continuarán hasta que se cuenten todas las papeletas legales.

Trevor Potter, expresidente de Comisión de Elecciones Federales de EE.UU.

Trump anunció que acudirá a la Corte Suprema para impugnar los votos por correo. ¿Esa decisión está justificada?

La Corte Suprema no acepta solicitudes de opiniones consultivas. Tiene que haber un caso en el tribunal, en una jurisdicción inferior con una pregunta específica. No existe tal caso para detener el conteo ahora.

Muchos han comparado la situación actual con la ocurrida en Florida en 2000, cuando finalmente la Corte Suprema dictaminó el triunfo de George W. Bush sobre Al Gore. En su opinión, ¿estos escenarios son similares? ¿O el panorama actual es peor?

Hasta ahora, todavía estamos en la fase inicial de conteo en Pennsylvania y en muchos estados, por lo que es demasiado pronto para hablar sobre el caso Bush vs Gore y los tribunales. Solo si la votación final es muy estrecha como en Florida, podrían surgir cuestiones legales. Hasta ahora, el sistema está funcionando según lo diseñado: los estados están contando las papeletas, lo que puede llevar días.

DELAWARE Y VERMONT ELIGEN PARLAMENTARIAS TRANS

Dos candidatas demócratas al Congreso de Estados Unidos por Delaware y Vermont hicieron historia al convertirse en las primeras legisladoras transgénero de sus estados.

Sarah McBride, de 30 años, se convirtió en la primera senadora trans de Delaware, tras obtener el 86% de los votos en el primer distrito de Senado del estado, y de Estados Unidos.

“Lo hicimos. Ganamos las elecciones generales. Gracias, gracias, gracias”, tuiteó el martes por la noche. “Espero que esta noche le muestre a un niño LGBTQ que nuestra democracia es lo suficientemente grande para ellos también”.

Más al norte, en Vermont, Taylor Small, de 26 años, se convirtió en la primera trans elegida para la Cámara de Representantes en este estado, después de obtener el 43% y el 41% de los votos en sus dos distritos.

“¡5º legislador trans en la nación!”, tuiteó.

Sus victorias se producen solo unos años después de que la demócrata Danica Roem se convirtiera en la primera legisladora abiertamente trans del país. Roem fue elegida para la asamblea estatal de Virginia en 2017.

En 2018, la demócrata de Vermont Christine Hallquist se convirtió en la primera persona abiertamente transgénero nominada para gobernador por un partido importante en Estados Unidos. (La Tercera-La Nación-AFP-Cooperativa)

Dejar una respuesta