Lo esencial es también espiritual-Cristián Monckeberg

Lo esencial es también espiritual-Cristián Monckeberg

Compartir

El covid ha generado enfermedad, dolor y muerte. Una de las maneras de enfrentarlo es con estrictas medidas sanitarias, con vacunación y autocuidado, pero también con actividades que son esenciales para la vida de las personas, entre ellas las que promueven la salud física y mental, disponiendo en consecuencia de una franja horaria para practicar deportes.

No obstante, creo que la protección de la salud espiritual de los chilenos aún puede mejorar; por eso estimo que los cultos de los diversos credos deben ser considerados actividades esenciales, modificando las férreas restricciones actuales. La fe y su ejercicio no son un mero capricho o gusto personal, como tomarse un café. Es una parte fundamental de la humanidad, pues permite a millones de personas darle sentido a su vida y tener la esperanza de un futuro mejor. Es, además, una de las más poderosas fuentes de contención emocional con la que cuentan miles de familias en todo el país.

Por esto, felicito al Gobierno por uniformar las condiciones en que se desarrollan las ceremonias de matrimonio en el ámbito civil y religioso. Es un gran paso. Pero, además, haciendo eco de lo que han planteado los representantes de diversos credos, sería deseable analizar prontamente modificaciones a las actuales restricciones de aforos que tienen los templos, por ejemplo, de acuerdo con los metros cuadrados de estos. ¿Por qué en un mall pueden circular cientos de personas y en un templo no pueden superar las cinco? ¿Por qué una persona puede ocupar sus dos horas para ir a comprar y no puede ocupar esas mismas horas para concurrir a una iglesia?

Como ha dicho Carlos Peña, “hay libertades y libertades y la libertad de conciencia o religiosa le da sentido a la vida”… Por eso es grave limitarla. (El Mercurio Cartas)

Cristián Monckeberg Bruner

Dejar una respuesta