Jueza de N. York retira cargos de narcotráfico contra ex ministro de...

Jueza de N. York retira cargos de narcotráfico contra ex ministro de Defensa de México

Compartir

Una jueza de Nueva York accedió este miércoles a retirar los cargos de narcotráfico y lavado de dinero que pesan sobre el ex secretario de la Defensa de México, general Salvador Cienfuegos, en una inusual decisión ante la amenaza de que México cortara relaciones con EE.UU.

El dictamen de la jueza Carol Amon, de la corte del distrito este de Nueva York, abre el camino para que Cienfuegos sea devuelto a su país «de forma expedita» acompañado de alguaciles estadounidenses, para que enfrente un proceso legal México.

El martes, en una inédita decisión, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció que pediría que se retiraran los cargos. El gobierno mexicano elogió la medida y dijo que el arresto de Cienfuegos el mes pasado lo había tomado por sorpresa y que EE.UU. no había compartido información sobre la acusación.

Algunos analistas incluso interpretaron la decisión estadounidense como un «regalo» del Gobierno de Donald Trump a su vecino del sur por no reconocer el triunfo electoral del Presidente electo, el demócrata Joe Biden.

Durante la audiencia del miércoles, la jueza Amon le preguntó al fiscal Seth DuCharme si el fiscal general de EE.UU., William Barr, era quien quería el retiro de los cargos, lo cual afirmó.

DuCharme dijo que la decisión responde a un «balance de intereses» y que el Gobierno estadounidense estima que la medida es beneficiosa para la relación entre México y Estados Unidos.

«No tengo motivos para dudar de la sinceridad de la posición del Gobierno», respondió la jueza Amon durante la audiencia.

CORTE DE RELACIONES CON EE.UU.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard dijo este miércoles en conferencia de prensa que él le había dicho a Barr que Estados Unidos tenía que escoger entre juzgar a Cienfuegos o continuar la cooperación con México: «No puedes tener una cooperación cercana con todas las instituciones de México y al mismo tiempo hacer eso. Hay que escoger. Ustedes deciden», advirtió.

Ebrard explicó que no amenazó con «ninguna acción específica» pero dijo que imaginaba que a Barr eso «le preocupó», y contó que llamó al embajador estadounidense en México, Christopher Landau, para expresarle el enfado de México ante la acusación formal que Estados Unidos llevaba a cabo contra Cienfuegos sin haber avisado.

Por otro lado, el Presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo que la fiscalía en México decidirá si el general será puesto en la cárcel una vez llegue al país. Sin embargo, debido a que no existen cargos contra él en México, es posible que quede libre, agregó.

Ebrard en tanto, dijo hoy que el general «regresa a México en libertad».

Ayer, el canciller había dicho que antes de que Estados Unidos detuviera a Cienfuegos no había una investigación en México sobre el general, pero que tras su arresto se abrió una indagatoria y desde el 6 de noviembre la Fiscalía General de la República tiene toda la documentación de la pesquisa estadounidense.

Pero los analistas en México dudan que Cienfuegos enfrente cargos en su país: «Eso no va a suceder, lo sabemos todos. Regresará a México y quedará libre, porque esa es la garantía que ha dado el Presidente López Obrador al ejército,» escribió el columnista Carlos Loret de Mola en el diario El Universal. (Emol EFE)

Dejar una respuesta