Incidentes en marcha de ultraderecha en Bruselas: 70 detenidos

Incidentes en marcha de ultraderecha en Bruselas: 70 detenidos

Compartir

Hechos de violencia entre manifestantes y la Policía belga tuvieron lugar durante una marcha convocada por la ultraderecha en Bruselas para protestar por el pacto migratorio de la ONU. Se trata de un acuerdo al que ha adherido Bélgica y que abrió grietas en el gobierno al federal, al punto que implicó su ruptura.

Los hechos se produjeron junto al edificio Berlaymont, la sede de la Comisión Europea. La Policía reprimió con gases lacrimógenos y un cañón de agua para dispersar a los manifestantes. De acuerdo con la Policía de Bruselas, 5.500 personas acudieron a la convocatoria, de los cuales entre 300 y 400 habrían intentado invadir el edificio de la Comisión de la UE.

Un portavoz de la Policía de Bruselas indicó a a agencia Efe que 97 personas fueron detenidas, si bien no pudo precisar cuántos de esos individuos pasaron a disposición judicial.

La marcha en un primer momento había sido prohibida el ministro-presidente de la región de Bruselas, Rudi Vervoort. Sin embargo, el Consejo de Estado belga, un tribunal administrativo, suspendió la prohibición el viernes (14.12.2018) al considerar que el temor a los disturbios que pudiera ocasionar la marcha no justificaba su veto.

Belgien Proteste und Ausschreitungen in Brüssel (Reuters/F. Lenoir)

Entre los organizadores y asistentes a la manifestación contra el Pacto Migratorio de la ONU figuran la ultraderecha flamenca del partido Vlaams Belang, la Asociación de Estudiantes Católicos Flamencos (KVHV) y la Asociación de Estudiantes Nacionalistas (NSV).

AGITACIÓN POLÍTICA

El Pacto Migratorio de la ONU agitó la vida política belga, hasta el punto de que la formación nacionalista flamenca N-VA rompió la semana pasada la coalición de gobierno de la que era socia mayoritaria.

La N-VA, que inicialmente había dado su visto bueno a ese texto no vinculante a favor de una migración ordenada y respetuosa con los derechos humanos, cambió de posición en las últimas semanas y dio un ultimátum al primer ministro, el liberal francófono Charles Michel, advirtiéndole de que si firmaba el pacto romperían la coalición.

En paralelo a esta manifestación, también se celebró una concentración de apoyo al pacto migratorio de la ONU a la que según la Policía de Bruselas acudieron 1.000 personas y en la que no se produjeron disturbios. (DW, EFE, afp)

Dejar una respuesta