Francia: grupo de militares suscribe incendiaria carta contra inmigrantes

Francia: grupo de militares suscribe incendiaria carta contra inmigrantes

Compartir

El alto mando militar y el gobierno francés han prometido castigar a los oficiales activos y obligar a los generales reservistas de derecha a retirarse por completo luego de firmar una incendiaria declaración lamentando la «desintegración» de Francia debido al radicalismo islamista y las «hordas» de inmigrantes en los suburbios e insinuar la amenaza de un golpe de Estado.

Publicada la semana pasada en la revista de derecha Valeurs Actuelles (Los Valores de Hoy) en el 60 aniversario de un fallido golpe de Estado liderado por generales en contra de Charles de Gaulle por su decisión de abandonar el control de Argelia, la declaración fue inicialmente desestimada por las autoridades como un brote de excéntrica nostalgia nacionalista de jubilados octogenarios.

Pero pronto se supo que al menos 18 militares activos se encontraban entre los miles de signatarios, mientras que la líder de extrema derecha Marine Le Pen, quien según las encuestas de opinión es el principal rival de Emmanuel Macron para la presidencia en las elecciones del próximo año, respaldó sutilmente su velado “llamado a las armas”.

“Estos son tiempos graves, Francia está en peligro”, decía la declaración. “Sepa que estamos listos para apoyar a los políticos que tomarán en serio la necesidad de preservar la nación… Si no se hace nada, el laxismo seguirá extendiéndose inexorablemente en la sociedad, provocando al final una explosión y la intervención de nuestros compañeros activos para una peligrosa misión de proteger nuestros valores civilizatorios”.

VALORES REPUBLICANOS

Le Pen dijo estar de acuerdo en que “es deber de todos los patriotas franceses, de donde sea que sean, levantarse para restaurar -y de hecho salvar- al país”, aunque enfatizó que esta lucha debe ser política y pacífica.

El general François Lecointre, jefe de personal de las Fuerzas Armadas, dijo que los principales signatarios se habían retirado 20 o 30 años atrás, pero entre los que firmaron también había 18 miembros del personal activo, cuatro de ellos oficiales. Ahora serán castigados de acuerdo con su nivel de antigüedad, mientras que los generales que ya no están activos pero que pueden ser llamados a filas como reservistas serían obligados a retirarse por completo.

«Es una medida excepcional, que lanzaremos de inmediato a pedido del ministro de Defensa», dijo a Le Parisien en una entrevista.

“Al principio me dije a mí mismo que no era muy importante, y luego pensé que los autores sabían muy bien que estaban tomando una posición política. Eso no lo puedo aceptar, porque la neutralidad de las Fuerzas Armadas es fundamental. Pero luego me sorprendió leer allí una llamada a los soldados activos: eso me parece repulsivo».

Lecointre destacó especialmente a Christian Piquemal, el exjefe de la Legión Extranjera Francesa, por sus críticas. Piquemal ya se había visto obligado a jubilarse por completo hace cinco años por haber participado en una manifestación contra los inmigrantes ilegales en Calais.

El primer ministro Jean Castex condenó la declaración después de la reunión semanal de gabinete del miércoles, diciendo que es «contraria a todos nuestros principios republicanos», y criticó a Le Pen por su explotación «inaceptable» de la controversia por razones políticas.

Florence Parly, ministra de Defensa, dijo en Twitter que el apoyo de Le Pen «refleja una grave falta de comprensión sobre la institución del Ejército, que es preocupante para quien quiera convertirse en comandante en jefe».

LA OPINIÓN PÚBLICA

Durante mucho tiempo ha habido preocupaciones en la izquierda francesa sobre el nivel de apoyo a la extrema derecha en la policía, la gendarmería y las Fuerzas Armadas, aunque algunas elecciones recientes, por ejemplo, las elecciones europeas de 2019, sugieren que el Agrupación Nacional (RN, sigla en francés) de Marine Le Pen también es el partido político más popular del país como un todo.

Una encuesta de opinión de Harris Interactive para LCI mostró que 58% de los votantes franceses encuestados apoya a los oficiales que firmaron la controvertida declaración, en comparación con 42% que los critica.

Entre los encuestados que dijeron que apoyaban a un partido político, 86% de los simpatizantes de RN respaldaba a los soldados. Para el partido de centro-derecha Los Republicanos, el apoyo era de 71%, e incluso en el partido La República en Marcha de Macron era de 46%. (por Víctor Mallet, París, Financial Times, DF)

Dejar una respuesta