Cumbre de Madrid: OTAN decide reforzar flanco oriental con más tropas

Cumbre de Madrid: OTAN decide reforzar flanco oriental con más tropas

Compartir

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, se ha preparado par la cumbre, como siempre lo hace. En realidad, este encuentro de la OTAN, que se realiza desde el 28 hasta el 30 de junio de 2022, iba a suponer para él la despedida, pero, debido al ataque de Rusia a Ucrania, Stoltenberg seguirá en su cargo. Los 30 países aliados quieren que este diplomático avezado continúe al mando de la OTAN en tiempos de crisis.

Stoltenberg, de 63 años, secretario general de la OTAN desde 2014, marca un rumbo claro. «En Madrid se tomarán decisiones centrales para el futuro de la OTAN. Adoptaremos un nuevo concepto estratégico, fortaleceremos nuestra capacidad de defensa y decidiremos sobre un paquete de ayuda integral para Ucrania”, dijo Jens Stoltenberg a la revista alemana Der Spiegel.

Stoltenberg y otros diplomáticos de la OTAN están tratando de minimizar la disputa entre Turquía, miembro de la OTAN, y Suecia y Finlandia, países candidatos.

Uno de los puntos clave de esta cumbre es el flanco del este de Europa. Desde que comenzó la guerra rusa contra Ucrania, a cada uno de los socios de la alianza le quedó claro lo que viene siendo tematizado desde hace años en las reuniones de planificación de la OTAN: la amenaza rusa con armamento convencional es mayor de lo que se pensaba. Por eso, en el nuevo concepto estratégico, a Rusia ya no le llama «socio”, sino «oponente”.

Amenaza más significativa de Rusia: el secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg.«Amenaza más significativa de Rusia»: el secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg.

TROPAS ALEMANAS A LITUANIA

La «robusta” brigada que el canciller alemán, Olaf Scholz, anunció durante su última visita a Lituania, a principios de junio, permanecerá en un 50 por ciento estacionada en Alemania, y sus fuerzas solo serían trasladadas a Lituania en caso de crisis. La otra mitad estaría presente de manera rotativa en ese país báltico. A eso se suman otros 2.000 soldados de otros aliados de la OTAN que llegarían a Lituania, de modo que la brigada adicional de la OTAN, bajo el liderazgo de Alemania, comprendería cerca de 5.000 soldados.

Stoltenberg espera que, en la cumbre en Madrid, el ejemplo de Alemania haga escuela como «un nuevo tipo de despliegue de tropas”, y que también otros Estados miembros de la alianza asignen brigadas de combate a otros países en el flanco oriental europeo. Gran Bretaña, Francia, Dinamarca, y quizás Canadá, también podrían comprometerse a ello, según diplomáticos de la OTAN.

El ministro británico de Defensa, Ben Wallace, dejó en claro durante un encuentro ministerial en Bruselas, hace dos semanas, que el tiempo apremia.

La sede de la cumbre en la capital española ya está siendo asegurada por las fuerzas policiales.La sede de la cumbre en la capital española ya está siendo asegurada por las fuerzas policiales.

TROPAS ESTACIONADAS: ¿PERMANENTES O ROTATIVAS?

El presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, no ocultó, en entrevista con DW la semana pasada, que desea la presencia de una mayor cantidad de tropas en su país. «Necesitamos soldados en el país, porque ese es el mejor método para disuadir a Rusia”, dijo.

Las tropas rusas, según Nauseda, se estacionan cada vez más en Bielorrusia, en las cercanías. «Por supuesto que apenas tenemos margen de reacción y la OTAN tendría muy poco tiempo para hacerlo”, explicó el jefe de Estado lituano sobre la estrategia de Rusia. «Estoy muy feliz de que Alemania haya decidido enviar fuerzas adicionales”, señaló. Pero hubiera preferido que la brigada permaneciera estacionada de forma permanente en Lituania.

«LA OTAN ESTÁ UNIDA»

En los últimos meses, la OTAN ya había reforzado su presencia en el flanco oriental. Los grupos de combate ya existentes, unidades de 1.000 hasta 2.000 personas, incrementaron sus fuerzas en Polonia, Estonia, Letonia y Lituania. En Eslovaquia, Hungría, Rumania y Bulgaria se crearon nuevos battlegroups que están creciendo lentamente. Debido a la amenaza rusa, la OTAN estima que, en marzo de 2022. ya había 100.000 soldados estacionados en Europa, casi 10.000 de ellos solo en Polonia. 40.000 hombres y mujeres soldados están bajo el mando directo de la OTAN.

TURQUÍA LEVANTA VETO DE INGRESO A FINLANDIA Y SUECIA

Turquía levantó hoy martes su veto a la candidatura de Finlandia y Suecia para unirse a la OTAN, después de que los tres países acordaron proteger la seguridad de los otros, poniendo fin a un drama de semanas que puso a prueba la unidad de la alianza ante la invasión rusa de Ucrania.

El acuerdo se dio tras cuatro horas de conversaciones justo antes de que comenzara la cumbre de la OTAN en Madrid, evitando un embarazoso estancamiento en la reunión que tiene como objetivo mostrar resolución contra Rusia, ahora vista por la alianza liderada por Estados Unidos como una amenaza directa a la seguridad en lugar de un posible adversario.

El acuerdo significa que Helsinki y Estocolmo pueden seguir adelante con su solicitud de adhesión a la alianza, consolidando lo que va a ser el mayor cambio en la seguridad europea en décadas y mientras los países nórdicos, durante mucho tiempo neutrales, buscan la protección de la OTAN.

«Nuestros ministros de Asuntos Exteriores han firmado un memorando trilateral que confirma que Turquía apoyará la invitación de Finlandia y Suecia para convertirse en miembros de la OTAN», declaró el presidente finlandés Sauli Niinisto en un comunicado.

«Los pasos concretos de nuestra adhesión serán acordados por los aliados de la OTAN durante los próximos dos días, pero la decisión es inminente», agregó.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y la presidencia de Turquía confirmaron el acuerdo tras las conversaciones entre el jefe de la OTAN, el presidente turco Tayyip Erdogan, la primera ministra sueca Magdalena Andersson y Niinisto.

El primer ministro británico, Boris Johnson, tuiteó: «Fantásticas noticias en el inicio de la cumbre de la OTAN. La adhesión de Suecia y Finlandia hará que nuestra brillante alianza sea más fuerte y segura».

Stoltenberg dijo que los 30 líderes de la OTAN convocarán ahora a Finlandia, que comparte una frontera de 1.300 kilómetros con Rusia, y a Suecia a unirse a la OTAN y que se convertirían en «invitados» oficiales. «La puerta está abierta: el ingreso de Finlandia y Suecia en la OTAN se producirá», agregó.

Sin embargo, incluso con la invitación formal concedida, los parlamentos de los aliados de la OTAN deben ratificar la decisión, un proceso que podría llevar un año.

Las principales exigencias de Ankara eran que los países nórdicos dejen de apoyar a los grupos militantes kurdos presentes en su territorio, y que levanten sus prohibiciones a algunas ventas de armas a Turquía.

Stoltenberg dijo que los términos del acuerdo implican que Suecia intensifique el trabajo sobre las solicitudes de extradición de militantes sospechosos por parte de Turquía y que se modifique la legislación sueca y finlandesa para endurecer su enfoque hacia ellos. Agregó que Suecia y Finlandia levantarán sus restricciones a la venta de armas a Turquía.

Ankara ha expresado su profunda preocupación por el hecho de que Suecia haya dado cobijo a lo que califica de militantes del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que se alzó en armas contra el Estado turco en 1984. Estocolmo niega la acusación.

El comunicado de la presidencia turca dijo que el acuerdo alcanzado hoy martes significa «la plena cooperación con Turquía en la lucha contra el PKK y sus afiliados».

Por otro lado, el presidente turco, Tayyip Erdogan, dijo que habló con Biden hoy martes, antes de la reunión prevista en Madrid. Destacando los planes para continuar las conversaciones con Biden de la adquisición, por parte de Ankara, de sistemas de defensa aérea S-400 de Rusia -que provocaron la imposición de sanciones estadounidenses- y una solicitud de compra de 40 aviones F-16 y kits de modernización de Washington, así como otras cuestiones bilaterales.

La invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero, que según Moscú es una «operación especial», contribuyó a anular décadas de oposición a la adhesión a la OTAN en Suecia.(DW-DF Reuters)