Contrataciones e inversiones afectadas por incertidumbre en medidas sanitarias

Contrataciones e inversiones afectadas por incertidumbre en medidas sanitarias

Compartir

“La incertidumbre generada por la pandemia, y en particular por la evolución de las medidas sanitarias, está afectando los procesos de toma de decisiones de las empresas”, señala el Informe de Percepciones de Negocios, realizado entre el 7 y 28 de abril por el Banco Central y en el que recogió las perspectivas generales de 100 gerentes y ejecutivos entrevistados vía online.

Realizar proyecciones, concretar contrataciones y echar a andar sus proyectos de inversión son las principales dificultades que advierten los empresarios, según el análisis hecho por el instituto emisor.

Esto, en un contexto en que los empresarios siguen apostando a que este año tendrán un mejor desempeño que el registrado durante el primer año de pandemia ya que “siguen apostando a que el 2021 será un mejor año que el 2020, más allá del efecto que el endurecimiento de las restricciones sanitarias ha tenido en el desempeño reciente de las empresas”

El reporte entrega como resultado que “más de la mitad de las empresas que respondieron la encuesta tuvo una caída de su actividad respecto de enero y/o marzo de este año”.

En el análisis se evidencia que las empresas de menor tamaño son las más afectadas por las limitaciones a la movilidad, mientras que las más grandes tienen mayor grado de adaptabilidad, lo que da cuenta de la heterogeneidad con que la crisis sanitaria impacta en los distintos sectores productivos del país.

Esto se grafica en que entre quienes responden la encuesta -mayoritariamente empresas con menos de 50 trabajadores (62% de la muestra)- el 55% manifiesta que las últimas cuarentenas están afectando su desempeño en una intensidad similar o mayor que las instauradas durante la primera ola. En cambio, en las empresas más grandes resaltan que se han podido adecuar de mejor forma a las actuales restricciones, con lo que han observado un efecto bastante menor en la actividad comparado con el comienzo de la pandemia.

¿En qué consiste la adaptación? Protocolos sanitarios, nuevas tecnologías que permiten el trabajo a distancia, automatización de procesos o realización de ajustes en la logística de ventas, son algunos de ellos, y  el reporte señala que en las empresas de menor tamaño ha sido más compleja su incorporación, dado que “se han dedicado más a la sobrevivencia del negocio que a su adaptación”.

MERCADO LABORAL

Por el lado del empleo, el informe exhibe que la incertidumbre ha postergado los planes de contratación de nuevos trabajadores. El 40% de quienes respondieron la consulta tenía planes de aumentar su dotación durante este año, los que se han visto fuertemente afectados por la evolución de la pandemia. De hecho, solo un quinto indica que no han variado sus planes, mientras que más de la mitad los ha postergado y casi un cuarto definitivamente los desechó.

En tanto, los casos que reportan nuevos despidos y/o suspensión de contratos se concentran en los sectores que han visto detenidas sus operaciones a partir de las nuevas cuarentenas, como algunos rubros del comercio, el turismo y la hotelería.

Otra arista en el mercado laboral es que “gran parte de los entrevistados destaca la dificultad para encontrar personal, especialmente en empleos de menor calificación”

El temor a los contagios, las medidas de apoyo a los ingresos derivados de los retiros de ahorros previsionales y del gobierno, y las responsabilidades familiares ante la ausencia de clases presenciales, se mencionan regularmente como factores que podrían explicar la dificultad para encontrar personas dispuestas a trabajar, señala el reporte.

En la agricultura, en especifico se apunta al cierre de las fronteras que dificultó la llegada de migrantes en la temporada de cosechas, por ejemplo.

En la construcción, se alude a que las personas están prefiriendo trabajar de manera independiente en el arreglo de viviendas. Asimismo, se comenta que nuevamente la minería está atrayendo a trabajadores de otros sectores y regiones.

INVERSIÓN E INSUMOS PARA LA PRODUCCIÓN

En la decisión de postergar los proyectos de inversión en carpeta la incertidumbre también ha sido clave. Casi el 60% de los encuestados manifiesta que tenían planes de inversión para este año, cifra que es similar a la reportada en las encuestas de los Informes de noviembre y febrero pasados.

Sin embargo, en esta ocasión disminuye significativamente el grado de certeza respecto de la realización de estos proyectos, la que alcanza a algo menos de 40% de los encuestados (respecto de casi 70% en febrero). Más aún, solo el 16% de las empresas que tenía proyectos de inversión para este año estima que podrá ejecutarlos en su totalidad. Más de la mitad señala que están evaluando su ejecución o, derechamente, ya no se llevarán a cabo.  Eso sí, los encuestados siguen destacando que las inversiones que sí se mantienen son aquellas orientadas a la reducción de costos y a la automatización de procesos.

En tanto por el lado de los insumos para la producción, más del 60% de los encuestados indica la falta de disponibilidad de materias primas, insumos y/o productos para la venta.

Esto, indica el informe, se extiende “ya por varios meses” por lo que se evidencia una preocupación por el agotamiento de stocks en materiales de construcción, artículos de ferretería y vehículos. En esta consulta hay un incremento en los rubros que manifiestan algún tipo de dificultad de abastecimiento, lo que se suma a que se han multiplicado los entrevistados que relatan aumentos de los precios de los insumos.

“Tras estas dificultades se señalan tanto incrementos de demanda como problemas por el lado de la oferta”, advierte el análisis del Central.

El acento, por el lado de la demanda, lo pone en que la mayor disponibilidad de liquidez de algunos clientes -derivado, entre otros, de los retiros de ahorros previsionales-, que en los momentos en que se logró mayor apertura de la economía generó una demanda que superó con creces los stocks que se habían presupuestado. Mientras, por el lado de la oferta el énfasis está en que  varios entrevistados comentan la dificultad que tienen para mantener el ritmo de producción, ya sea por los contagios, las restricciones sanitarias, problemas operativos en las plantas productoras de insumos, la mayor lentitud en los trámites y permisos por el cierre de oficinas públicas o por una conjunción de varios de estos factores.

Ante esto, “varios comentan que estas dificultades se han traducido en incrementos de sus costos y los están llevando a subir sus precios de venta”.

Respecto de las condiciones financieras, la información apunta a que el crédito fluye a las empresas que solicitan financiamiento, aunque no todas las que lo necesitan llegan a pedirlo. (DF)

Dejar una respuesta