Chile cae al puesto 11 entre los más atractivos para inversiones mineras

Chile cae al puesto 11 entre los más atractivos para inversiones mineras

Compartir

Una nueva caída registró Chile entre las jurisdicciones más atractivas para la inversión minera en el mundo, según la encuesta realizada por el think tank canadiense Fraser.

El país, según el informe realizado en base a encuestas a ejecutivos de empresas de exploración y correspondiente a 2015, se ubicó en el lugar once dentro de 109 distritos. En 2014, se posicionó en el número nueve dentro de 122 jurisdicciones.

El índice de atractivo de inversión, que fue incorporado el año pasado a la medición, combina la percepción sobre las políticas públicas, con un peso del 40%, y los recursos mineros del distrito, con 60% de relevancia en el global.

Chile registró un puntaje de 79,81, equivalente a una caída de 2,5% respecto a la valorización de 2014.

Utilizando la fórmula de cálculo para determinar el índice de atractivo de inversión, Chile en 2013 tuvo su mejor ubicación, al posicionarse cuarto entre 112 jurisdicciones.

A nivel mundial, Australia, Canadá y Estados Unidos concentran las mejores zonas para la inversión en este sector. También asoman Irlanda y Finlandia, mientras que Australia Occidental ocupó el primer puesto y desplazó a Nevada.

Respecto al índice de políticas públicas (PPI por sus siglas en inglés), Chile cayó al lugar 26 en el ranking, cuatro puestos más abajo que 2014, pese a una mejora marginal en su puntaje, el que pasó de 83,16 en 2014 a 83,50 en 2015.

Hasta 2013, el PPI era la principal conclusión del estudio del Fraser, al cuantificar qué tan atractivas son las zonas de exploración minera en base a las políticas del gobierno para el tratamiento de la inversión en esta industria. Según el estudio, este indicador sirve como una carta a los gobiernos para mejorar sus políticas desde el punto de vista de los exploradores.

PERÚ AUN LEJOS

Pese a la pérdida de terreno en el concierto mundial, Chile sigue liderando en América Latina. Perú asoma como el segundo en esta parte del planeta, gracias al lugar 36 que, de todas formas, representó un descenso de 10 lugares en un año.

México, a su vez, perdió el segundo puesto en la región al caer doce puestos en 12 meses, ubicándose a nivel global en el lugar 37 del índice de atracción minera.

Más abajo aparecen Colombia (55), Brasil (56), Nicaragua (65), Salta en Argentina (71), Panamá (74) y San Juan en Argentina (75). República Dominicana (81) cierra el listado de los distritos más relevantes en América Latina.

Sobre Chile, el documento destaca que sigue liderando la región y que tuvo una pequeña mejora en el índice de percepción de políticas públicas.

Además, el think tank recoge dos opiniones de entrevistados. La primera es del presidente de una compañía productora de más de US$ 50 millones que señala que “Chile tiene un proceso de permisos de exploración eficiente para los programas de exploración brownfield”.

El vicepresidente de una empresa de exploración señaló a Fraser que “es fácil asegurar los derechos mineros en el país”.

Por contrapartida, varias de las jurisdicciones argentinas analizadas por el centro de estudios canadiense resultaron entre las peor calificadas.

Es así que la provincia de La Rioja desplazó a Venezuela como el distrito menos atractivo para la inversión minera.

Chubut, Mendoza y Río Negro, en tanto, también ocupan un lugar dentro de los diez destinos más resistidos por las empresas de exploración minera.

PRECIO DEL COBRE

Aunque hoy está ligado al sector eléctrico, Thomas Keller, gerente general de Colbún, conoce de cerca la minería y es más optimista sobre su futuro que la mayoría de los analistas.

En el marco del seminario «Economías Emergentes en problemas» realizado por LarrainVial, el ex presidente ejecutivo de Codelco dedicó parte de su exposición a analizar la caída de precios de las materias primas, especialmente el cobre, señalando que el desajuste entre oferta y demanda que hoy tiene a los precios en torno a los US$ 2 por libra, será de corto plazo.

Agregó que los analistas, que han mostrado cierto pesimismo respecto de la recuperación de los precios, «se han equivocado sistemáticamente». «Veo perspectivas más auspiciosas y creo que es peligroso que Chile abandone la estructura de crecimiento basada en la minería, porque creo que el cobre se va a ubicar en precios de US$ 2,50 por libra», señaló.

El ejecutivo sostuvo que la baja de precios que ha sufrido el metal, con el fin del llamado superciclo de precios, no debe ser tomada de forma dramática. «El fin del superciclo no significa que volvamos al infierno», señaló.

En su exposición, el otrora ejecutivo de Codelco analizó los desafíos de las compañías al internacionalizar sus operaciones. En diciembre, Colbún tomó control de la generadora peruana Fenix Power, y adelantó que siguen interesados en ingresar a Colombia, esto tras retirarse de la subasta por la generadora Isagen.

«Seguimos buscando oportunidades en esos dos mercados (…) siempre hemos dicho que lo más escaso son las oportunidades de inversión, y cuando hay buenos proyectos siempre hay recursos», dijo.

En este sentido, sostuvo que la fórmula de la eléctrica de adquirir activos en operación e ingresar en compañía de socios con experiencia en el mercado local, les ha permitido disminuir los riesgos.

Respecto de la mejora del panorama de inversión en Argentina, sostuvo que se trata de un mercado interesante, pero que deben concretarse cambios regulatorios relevantes para que sea una opción de para el sector eléctrico.

El ejecutivo señaló que el mercado chileno se ha vuelto más complicado para el desarrollo de proyectos eléctricos, principalmente por la demora en la tramitación ambiental y la obtención de permisos, así como por la menor demanda eléctrica, producto de la desaceleración económica.

«Hoy la demanda está creciendo a tasas muchos menores a las que estábamos acostumbrados, y por lo tanto hay menos necesidad de aumentar la oferta a las tasas que teníamos a la vista hace cuatro o cinco años atrás», señaló.

PÉRDIDAS PARA GLENCORE

Otro gigante minero reportó números rojos. Esta vez fue el turno de la anglo-suiza Glencore que ayer informó pérdidas por US$ 4.964 millones para el ejercicio 2015, explicado en gran parte por la abrupta caída de los precios de las materias primas. Esta cifra se compara negativamente con las utilidades por US$ 2.308 millones de 2014.

Una de las principales preocupaciones de la compañía es su alto nivel de deuda, que alcanzó a los US$ 25.889 millones el año pasado, lo que de todas formas equivale a una disminución interanual del 15%.

Entre las medidas que tomó la minera para disminuir las deudas figura la venta de activos, como la mina chilena Lomas Bayas. En su informe de resultados dijeron que esperan sellar esa operación a más tardar durante el segundo trimestre de este año. Sumado a otros activos, Glencore pretende recaudar entre US$ 4.000 millones a US$ 5.000 millones.

El CEO de la minera, Ivan Glasenberg, indicó que su prioridad es «la reducción de la deuda, la disciplina en los suministros y las eficiencias de los costos».

 

Dejar una respuesta