Bolsonaro nombra a Gral. de Ejército responsable de instituto de reforma agraria

Bolsonaro nombra a Gral. de Ejército responsable de instituto de reforma agraria

Compartir

A través de sus redes sociales, el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, manifestó su «satisfacción» por anunciar al General del Ejército Jesús Correa, como nuevo presidente del Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (Incar), organismo estatal responsable de la administración de las tierras públicas, y de los planes de la reforma agraria del Gobierno.

Bolsonaro, quien es Capitán de la reserva del Ejército brasilero, fortalece con ese nombramiento la fuerte presencia militar en su Gobierno, que ya cuenta con el vicepresidente y general de la reserva Hamilton Mourao, y cinco ministros procedentes de las Fuerzas Armadas, así como otros cuatro que estudiaron en instituciones de guerra.

Los programas en torno a las tierras y la reforma agraria, han estado paralizados durante los últimos años, lo que ha motivado a varias protestas del Movimiento de los Sin Tierra (MST), que representa a miles de campesinos que exigen más espacios para poder desarrollar sus labores.

Bolsonaro, quien asumió el poder el 1 de enero pasado, ha sido un constante crítico del MST, quienes promueven ocupaciones de tierras tanto públicas como privadas para forzar al Gobierno a acelerar sus planes en torno a la reforma agraria.

El líder de la ultraderecha brasilera incluso ha dicho que propondrá una reforma a las leyes penales, con el fin de que actos como los realizados por el MST sean considerados «terroristas», con lo cual las penas por esas ocupaciones serían mucho más duras.

El secretario especial de Asuntos Fundiários (tierras) del Ministerio de Agricultura, Antonio Nabhan García, un empresario vinculado a los grandes dueños de haciendas del país, celebró el nombramiento anunciado y afirmó que por primera vez el Incar «estará en manos de un general».

El mandatario se encuentra ingresado en un hospital de Sao Paulo desde el pasado 27 de enero, donde fue operado para retirar una colostomía aplicada en septiembre pasado, después de ser atacado con un cuchillo por un hombre durante una campaña electoral y quedar gravemente herido en el abdomen.

Los médicos habían previsto su alta para esta semana, pero la aplazaron debido a que, a pesar de que evoluciona positivamente, surgió un cuadro de neumonía que debe ser tratado con antibióticos al menos hasta el próximo miércoles.

De todos modos, Bolsonaro se mantiene en contacto con miembros de su Gobierno y este viernes recibió en el hospital al ministro de Infraestructura, Tarcísio Gomes, con quien fue informado que trató sobre asuntos relativos a esa cartera.

MEJORA DE SALUD

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, mejoró y ya no tiene fiebre tras sufrir un cuadro de neumonía luego de someterse a una cirugía abdominal hace casi dos semanas, informó este sábado el hospital en el cual convalece en Sao Paulo.

El mandatario, de 63 años, “continúa sin fiebre y con una buena evolución clínico quirúrgica”, indicaron desde el Hospital Israelita Albert Einstein en su reporte diario. “El cuadro pulmonar está en regresión y hubo mejoría en los exámenes de laboratorio”, añadieron.

Bolsonaro continúa en la unidad de cuidados semiintensivos desde el 28 de enero, cuando fue sometido a una reconstrucción del tránsito intestinal para retirarle la bolsa de colostomía que cargaba a raíz de la puñalada que recibió en el abdomen el 6 de septiembre.

En principio, el mandatario había presentado una fiebre que fue tratada con antibióticos, pero volvió y los exámenes que le realizaron reportaron “una imagen compatible con la neumonía”, según el parte médico del jueves último.

Estas complicaciones ampliaron el tratamiento y han impedido que los médicos establezcan una fecha para el alta del presidente, quien inicialmente debía salir del hospital el miércoles. También continúa con las visitas restringidas.

Sin embargo, el jefe de Estado dejó de utilizar una sonda nasogástrica y volvió a comer alimentos blandos, además de líquidos.

“Debido a la evolución del tránsito intestinal y la buena aceptación de la dieta líquida, hoy fue iniciada una dieta cremosa, con buena asimilación”, agregó el reporte.

“Sigue con antibióticos y la nutrición parenteral”, continúa realizando ejercicios respiratorios y se aumentaron los periodos de caminatas fuera del cuarto para evitar una trombosis venosa.

El periodo de convalecencia no le impide seguir comunicándose por las redes sociales, donde en los últimos días ha estado muy activo, publicando fotos de momentos en los que come o se reúne con ministros.

“Quiero agradecer de verdad las oraciones de la gran mayoría de la población brasileña. Si no fuese por eso y por la capacidad de los involucrados en mis 3 cirugías en los últimos 5 meses no estaría vivo”, escribió en Instagram.

Tras el atentado de septiembre en el estado de Minas Gerais (sudeste) por parte de un exmilitante de izquierda, Bolsonaro fue sometido a una colostomía y al día siguiente fue trasladado al prestigioso hospital paulista, donde permaneció 23 días y tuvo que ser operado una segunda vez. (Emol-EFE-Bio Bio AFP)

Dejar una respuesta