Vallejo dice que actual Constitución limita cumplimiento del programa FA-PC

Vallejo dice que actual Constitución limita cumplimiento del programa FA-PC

Compartir

En entrevista con La Prensa -diario regional del Maule-, la ministra Secretaria General del Gobierno, Camila Vallejo señaló que la actual Constitución presenta “limitaciones y trabas” para implementar el programa de gobierno trazado por el Ejecutivo.

Sin embargo, en la misma conversación, Vallejo aclaró que, en caso de resultar victoriosa la opción del Rechazo en el plebiscito del próximo 4 de septiembre, como gobierno buscarán profundizar la hoja de ruta que le prometieron a la ciudadanía.

“Vamos a seguir gobernando y empujando con la misma convicción y fuerza nuestro programa, porque es algo que comprometimos a la ciudadanía, pero evidentemente gobernar con la Constitución de 1980 te impone limitaciones y trabas que, efectivamente, dificultan el cumplimiento en profundidad del programa que tenemos”, aseguró la secretaria de Estado.

En esa misma línea, Vallejo sostuvo que “sea cual sea el escenario, nosotros damos por sentado que, más temprano que tarde, esa Constitución (la actual) tiene que acabar”.

Las declaraciones de la ex dirigente estudiantil, se suman a las que ya había realizado el 6 de junio -en respaldo a los dichos del Ministro Jackson- cuando manifestó que la profundidad del programa de gobierno dependía “en gran medida de lo que pase el 4 de septiembre”.

“Es obvio, y así lo señaló el Presidente de la República, el pueblo de Chile, la ciudadanía, nuestros compatriotas, bien saben todas las dificultades que tuvimos durante décadas de empujar cambios profundos en nuestro país por los límites constitucionales, por los quórums supra mayoritarios, por el TC, que declaraba inconstitucional muchas de las reformas y las leyes que el Congreso empujaba a demanda de la ciudadanía”, apuntó en ese entonces.

En la conversación que sostuvo con el medio regional, la vocera de gobierno aprovechó de abordar las críticas que la oposición ha manifestado en torno a los errores no forzados y a una presunta falta de prescindencia del Ejecutivo ante la propuesta de texto de la Convención Constitucional.

“La crítica ha sido importante, en su momento muy difícil. Nos tocó gobernar en un proceso de cambios importantes, nos ha impactado de manera muy fuerte la inflación, estamos enfrentando un alza sostenida en el tiempo de la delincuencia (…). El compromiso es alto y ha habido un intenso despliegue en estos cinco meses, tratando de resolver cosas que no se habían resuelto en 20, 30 o 60 años”, aseveró la ministra.

En esa línea, agregó que, como gobierno “se nos exige un estándar mayor y está bien; antes existían las ‘Piñericosas’ y hoy una frase desafortunada es el centro de la atención y la crítica por semanas, pero es parte de lo que nos toca y hay que echarle para adelante porque, al final, estamos acá por las personas y para tratar de mejorar sus condiciones de vida y, al mismo tiempo, cómo transformamos un modelo y un sistema que es injusto y abusivo”. (La Tercera)