Usach: Decano Friedman explica uso irregular de fondos y estudiantes van a...

Usach: Decano Friedman explica uso irregular de fondos y estudiantes van a paro

Compartir

“No me gusta la palabra desfalco”, dice Jorge Ricardo Friedman Rafael (60), decano de la Facultad de Administración y Economía (FAE) de la Universidad de Santiago de Chile ante los 600 estudiantes el miércoles 5 de junio llegaron a la asamblea que convocó para explicar el estado financiero de la facultad que informó La Tercera PM el 31 de mayo.

En un podio y con apoyo de un Power Point el ingeniero, especialista en Economía Internacional y Desarrollo Económico de la Universidad de California, Berkeley, U.S.A, asegura que la FAE -que encabeza como decano desde 2014- ya no tiene el déficit de 1000 millones que tenía en 2017  y que se atribuye a su gestión.

También se extiende para explicar frente a los estudiantes la auditoría interna realizada por la Usach que cuestionó que el edificio Recicla FAE -que inauguró en 2017 con un costo de $850 millones- se construyera sin licitación pública y usando fondos por rendir de la Sociedad de Desarrollo Tecnológico (SDT), entidad privada creada en 1990 que le permite el financiamiento de proyectos.

Tal como detalló este medio, la investigación interna de la Usach da cuenta que en  2016 y 2017 veintiseis funcionarios de la Facultad solicitaron fondos por rendir a la universidad que “tenían directa relación con el pago a honorarios, materiales de construcción, mantención y/o reparación” del edificio Recicla. En 2016 se pidieron $253.767.140 y el 2017 otros $137.883.296.

Frente a la asamblea, Friedman reconoce que se saltó la norma y que –como una forma de enfrentar la burocracia interna de la Usach- optó por solicitar fondos por rendir a la FAE para tener lograr inaugurar las nuevas instalaciones en marzo de 2017.

Eso sí, el decano asegura que de los $253 millones, solo $100 millones se ocuparon para la construcción de Recicla. También acota que fueron seis los funcionarios que pidieron fondos para el proyecto. En esa nómina está él mismo, que pidió 18 millones y reconoce que parte de esos fondos llegaron a su cuenta corriente.

“Me habría encantado licitar”, dice Friedman paseándose con un micrófono en la mano. Un alumno le pregunta por qué se expuso a cuestionamientos evadiendo las normas de la universidad para construir el edificio mecano que se ve desde la ventana. El académico responde que él no es de los funcionarios que optan por no hacer nada para no correr riesgos.

En conversacion con  La Tercera PM, Friedman hoy ahonda en las razones que a su juicio justificaban usar fondos de la SDT para agilizar la construcción del proyecto inmobiliario.

¿Qué hacía necesario que parte de esos fondos por rendir financiaran la construcción de Recicla?

En la Usach hacer algo es sumamente complejo. Recicla está a tres cuartos de construcción cuando en noviembre se detienen todos los pagos a los proveedores por instrucción superior…Entonces mandamos a pedir fondos por rendir a la SDT -que es privada-  y con eso se van pagando elementos de construcción o facturas de proveedores.

Hay funcionarios que pidieron fondos que suman hasta $77 millones, ¿por qué era necesario que algunos de ellos le traspasaran los fondos a usted? 

“Si la compra era pequeña yo le decía “págale tu al proveedor”. En la medida que fuera una compra que implicara tres diferentes proveedores, generalmente, le decía a la persona deposítame y yo voy a pagar. La razón era evitar que cada persona que tiene un fondo por rendir fuera cuestionada. Si me preguntas si hay personas que pidieron un fondo y luego yo pagué ese fondo: sí. Un ejemplo es la empresa MyT (que luego demandó a la Usach) que para que siguieran juntamos dos o tres fondos por rendir y le hacemos un traspaso de 16 millones, yo hago ese traspaso”.

¿La rectoría estaba al tanto de esta modalidad?

Si me preguntas si yo llamo al rector y le pregunto: “Señor rector ya que no puedo seguir construyendo, voy a usar un fondo por rendir: no”. Pero el director ejecutivo de la SDT él es quien los otorga, los firma y entrega.

PAGOS AUTOASIGNADOS

El déficit de la FAE, según ha dicho internamente el director de la SDT, no se explica solo por la construcción de Recicla, sino también por un aumento de un 30% de pagos al personal. El decano reconoce a La Tercera ese aumento y también el pago de fondos extra a través de la entidad.

¿Además de su sueldo como decano tiene otras entradas de dinero en la universidad? 

Los académicos que ahora trabajan  para la SDT ahora ganan mucho más que antes. Hay entre los que ganan cero que no hacen ninguna actividad vespertina hasta los que ganan 50 millones en el año. Yo gano 30 millones al año por la SDT.

¿Eso es distinto a su sueldo?

Mi sueldo líquido deben ser de $4.500.000 ($5.930.202 bruto, según transparencia). Lo extra responde a actividades de dirección de proyectos, de dirección de magister y de supervision que se hace o de clases.

En julio de 2017 usted emite una boleta a la SDT por $1.710.000, ¿a qué responde ese pago?

Responde a cuando generamos un grupo de ventas que aumentó de 90 a 200 alumnos. En ese momento destiné toda mi energía entonces me pagué por esta actividad.

¿Quién determina la tarifa?

Tenemos un tarifario asociado a los directores de magister que va entre el millón y los dos millones y medio. Esa es la base y vamos determinando en el decanato qué es lo que nos parece justo.

En la asamblea del miércoles, usted habla de su patrimonio. Según información a la que accede La Tercera PM, en 1993 inició una sociedad con Anna María Elmgren Soderquist, con patrimonio en Islas Vírgenes, ¿sabe que ella está siendo investigada por el caso de adopciones ilegales?

Ella es la mamá de un gran amigo mío, debe tener 90 años. ¿Islas vírgenes? Puede ser, pero no son míos esos fondos. Esa sociedad no se mueve desde hace 15 años.  No creo que ella haya tenido nada que ver con ninguna adopción ilegal. Cuando Chile era pobre, ella con el gobierno sueco adoptaban niños que iban Suecia. No creo que haya habido nada extraño.

PARO EN LA FAE

La explicaciones del decano Friedman no dejaron conforme a los estudiantes esta semana. Tras la asamblea votaron por el paro en tres escuelas de la facultad.

La movilización estudiantil fue internamente cuestionada por el vicedecano Alberto Mayol -mano derecha de Friedman- a través de una carta a la comunidad de la Usach a la que tuvo acceso este medio.

“Con estupor presencio, desde mi oficina, un cartel acusatorio y, al mismo tiempo, me informo de un paro estudiantil de confuso título”, dice Mayol en su mensaje.

“Por años he sido defensor de las movilizaciones de estudiantes que, conscientes de la naturaleza de lo que señalan y de las consecuencias de su actuar, buscan denunciar hechos o transformar la sociedad. Pero por cierto, muchas he visto situaciones donde el mismo actor genérico, una movilización estudiantil, se puede usar para acusaciones injustas o para destruir el prestigio de gente que no lo merece. Lo he visto con valiosos académicos y hoy me toca verlo de cerca con alguien, como el Decano Jorge Friedman”, añade Mayol.

 

La Tercera/Agencias

 

Dejar una respuesta