U. del Pacífico explica crisis y dice que “explora alianzas” con dos...

U. del Pacífico explica crisis y dice que “explora alianzas” con dos instituciones

Compartir

La aguda crisis financiera por la que atraviesa la Universidad del Pacífico ha significado un descontento creciente por parte de los alumnos de la casa de estudios, lo que derivó en la toma de una de las sedes del plantel ¿La razón? “Nos encontramos a la deriva”, afirman los estudiantes.

La incertidumbre sobre la continuidad de la universidad para el próximo año es lo que ha gatillado la tensión. “Existe un descontento generalizado que explotó con la toma”, aseguró a El Mercurio Javier Iñiguez, el vocero de los alumnos, quien dijo que junto a sus compañeros viven una situación crítica y no han recibido “respuestas o garantías por parte de la dirección”.

Ante esto, el presidente del directorio de la Universidad del Pacífico, Pablo Ortúzar, se refirió a la compleja situación en la que se encuentra la casa de estudios. “La universidad está haciendo todos los esfuerzos posibles para obtener los recursos que requiere para normalizar su operación, pero ello requiere el apoyo de toda la comunidad universitaria”, señaló. Además, aclaró que “estamos en conversaciones con dos instituciones académicas con las que estamos explorando posibilidades de alianzas. No obstante, cualquier vía de solución requiere la colaboración decisiva de toda la comunidad para el buen término del año académico y funcionarios”.

En cuanto a las remuneraciones del personal que ejerce funciones en la institución, Ortúzar recalcó que “a la fecha, las remuneraciones al 30 de septiembre están pagadas totalmente y al 31 de octubre parcialmente. Esta semana deberíamos avanzar con nuevos pagos a académicos y funcionarios”. Crisis económica Por otro lado, el presidente del directorio explicó las razones de la crisis económica que azota la U. del Pacífico. En primer lugar, precisó que la Fundación Julio Ortúzar Rojas, sostenedora de la universidad, perdió todo su patrimonio y se endeudó para apoyar al recinto con una última donación realizada este año y que alcanzó la suma de $4.155 millones. Lo que no fue suficiente, ya que sostuvo que hoy “una de cada tres universidades privadas están sin acreditación, perjudicando a sus estudiantes que no tienen financiamiento estatal, y un número muy alto de universidades privadas están sufriendo un grave y progresivo deterioro en su situación patrimonial y financiara”.

“Las reformas a la educación superior estigmatizaron al sector y dejaron a las universidades sin acceso a crédito bancario. Como muchas otras instituciones de educación superior, la Universidad del Pacífico se ha estado financiando básicamente con factoring, a un costo muy alto”, agregó.

Asimismo, apuntó que otra de las razones que llevaron a la crisis tiene que ver con que “más del 50% de los estudiantes de la Universidad del Pacífico está en estado de morosidad al tener atrasos en el pago de mensualidades”. “Las reformas a la educación superior estigmatizaron al sector y dejaron a las universidades sin acceso a crédito bancario” Pablo Ortúzar Lo anterior, sumado a “una fuerte caída en la matrícula de alumnos (cerca del 50%) en un breve período de años. Evidentemente, ambas situaciones agudizaron la crisis económica de la universidad”, sentenció Ortúzar. Finalmente llamó a “toda la comunidad universitaria a trabajar unidos para el término del año académico este miércoles 5 de diciembre, de acuerdo al calendario aprobado, y a tramitar con rapidez todas las solicitudes de certificados de título de los estudiantes, evitando que ellos pierdan el segundo semestre y facilitando su traspaso voluntario a otras instituciones académicas”. “Los estudiantes son el centro de la Universidad y ellos no pueden ser víctimas de presiones por demandas laborales de algunos académicos y funcionarios, por legítimas que ellas sean”. concluyó.

 

Emol/Agencias

Dejar una respuesta