Super de Salud interviene Masvida y Nexus compraría cartera

Super de Salud interviene Masvida y Nexus compraría cartera

Compartir

Una cirugía mayor es la que se está llevando a cabo en Masvida. Dado que la compañía no presentó los balances contables auditados correspondientes al 2016 -que debería haber entregado el 28 de febrero pasado-, la Superintendencia de Salud anunció un paquete de medidas adicionales para intervenir parcialmente sus operaciones con el fin de garantizar el funcionamiento de la compañía y el beneficio a sus usuarios.

“Por la situación de incertidumbre que está rodeando la situación de Masvida, nos parece crítico tomar estas medidas para proteger a todos los usuarios, y especialmente a aquellos que tienen enfermedades e intervenciones quirúrgicas programadas”, dijo el superintendente Sebastián Pavlovic.

Estas medidas estarán en manos de un equipo del órgano fiscalizador que se instalará en sus oficinas y custodiará las inversiones, aprobará transacciones, exigirá el cambio de la composición de activos, destinará parte del fondo de garantía para el pago de obligaciones y restringirá las operaciones con relacionadas.

“Esta medida no interferirá en la administración del holding”, agregó Pavlovic.

A esto se suma la suspensión -por un mes- de las afiliaciones y desafiliaciones, congelando de esta forma el ingreso y la salida de cotizantes de la cartera con el fin de evitar la fuga masiva de cotizantes, que en lo que va del año alcanza los 15 mil producto del pánico generalizado ante los rumores de quiebra.

Las medidas también fueron respaldadas luego que la Isapre solicitará un plazo adicional para la entrega de estados financieros 2016, pues la auditora EY declaró no estar en condiciones de verificarlos, lo que además se hizo extensible al balance 2015. Según trascendió, la auditora había informado de esto en septiembre de 2015 al directorio.

La serie de cuestionamientos sobre la administración de la compañía y la delicada situación financiera, cuyo déficit de capital de trabajo podría superar los $ 115 mil millones, unos US$ 177 millones, hizo que el fundador y presidente de Masvida presentara ayer su renuncia al directorio que deberá ser ratificada por la junta este viernes, para ser efectiva a partir de abril o antes, según se defina.

NEXUS

En tanto, el directorio de Masvida evaluará hoy la propuesta que Nexus entregó esta semana para traspasar la cartera de Masvida a Óptima, esta última adquirida por el grupo norteamericano el martes.

En 2016 el grupo Nexus Partners LLC había sondeado el mercado chileno y sostuvo algunas conversaciones con Óptima, las que finalmente no llegaron a puerto debido a lo pequeño de las operaciones de la ex Ferrosalud y que solo representa el 1% del mercado. En ese entonces, Eduardo Sánchez, ex Isapre ING, y Victoriano Cerda, compartieron la mesa del directorio y salieron de la compañía en 2015 y 2014 respectivamente.

La delicada situación de Masvida revivió el apetito de Nexus por el mercado de salud chileno, el que nunca dejaron de monitorear. De hecho él mismo Sánchez, ex presidente de Óptima, se fue a trabajar con los norteamericanos.

Así, la oferta de Nexus irrumpió las negociaciones que llevaba adelante Claudio Santander y su directorio con Gamma Capital -que fue desechada por ambas partes-, y de ICC Farma, ligada a Guillermo Harding, socio de Cruz Verde.

Esto se suma a la oferta que hoy podría concretar el grupo Southern Cross y que busca revivir las posibilidades que tuvieron a fines de 2016 y que desembocó en el fallido due diligence debido a inconsistencias contables de la firma.

EJECUTIVOS DE NEXUS LLEGAN EN SU JET Y PIDEN CITA CON PAVLOVIC

Se esperaba que Patrick Steger y Jacques Gliksberg, junto a otros ejecutivos de Nexus Partners, llegaran anoche en su jet privado a Santiago. Vienen a cerrar directamente un negocio que marcará su ingreso a Chile, donde esperan tener una intensa agenda de reuniones para viabilizar el acuerdo.

Es así como hoy estarán presentes en el directorio que tendrá Empresas Masvida, donde se afinará lo que será la junta de accionistas del viernes a las 19 horas, donde podría definirse qué sucederá con la empresa. Además, los estadounidenses esperan reunirse con el superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, con quien podrían reunirse hoy por la tarde o mañana antes de la junta, lo que estaba por definirse.

De concretarse la operación, que no requiere de due diligence, por lo que se haría en solo cinco días, se desencadenaría la salida inmediata del presidente de la empresa, Claudio Santander, quien ayer señaló en Cooperativa que con esta operación se acababa la incertidumbre. «Yo nunca he eludido la responsabilidad por dirigir la compañía», dijo.

 EX CRUZ VERDE MANTIENE OFERTA

Hasta el cierre de esta edición, la oferta lanzada por Guillermo Harding (en la foto), ex controlador de Farmacias Cruz Verde, para comprar clínicas de Masvida seguía en pie. Las negociaciones -que aún se sucedían- apuntaban a lograr que esta propuesta también se analizara en la junta del viernes, para que fuera complementaria a la del fondo estadounidense. Sin embargo, no había certeza de aquello aunque por el lado de Harding habría disposición a que los dos negocios pudieran concretarse a la vez.

El viernes pasado, el empresario viñamarino había hecho una oferta mejorada a través de Inversiones Río Cautín Limitada (ICC Farma) por cuatro clínicas (El Loa, Universitaria de Puerto Montt, Chillán e Isamédica), y de MV Dental, además de las cuotas del grupo en los fondos de inversión privados MM Vida Desarrollo Inmobiliario y BíoBío Renta Inmobiliaria.

¿SE PUEDE RETENER COTIZANTES?

La decisión del superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, de congelar cualquier intento para afiliarse o desafiliarse de la Isapre hasta el próximo 31 de marzo, no dejó indiferente al mundo legal. ¿Es constitucional retener a los afiliados? Según algunos expertos, esto está amparado en la reforma que se concretó en 2003 a la legislación de las Isapres, que establece esta medida, lo que puede concretarse mediante resolución fundada.

De todos modos, algunos expertos señalan que si esto se extendiera por un período más prologando que el de un mes, los ciudadanos podrían acudir al Tribunal Constitucional para cuestionar la norma, ya que claramente se está restringiendo el derecho de las personas a escoger la aseguradora de salud. Al ser un período acotado, sería extraño que se acogiera un reclamo de esta naturaleza. (DF)

Dejar una respuesta