Sorpresiva baja de tasas busca recalibrar ritmo a la baja de la...

Sorpresiva baja de tasas busca recalibrar ritmo a la baja de la economía

Compartir

El consejo del Banco Central sorprendió a todo el mercado. En su reunión de política monetaria decidió bajar la tasa en medio punto hasta 2,50%, siendo el mayor recorte desde mediados de 2009, en plena crisis financiera.

Si bien era algo que ya se había abordado en algunos análisis en instituciones financieras, respecto de las condiciones que se estaban configurando para ajustar la tasa de interés, nadie lo previó para la reunión de junio, que finalizó ayer.

“Con este movimiento, el Banco Central se alinea con algo que el mercado preveía iba a ocurrir y entrega un impulso potente a la actividad”, señaló el equipo de estudios del Banco Santander, en un informe, y añadió que “lo que demuestra la preocupación del instituto emisor por el estado del ciclo y los riesgos a la baja para la economía”.

Bci Estudios sostuvo que “con nuevo escenario, se estima una ampliación de las brechas de capacidad, lo que estaría detrás de este fuerte recorte de tasa de política, de modo de recalibrar el impulso monetario”.

Sebastián Cerda, gerente de Estudios de Econsult, “el recorte en 50 puntos base de la Tasa de Política Monetaria por parte del Banco Central es una sorpresa, principalmente por el timing en que se toma la decisión y la magnitud de la rebaja”.

En un análisis más crítico, Scotiabank planteó que el Banco Central “sorprende al mercado” al reducir en 50 puntos base la tasa de política monetaria.

“La nueva estimación del PIB potencial (+25 pb, que alcanzó el 3,4%) y la reducción en su estimación del crecimiento del PIB para 2019 (de 3-4% a 2,75-3,5%) llevaron al Consejo a recalibrar el estímulo monetario necesario, borrando los 50 pb de aumento en la reunión de política monetaria entre octubre de 2018 y enero de 2019”.

A juicio de la entidad privada, “esto es el resultado de una evaluación macroeconómica previa inadecuada sobre la velocidad de recuperación, la tasa de interés neutral, el PIB potencial y el balance de riesgos del escenario externo”.

¿NUEVAS BAJAS DE TASA?

Santander indicó que “esto es una señal clara de su intención de mantener la TPM estable por un buen tiempo. Sin embargo, no descartamos que puedan volver a producirse sorpresas negativas en la actividad en los próximos meses. El ruido reciente del escenario internacional se verá reflejado en las cifras que conoceremos hacia finales del tercer trimestre. En caso que tenga impactos relevantes en el crecimiento, no sería descartable ver reducciones adicionales en la TPM en la última parte del año”.

Scotiabank afirmó que no esperamos nuevos recortes en la TPM “a menos que el desempeño de la economía nos decepcione. Anticipamos que el proceso de normalización se reanudará durante el primer trimestre de 2020, con la tasa de referencia en 3,25% en diciembre de 2020 (anteriormente 3,75%)”.

Mientras que Itaú dijo que “aun cuando el Banco Central no anticipa bajas adicionales, vemos espacio para recortes por otros 50 pb, llevando la TPM a 2%. Los efectos para Chile de una guerra comercial sin resolución podrían ser mayores que los descritos en el nuevo escenario base del Banco Central. Por lo tanto, la brecha del producto se ampliaría más allá de lo que el consejo está estimando, motivando acciones adicionales”.

“Este es el recorte de tasas de mayor magnitud desde la crisis financiera internacional -señala- ya que el consejo probablemente actúa en anticipación a una desaceleración del crecimiento mundial en medio de medidas proteccionistas”.(Emol)

Dejar una respuesta