Sinovac inicia construcción en Chile de primera planta en Latinoamérica

Sinovac inicia construcción en Chile de primera planta en Latinoamérica

Compartir

La biofarmacéutica china Sinovac Biotech, fabricante de una de las vacunas mas administradas contra el covid-19 en varios países de Latinoamérica, inició este jueves en Santiago la construcción de su primera planta de envasado en la región.

Con una capacidad de llenar y empaquetar 50 millones de dosis al año, la planta estará lista antes de 2023 y requerirá de una inversión de 100 millones de dólares, según explicó la compañía en una multitudinaria ceremonia inaugural.

«Sinovac se dedicará a la inversión e investigación científica en Chile (…) para mejorar la producción que permita que más personas en Sudamérica tengan acceso a vacunas», afirmó el CEO de la compañía china, Weidong Yin, en una intervención virtual.

La planta, de 22.000 metros de superficie, envasará viales contra el covid-19, la hepatitis A y la influenza, detalló a EFE la bioquímica Virginia Garretón, vicepresidenta de asuntos corporativos de Sinovac Biotech Chile.

«Las vacunas se fabrican en China con el virus original inactivado, se mandan a las plantas de rellenado y acá se empacan bajo condiciones de alta seguridad para su distribución«, explicó.

Garretón además apuntó que «hemos tenido poca inversión en ciencia en los últimos años, pero estamos cambiando eso al menos desde el mundo privado. Creo que quizás el Estado podría hacer un esfuerzo mayor«.

Respecto a la elección de Chile, planteó que «cuando una industria tan regulada como la de las vacunas se va a instalar a un lugar, no sólo requiere de la inversión extranjera y de la ciencia que ya estuvo en la etapa anterior; ahora requiere de una entidad regulatoria muy importante y bien entrenada, con buenos profesionales y altas capacidades. Eso no ocurre en cualquier parte de América Latina, y es una de las razones para instalarnos en Chile«.

El ministro de Ciencia, el inmunólogo Flavio Salazar, afirmó que la instalación de esta planta busca «convertir a Chile en un polo de distribución de vacunas a nivel latinoamericano».

«La centralización en la producción de vacunas provoca una gran desigualdad de su distribución en caso de emergencias como el covid-19», señaló Salazar quien agregó que «la idea es poder avanzar hacia la «creación de sistemas conectados para articular respuestas regionales y promover la integración latinoamericana».

«Ya estamos trabajando en esto con Argentina, México y Brasil», dijo.

Esta semana, Sinovac anunció también que destinará otros 100 millones de dólares para la construcción de una planta de producción de vacunas en Bogotá, en un proyecto de 10 años que arrancará en 2023.

EL ROL DE LOS CIENTÍFICOS CHILENOS

El suero CoronaVac, la vacuna de Sinovac contra el covid-19, es el mayoritario en Chile y también está presente en Uruguay, República Dominicana, Colombia, Ecuador y Brasil.

Hasta que en junio de 2021, la Organización Mundial de la Salus (OMS) la aprobó para su uso de emergencia, los únicos estudios fiables que habían trascendido sobre su eficacia y eficiencia eran los realizados por la Universidad de Chile y el Gobierno chileno.

La investigación determinó que CoronaVac tiene una eficacia para frenar contagios del 65,3 por ciento, frente al 95 por ciento de Pfizer/BioNTech y el 80 por ciento de AstraZeneca.

Weidong Yin agradeció el trabajo de los científicos chilenos sobre la aplicación clínica de la vacuna y afirmó que la cooperación con los investigadores chinos había sido «exitosa».

«Ellos han hecho posible que CoronaVac tenga una mayor influencia global. Los resultados de su investigación son de gran ayuda para la OMS y la formulación de estrategias en muchos países«, dijo el CEO de la empresa, con casa matriz en Pekín.

Gracias a la masiva distribución de CoronaVac, Chile se ubicó a la cabeza de la inmunización en la región, con más del 93 por ciento de la población con su esquema completo y más de un 80 por ciento con una dosis de refuerzo. (Cooperativa EFE)

Dejar una respuesta