Rosenblut dice que sólo gestionó disponibilidad de SQM para precampaña

Rosenblut dice que sólo gestionó disponibilidad de SQM para precampaña

Compartir

En su declaración como imputado ante la Fiscalía el pasado 10 de julio, el ex presidente de Enersis Jorge Rosenblut reconoció haber gestionado con la minera no metálica SQM y el grupo Angelini el apoyo económico para la precampaña presidencial de Michelle Bachelet, pero negó tajantemente haber acordado montos y formas de financiamiento, indicando que el responsable de todo ese entramado fue Giorgio Martelli.

Según detalla este sábado La Tercera, Rosenblut dijo al fiscal nacional Sabas Chahuán y a los fiscales Carmen Gloria Segura y Emiliano Arias, que no es efectivo lo que dijo el propio geógrafo y dueño de la cuestionada sociedad Asesorías y Negocios SPA, respecto a que ambos participaron en las tratativas. De hecho, afirmó que luego de haber constatado la disponibilidad del ex gerente general de la minera no metálica Patricio Contesse, y luego de José Tomás Guzmán de Copec, simplemente se lo comunicó a Martelli. «Él tenía la experiencia y conocimiento necesarios para decidir cómo materializar y llevar adelante cualquier apoyo», dijo.

Dijo que a Martelli lo conoció en 2005 a través de un conocido en común, Guillermo del Valle y que se reunió con él a comienzos de 2012, «con el fin de obtener una mirada política del país. Nos tomamos un café y el encuentro no duró más de 30 minutos. Sí recuerdo que en esa oportunidad Martelli me contó que estaba nuevamente colaborando con el proyecto de una alternativa de gobierno de la entonces oposición y me pidió si podía intentar averiguar la disponibilidad de algunas personas que habían ayudado en el pasado para apoyar nuevamente este proceso político. Me señala que se necesita apoyo económico para una candidatura presidencial».

Luego de acceder a darle su respaldo, detalló cómo se gestionó la reunión con Contesse, descartando lo que dijo a los fiscales el propio autodenominado operador político y ex militante del PPD, respecto a que ambos concurrieron a esa cita.

«En 2012 tuve una reunión con Patricio Contesse, gerente general de SQM, a quien conocía con motivo de mis obligaciones profesionales, y le consulté si estarían disponibles. La recepción fue positiva y así se lo informé a Martelli telefónicamente, indicando de qué empresa se trataba. No es efectivo que yo hubiese presentado a Martelli con Patricio Contesse. Desconozco la forma y oportunidad en que Martelli contactó luego al señor Contesse», dijo.

Sobre la cita con el ex ejecutivo, ahondó: «Le señalé que a esa altura la idea que hubiese un proyecto alternativo de la oposición estaba presente, explicando que un gobierno de la centroizquierda podía ser más ordenador y con crecimiento, hablamos de países donde tengo actividades Perú, Colombia, Ecuador, y termino preguntando si había disposición para apoyar una iniciativa de este tipo».

Y ante una consulta específica de los persecutores penales, que «no le indiqué montos a Martelli. Como dije, en mi reunión me limité a consultar si estaban disponibles para apoyar y ante la afirmativa así se lo comuniqué a Martelli».

Sobre Copec, su testimonio fue similar. «En uno de mis viajes a Chile en 2012 y aprovechando una reunión en la que me tocó participar con ejecutivos del grupo Copec, al final de la misma me acerqué a José Tomás Guzmán, a quien conozco y aprecio mucho y a quien consulté si estarían disponibles para apoyar el proyecto de la futura Nueva Mayoría. La consulta fue bien recibida y así se lo informé a Martelli».

Jorge Rosenblut afirmó que su participación en la campaña de Bachelet fue «esporádica y marginal» y negó haber tenido conocimiento de Asesorías y Negocios y menos haber participado en una reunión para constituirla en 2011, como lo aseguró Martelli, a la que también habrían concurrido el ex ministro del Interior Rodrigo Peñailillo y e abogado Cristián Quinzio.»No es efectivo que yo haya participado de esa reunión», sostuvo. También descartó haberle pagado dos millones mensuales en efectivo al geógrafo durante dos años.

En la misma linea, aseveró que «no conocía la compañía SQM Salar ni la existencia de AyN, ni tuve rol alguno en su constitución o en la forma en que Martelli la gestionó».

Dejar una respuesta