Récord de cisnes de cuello negro en Los Ríos: Conaf contabiliza 21.123

Récord de cisnes de cuello negro en Los Ríos: Conaf contabiliza 21.123

Compartir

Como «histórico» fue catalogado el resultado del censo de abril en el Santuario de la Naturaleza Río Cruces y Chorocamayo — Sitio Ramsar Carlos Anwandter, ubicado en la Región de Los Ríos: un total de 21.123 cisnes de cuello negro, una cifra jamás registrada hasta el momento.

La fauna en el humedal, un área protegida que es administrada y gestionada por la Corporación Nacional Forestal (Conaf), es monitoreada mensualmente por los guardaparques, quienes llevan registro de los vaivenes de las aves en él.

El año pasado, en la misma fecha, había un total de 16.223 ejemplares, lo que representa un aumento del 30% en 2020. Para los guardaparques, la presencia de aves en general —que este mes alcanzó los 33.666— ha ido en constante aumento desde comienzos de año: en enero había 9.519 cisnes, en febrero 16.347 y en marzo 14.189. El récord, que superó los 21 mil individuos, llegó en abril.

«La gran cantidad de cisnes registrados obedece a que un número importante ha migrado desde otros lugares hacia el Santuario para encontrar alimento y refugio», cuenta el guardaparque y administrador del sitio, Mario Maturana.

En efecto, los cisnes de cuello negro son aves herbívoras que se alimentan de una planta acuática llamada luchecillo, que se encuentra en forma abundante en el humedal. «Para nosotros es muy importante esta cifra, pues nos permite concluir que al interior del área protegida hemos logrado, como Estado y en conjunto con la comunidad organizada, las condiciones socioambientales propicias para la vida de la avifauna y otros ecosistemas protegidos», agrega Maturana.

«Muchos de los cisnes registrados se quedarán viviendo en esta área silvestre protegida y otros continuarán su migración«. La cifra además permitirá «estudiar sus comportamientos de migración y nidificación», destaca el director ejecutivo de Conaf, José Manuel Rebolledo, quien también celebra el récord.

«Además, ratifica las condiciones que posee nuestra área silvestre protegida para cuidar y preservar esta importante especie. Este monitoreo es el reflejo de un gran trabajo, ordenado y sistemático desarrollado por nuestros guardaparques», añade. Además de los cisnes, se registraron 11.150 taguas dentro de las más de 33 mil aves que se contabilizaron. (Emol)

Dejar una respuesta