Producción industrial de China cae a nivel más bajo en 17 años

Producción industrial de China cae a nivel más bajo en 17 años

Compartir

China publicó hoy una serie de datos inesperadamente débiles en el mes de julio, incluyendo una caída en la producción industrial a un mínimo de más de 17 años y un descenso de las ventas minoristas, lo que apunta a una mayor desaceleración de la economía a medida que la guerra comercial con Estados Unidos afecta un mayor número empresas y consumidores.

La actividad en China ha seguido enfriándose a pesar de una serie de medidas para fomentar el crecimiento en el último año, lo que plantea interrogantes sobre si sería necesario un estímulo más rápido y contundente, incluso a riesgo de incrementar la deuda.

La producción industrial subió 4,8% en julio con respecto al año anterior, según los datos de la Oficina Nacional de Estadística, por debajo de las previsiones más pesimistas de una encuesta de Reuters y su registro más flojo desde febrero de 2002. La inversión en activos fijos, en tanto, se desaceleró a 5,7% en los primeros siete meses del año.

La producción manufacturera se desaceleró a su alza más débil desde al menos 2013, mientras que el crecimiento de la inversión en infraestructura, un pilar clave de la estrategia de estímulo del gobierno, se debilitó a 3,8%.

“La economía enfrenta fuertes vientos de frente y se está desacelerando”, dijo Gene Ma, economista jefe del Institute of International Finance, a Bloomberg. “Se necesita más flexibilización monetaria y de crédito. Esperamos una suerte de rebaja de la tasa de interés en el otoño (boreal)”.

GOLPE AL CONSUMO

Las ventas minoristas siguieron estando deprimidas por la contracción en la venta de autos, a medida que los compradores en el mayor mercado automotor del mundo se repliegan.

Esto se explica en parte porque en julio China aplicó una mejora en los estándares de emisiones en áreas que representan un 60% de las ventas de autos a nivel nacional. Esto golpeó a los fabricantes, ya que los consumidores pospusieron sus compras, mientras que los descuentos de hasta 50% que ofrecieron las automotrices y los vendedores para intentar deshacerse de inventarios minaron la rentabilidad de las empresas.

Incluso excluyendo las ventas de autos, el crecimiento de las ventas del retail se desaceleró a 8,8% en julio, por debajo del promedio del año a la fecha, de 9,2%, según la oficina de estadísticas. (DF)

Dejar una respuesta