Proceso constitucional: parte redacción de las conclusiones de cabildos

Proceso constitucional: parte redacción de las conclusiones de cabildos

Compartir

Seis meses atrás, la Presidenta Michelle Bachelet, a través de una cadena nacional, anunció al país el inicio del denominado proceso constituyente promovido por su administración, el que busca concretar la elaboración de una nueva Constitución “nacida en democracia”.

Casi 180 días después de este anuncio, el gobierno ya ha concretado las dos primera etapas de este proceso: la campaña de educación cívica -que comenzó con retraso y se extendió por casi tres meses- y la fase de participación ciudadana, que finalizó ayer con la realización de los denominados cabildos regionales. 

Pese a que las cifras de participación representan un mínimo respecto del total de la población, en el gobierno aseguran que la medición importante para ellos no es cuantitativa, sino que cualitativa, por lo que se han declarado “conformes” con todo el proceso.

Junto a esto, desde el Ejecutivo han insistido en que es justamente la etapa de participación ciudadana la que es considerada como una de las más relevantes, ya que permitirá, por primera vez, que sean los ciudadanos quienes se manifiesten respecto de esta materia. Sin embargo, el hecho de que los insumos emanados de esta etapa no sean vinculantes en el texto final de la nueva Constitución y sólo un insumo más, para algunos sectores ha puesto en entredicho la legitimidad de esta parte del proceso.

BASES CIUDADANAS 

Pese a estos cuestionamientos, lo cierto es que a partir de ahora, el equipo técnico de sistematizadores, integrado por Rodrigo Márquez, del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); Ignacio Irarrázabal, de la Universidad Católica, y María Cristina Escudero, de la Universidad de Chile, entrarán en la fase final de la redacción de las conclusiones sacadas de los Encuentros Locales Autoconvocados, de los cabildos provinciales y de los regionales finalizados ayer. 

Esta etapa consistirá, básicamente, en la entrega de un resumen de las conclusiones respecto de los acuerdos totales, acuerdos parciales y desacuerdos obtenidos en  la etapa participativa de la ciudadanía.

De forma paralela, el Consejo de Observadores Ciudadanos, liderados por el abogado constitucionalista Patricio Zapata, comenzarán a trabajar en la elaboración de las denominadas bases ciudadanas, las que serán entregadas a la Presidenta Bachelet como el primer insumo para la redacción del proyecto de ley que deberá enviar el Ejecutivo al Parlamento.

Pese a que preliminarmente está programado que esta entrega se realice a fines de octubre, los observadores plantearon en la última sesión, del lunes pasado, que los plazos deben ser revisados nuevamente por la Secretaría General de la Presidencia para garantizar un buen resultado. 

Así, por esto días los integrantes del consejo de observadores trabajan en establecer la metodología con la que realizarán la redacción de lo que será su informe final de trabajo.

De hecho, ya existe una propuesta que por estos días está siendo revisada por el equipo.

La opción que toma mayor fuerza es que el trabajo contenga tres capítulos. En primer lugar, se redactará un texto que dé cuenta de su gestión desde que fue designado el consejo el 2 de diciembre de 2015 hasta la fecha, detallando la posición del equipo respecto de la campaña de educación cívica, la elección de los equipos de trabajo, la realización y metodología de los encuentros locales, así como también sobre los cabildos.

El segundo texto será una síntesis de los datos recopilados por el equipo de sistematizadores, tanto de carácter cuantitativos como cualitativos. Pese a que los observadores revisarán la información recopilada por el equipo técnico, existe un acuerdo de poder revisar directamente las actas de los encuentros locales y cabildos como insumo para este texto.

Conscientes de la gran extensión que probablemente tendrá este texto es que el consejo de observadores decidió realizar un “documento ejecutivo” adicional, que será una versión de entre 30 y 40 páginas, para que pueda ser revisado de forma fácil por todos los ciudadanos y será distribuido a nivel nacional. 

Una vez recibido este texto, el gobierno de la Presidenta Bachelet iniciará la redacción del proyecto de ley que será enviado al Parlamento. 

REFORMA CONSTITUCIONAL

Para el segundo semestre de este año, el gobierno también comprometió el envío de una reforma constitucional que permita habilitar al próximo Congreso -es decir, a los parlamentarios elegidos en las elecciones de 2017- para poder decidir el mecanismo a través del proyecto de cambio a  la Constitución. 

Así, en la propuesta de la Presidenta  el nuevo Parlamento tendrá varias opciones de elección: una comisión bicameral, integrada por  diputados y senadores; una convención constituyente, elegida también en el Congreso, que incluya  ciudadanos y legisladores, y una asamblea constituyente. Finalmente, está la posibilidad de optar por un plebiscito, para que sea la ciudadanía la que decida entre las tres opciones anteriores.

Pese a que será una decisión que está en manos exclusivamente del Parlamento, este tema fue debatido en los encuentros locales y los cabildos provinciales y regionales. En este caso, los plebiscitos, referendos y consultas aparecen en los primeros lugares de priorización, y con menos acuerdo la realización de una asamblea constituyente. (La Tercera)

Dejar una respuesta