Presidenta de Croacia recibió Beca Luksic para estudiar en Harvard

Presidenta de Croacia recibió Beca Luksic para estudiar en Harvard

Compartir

Entusiasta de la Unión Europea (UE) y de una economía abierta, la Presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic, dice que está segura de que su país puede trabajar para vincular el bloque comunitario con otras regiones del mundo, pero especialmente con Latinoamérica.

Es que para un país del tamaño de Croacia (con 4,2 millones de habitantes y un PIB nominal de un poco más de 53 mil millones de dólares) «es mucho mejor ser parte de un mercado más grande, de una comunidad de democracias» como la UE, dice en entrevista con «El Mercurio» durante su visita a Chile en marzo recién pasado.

Croacia cumple en julio cinco años desde que se convirtió en miembro de la Unión Europea, durante el último proceso de ampliación, que la Presidenta prefiere llamar un proceso de «consolidación» de Europa, «porque los países en el sureste son una parte natural del continente».

También afirma que la libertad de circulación, «que yo misma aprovecho cada vez que puedo», ha producido una migración de croatas, en especial jóvenes con educación, hacia otras partes de Europa. «Estamos perdiendo gente», admite y de inmediato subraya que está segura de que podrán recuperarlos una vez que puedan crear nuevos trabajos y nuevas oportunidades para el desarrollo económico. Eso, sostiene, se puede lograr «mejorando el ambiente de negocios y aumentando las exportaciones e inversiones», uno de los principales propósitos de su visita a Chile. «Queremos establecer una relación más cercana entre la UE y Chile».

«Creo que el vínculo transatlántico no es solo Europa y Norteamérica, tiene que incluir Centro y Sudamérica. Croacia es un gran partidario de firmar acuerdos no solo con Mercosur, sino que renovar, revisar y expandir como lo que hemos hecho con Chile, y ver cómo podemos mejorar nuestra relación económica y comercial; en el marco de la Alianza del Pacífico -de la cual Croacia es país observador- pero también con la CELAC», señaló

En Chile ese vínculo tiene además un aspecto diferente, por la numerosa comunidad croata en el país. «Hay tantos empresarios croatas y políticos importantes en Chile; no quiero mencionar nombres porque seguro me olvidaré de alguien. Pero sí me gustaría mencionar a la familia Luksic porque fueron los que tuvieron la valentía de invertir en Croacia durante la guerra, lo que fue tan increíblemente importante para nuestra confianza. Estábamos peleando una guerra, creíamos en nosotros y hubo alguien que vino e invirtió en nuestro país, obviamente en circunstancias que estaban lejos de ser ideales para las inversiones», subraya.

«Y la familia Luksic, aunque no es contabilizado como inversión chilena en Croacia porque ellos invirtieron a través de algunas de sus compañías basadas en Liechtenstein, invirtieron cerca de 600 millones de euros en Croacia, que es mucho dinero. Algunos de ellos se fueron a vivir a Croacia, algunos están todavía aqui, pero las conexiones son todavía muy fuertes», asegura.

«Yo misma fui una de las personas elegidas para la Beca Luksic, cuando fui a la Universidad de Harvard para un programa ejecutivo. Viéndolo ahora que me he convertido en la Presidenta de Croacia, probablemente fue una buena inversión para la familia Luksic», recuerda.

La Presidenta aclara que más allá de las inversiones o de las oportunidades para hacer negocios -«no quiero que ellos piensen que he venido aquí por su dinero»-, su país está interesado en saber más de sus historias. «Realmente quiero su consejo de cómo podemos hacer mejor las cosas en Croacia y que todos seamos más exitosos». (El Mercurio)

Dejar una respuesta