Precios de bencinas acumulan explosiva alza de $415 por litro en 2022

Precios de bencinas acumulan explosiva alza de $415 por litro en 2022

Compartir

Nuevamente los precios de las bencinas subieron este jueves, encadenando así 26 semanas consecutivas de alzas. ¿La novedad? Esta vez la escalada semanal fue más fuerte, de $11,8, rompiendo con el techo de $6,9 que establecía anteriormente la legislación, luego de que recientemente el Congreso aprobará la modificación al límite del ajuste semanal de los valores de las gasolinas, lo que venía incorporado al proyecto que aumentó los recurso para el Mecanismo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Mepco).

El Mepco atenúa la subida de precios de las bencinas, no la congela. Sin él, las alzas serían bastante más fuertes, lo que no quita que las gasolinas en Chile lleven un buen tiempo anotando explosivos ascensos.

Actualmente, en la Región Metropolitana, el precio promedio de la bencina de 93 octanos es de $1.156, el de 95 octanos de $1.179 y el de 97 octanos de $1.205. El diésel, por su parte, registra un valor medio de $960.

Solo tomando como referencia la bencina de 93 y de acuerdo a los datos de Enap, en lo que va del año ha escalado $415.

De las 77 semanas que van de 2022, solo ha registrado bajas en cuatro de ellas. Mientras que el diésel solo ha caído tres veces este año, acumulando una muy potente alza de $450.

Y el escenario hacia el futuro no es para nada alentador, dado los fundamentos que están detrás del precio de las gasolinas en Chile: el valor internacional del petróleo sigue en las nubes, en torno a US$115 el barril, en medio de una guerra en Ucrania con casi nulas expectativas de un pronto cese al fuego, mientras que el dólar a nivel local está coqueteando con su máximo histórico, rozando los $870 ante el fantasma de una recesión económica a escala global.

Por eso, juicio, de Michelle Labbé, economista jefe de Dominus Capital, se espera que las bencinas en Chile continúen al alza. «Hay un tema con las refinerías en el mundo, y es que están produciendo menos de lo que producían antes de la pandemia. A menos que eso cambie, tenemos muchas semanas más de alza«, dijo.

«La guerra tiene el petróleo entre US$20 y US$30 por sobre lo que debería estar, y lo que hemos sabido, son presunciones, pero no se ve un final pronto para la guerra», agregó.

Por su parte Juan Ortiz, economista senior del Observatorio del Contexto Económico de la UDP, comentó que todas las semanas los precios de los combustibles en Chile están apuntando máximo histórico. «La gasolina llegó a $1.000, y fue todo un debate, pero ya pasó, hoy estamos hablamos de $1.150-$1.200, y posiblemente en dos meses vamos a estar hablando estamos de precios de $1.300 pesos el litro», advirtió.

«La forma para que esto se mejore es que realmente en Europa del Este pase algo, de tal forma que acabe el conflicto armado, se reduzcan en algún punto las sanciones de Rusia, y que Rusia pueda volver a vender petróleo a Europa o Estados Unidos. Lo que nosotros predecimos es que los precios van a seguir aumentando por muchas semanas más, esto no va a parar en harto tiempo lamentablemente», concluyó.

A su vez, el economista y académico de la U. de Chile, Alejandro Alarcón, coincidió en que es la guerra en Ucrania es el principal factor que mantiene presionados los precios de las bencinas a nivel local, dado su impacto en el precio internacional del petróleo. «Si esto continúa, la única manera de mitigar es a través del Mepco», subrayó. «No podemos hacer nada», concluyó. (Emol)