Piñera inaugura operaciones de mina Chuquicamata Subterránea

Piñera inaugura operaciones de mina Chuquicamata Subterránea

Compartir

Una gira a las regiones de Antofagasta y Tarapacá, emprendió a primera hora de este miércoles el Presidente Sebastián Piñera, viaje que estará marcado hoy por su participación en la inauguración de las operaciones de Chuquicamata Subterránea y el jueves por su paso por las cercanías de la frontera norte.

En la ocasión, el Mandatario estará acompañado del ministro de Minería, Baldo Prokurica, el intendente de la Región de Antofagasta, Marco Antonio Díaz, el subsecretario de Minería, Ricardo Irarrázaval, el presidente del directorio de Codelco, Juan Benavides y presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro, ya en sus últimos días en el cargo.

Tras hacer un recorrido por el interior de la mina subterránea, Piñera regresará al exterior junto a trabajadores para dar inicio a la inauguración cerca del mediodía.

Cabe recordar que este proyecto extenderá la vida productiva de la división por al menos 40 años más, implicando además una inversión de más de US$ 5.000 millones -sin considerar las obras tempranas-, la más grande que ha realizado Codelco en toda su historia.

Dichos cambios son considerados como indispensables, pues la nueva mina mantendrá los actuales niveles de producción en torno a las 320 mil toneladas de cobre fino anuales. Chuquicamata Subterránea tendrá tres niveles de profundidad, con un total de más de 898 metros desde el fondo del rajo actual y más de mil metros desde la superficie. Junto a esto, la operación de la mina demandará 2.200 empleos directos.

En cifras, se proyecta que a 2020 se totalizarán 148 kilómetros de túneles construidos, mientras que durante toda la vida útil de la mina se edificarán más de 750 kilómetros de túneles y galerías.

Fue a fines de abril 2019 que Chuquicamata Subterránea inició las obras de minería y comenzó a extraer las primeras toneladas de mineral del primer sector productivo.

Por otra parte, el modo subterráneo de explotación permitirá una producción más moderna, eficiente y sustentable, reduciendo en un 97% la emisión de material particulado, tampoco aumentará el consumo hídrico y disminuirá el de diésel.

Ayer, en tanto, Piñera se reunió con el directorio de Codelco en La Moneda, en una audiencia protocolar en la que participó Benavides y el nuevo presidente ejecutivo de la cuprífera, Octavio Araneda, quien asumirá el cargo el próximo 1 de septiembre en reemplazo de Pizarro.

Luego, el Mandatario se trasladará a Iquique, en la Región de Tarapacá, donde a las 16:00 horas, acompañado por la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, encabeza la ceremonia de inauguración de nuevas instalaciones del Puerto de Iquique.

VIAJE A LA FRONTERA

Al día siguiente, y según el mismo dijo la semana pasada tiene previsto visitar la frontera norte. Visita que según comentan en el Gobierno está centrada en el nuevo rol de colaboración que tienen que cumplir las Fuerzas Armadas con las policías ante el combate al narcotráfico.

Esto a raíz del decreto impulsado por La Moneda y que ayer fue publicado en el Diario Oficial, por lo cual empezó ya a operar a partir de este martes y con una vigencia de un año.

Fue el pasado 6 de agosto cuando la Contraloría tomó razón del decreto, pero con algunos alcances, por ejemplo, que las “Fuerzas Armadas en ningún caso podrán desempeñar funciones propias de las policías, por lo tanto, el ámbito de acción está circunscrito a proveer medios logísticos, tecnológicos y de transporte”.

Según dijo el propio Mandatario ese mismo día, esto “va a significa una mayor capacidad de la sociedad chilena para proteger mejor nuestras fronteras, para impedir que el crimen organizado y el narcotráfico circulen por ellas con tanta libertad como lo hacen hoy. Y va a significar un país más seguro, sobre todo vamos a proteger mejor a nuestros niños y jóvenes para que no sigan cayendo en el flagelo y el drama que significa el consumo de drogas y el narcotráfico”.

BENAVIDES RESPONDE A PROKURICA

El presidente del directorio de Codelco, Juan Benavides, junto al presidente del Comité de Auditoría de la empresa, Blas Tomic, respondieron duramente a los dichos del ministro de Minería, Baldo Prokurica quien señaló que Codelco había demandado a Contraloría General de la República “para no ser fiscalizados”. 

Esto, a pocas horas de la inauguración del emblemático proyecto de Chuquicamata Subterránea a la que asistirá el Presidente de la República junto a Prokurica y donde estará también todo el directorio de Codelco.

A través de una carta a El Mercurio, Benavides y Tomic respondieron a los dichos, señalando que los dichos del secretario de Estado eran “de la mayor gravedad”, ya que “en primer lugar, porque está equivocado; en segundo lugar, porque perjudica injustamente el enorme esfuerzo y avance en materia de transparencia y probidad que está teniendo lugar en Codelco desde hace algunos años a esa parte, y tercero, porque la afirmación del señor ministro será utilizada por quienes buscan impedir que Codelco, manteniendo su carácter estatal, se administre de acuerdo a los criterios modernos de gestión de empresas”.

Los ejecutivos destacaron que si bien es efectivo que Codelco tiene un litigio con la  Contraloría, “no se trata de impedir que la empresa sea fiscalizada, sino de que las fiscalizaciones que se realicen se funden en las leyes específicamente aplicables a Codelco y no las que corresponden a los servicios públicos sujetos a la Ley General de Bases de la Administración del Estado. Si finalmente prevaleciera la idea de que Codelco es un servicio público, se haría imposible obtener de ella los estándares de productividad y competitividad que el país espera de la estatal”.

A su vez, Benavides y Tomic agregaron que “en los últimos 18 meses, la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), que el mismo ministro preside y que es por ley el órgano externo fiscalizador de Codelco, ha realizado más de 60 fiscalizaciones (…) sin que exista hoy ningún requerimiento pendiente por nuestra parte”.

“El tema de fondo no es otro que la necesidad de reafirmar la opción que por amplio consenso tomó el mundo político en 2009 cuando se dictó la nueva ley que regula el gobierno corporativo de Codelco. Abandonar este camino ahora sería simplemente incomprensible“, concluye la misiva. (Emol-DF)

Dejar una respuesta