Papa quita calidad de sacerdotes a Cox y Órdenes: Iglesia pide perdón

Papa quita calidad de sacerdotes a Cox y Órdenes: Iglesia pide perdón

Compartir

A través de una declaración pública, firmada entre ellos por Ricardo Ezzati, la Conferencia Episcopal pidió perdón “en nombre de los obispos y de la Iglesia” a las víctimas de violencia sexual por parte de religiosos, a sus familias y comunidades.

Esto luego de que el Vaticano comunicara la expulsión del sacerdocio de Francisco José Cox, arzobispo emérito de La Serena, y de Marco Antonio Órdenes, obispo emérito de Iquique, como “consecuencia de actos manifiestos de abusos a menores”.

“Los obispos de la Conferencia Episcopal continuamos nuestro caminar de renovación eclesial, con nuestro servicio a disposición del discernimiento del Santo Padre, y trabajando con afán, apoyados por valiosos grupos de laicas, laicos y consagrados, para cumplir e implementar nuestras decisiones y compromisos del 3 de agosto pasado”, agrega el comunicado.irman la declaración el Presidente de la Conferencia, Santiago Silva; el Secretario General, Fernando Ramos; y los miembros del Comité Permanente Ricardo Ezzati y Juan Ignacio González.

Desde la Santa Sede informaron este sábado que el Papa Francisco decidió extremar las medidas contra el ex arzobispo de La Serena Francisco José Cox y de Marco Antonio Órdenes Fernández, obispo emérito de Iquique.

Ambos fueron expulsados del sacerdocio, luego de que se conocieran nuevas denuncias por abusos sexuales y de conciencia a menores supuestamente perpetrados por los presbíteros. El comunciado del Vaticano explica que «en ambos casos se ha aplicado el artículo 21 § 2, 2° del motu proprio ‘Sacramentorum Sanctitatis Tutela’, como consecuencia de actos manifiestos de abusos a menores. La decisión adoptada por el Papa el pasado jueves, 11 de octubre de 2018, no admite recurso. La Congregación para la Doctrina de la Fe lo ha notificado ya a los interesados, a través de sus respectivos superiores, en sus respectivas residencias. Francisco José Cox Huneeus continuará formando parte del Instituto de los Padres de Schoenstatt».

Con esto, y el mismo día que el Presidente, Sebastián Piñera, se reunió con el Sumo Pontífice en Roma, se suman a los ex religiosos Cristián Precht y Fernando Karadima, también apartados de la orden clerical por delitos de pedofilia. Francisco José Cox Cox actúo como máxima autoridad de la arquidiócesis serenense entre los años 1990 y 1997, siendo alejado de sus funciones por tener conductas «inapropiadas», según informaron desde la Iglesia en ese entonces. Y es que, aunque no se registrarían denuncias formales por abusos en su contra en esa época, diferentes reportajes periodísticos destaparon sus presuntos vejámenes.

En 2002, desde el Vaticano habrían solicitado a la Institución de los Padres de Schoenstatt -organismo al cual el ex sacerdote pertenecía, al menos hasta hoy- que fuera derivado a una casa ubicada en la localidad de Vallendar, Alemania, para llevar una «vida de silencio, la oración y la penitencia», mismo lugar donde actualmente reside. Y pese a que estuvo varios años sin apariciones públicas, en los últimos días se conoció la existencia de una denuncia por abusos en su contra en el país Europeo, lo que lo volvió a posicionar en primera línea mediática. Seguido de ello, se reveló que en Chile la fiscalía se encuentra investigando cuatro hechos de índole similar que lo apuntan y todos habrían ocurrido mientras ejercía el sacerdocio en el país, es que hora las supuestas víctima habrían decidido formalizar sus denuncias. De hecho, el Ministerio Público no descarta solicitar su extradición. Marco Antonio Órdenes En octubre del 2012 se recibieron dos denuncias de abuso sexual en contra de Órdenes. Entonces se supo que el Ministerio Público indagaba los hechos hace tres años, desde 2009. Órdenes renunció al cargo «para no afectar al resto de la comunidad» y, en paralelo, el Vaticano abrió una investigación canónica en contra del religioso, la cual hasta ahora no ha comunicado resultado alguno. Pero en enero de este 2018 la Corte de Apelaciones de Iquique lo sobreseyó. Pero continuó la investigación canónica, la que hoy terminó con su expulsión por parte del Papa. (Emol)

Dejar una respuesta