Oposición pide separar de R. Tributaria adelanto de depreciación instantánea

Oposición pide separar de R. Tributaria adelanto de depreciación instantánea

Compartir

El Gobierno continúa con los anuncios para revertir el pesimismo respecto a la actividad, en medio de perspectivas de crecimiento que ya se ubican en 2,6% para este año. En La Moneda, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, anunció ayer una nueva medida en el marco de la Agenda de Aceleración Económica: adelantar la vigencia de la depreciación instantánea considerada en el proyecto de ley de reforma tributaria.

La propuesta, que se encuentra en primer trámite en la comisión de Hacienda de la Cámara, contempla una norma transitoria que permite depreciar de forma instantánea el 50% del valor de la inversión en activo fijo para todas aquellas inversiones que se realicen durante los 24 meses siguientes a aquel en que se publique la ley en el Diario Oficial.

Eso sí, la norma establece que para La Araucanía el valor deducible será de 100% del valor de los activos.

Ante la incertidumbre sobre cuándo se despachará el proyecto desde el Congreso, considerando el lento avance del proyecto y que aún queda el trámite en el Senado, el Ejecutivo ingresó una indicación al proyecto para establecer que la depreciación instantánea comenzará a regir el 1 de octubre de este año y por un período de 24 meses, independiente de cuándo se apruebe el proyecto. O sea, la medida tendrá efecto retroactivo, pero estará sujeta al despacho de la reforma.

“Como Gobierno estamos preocupados y ocupados por estimular la actividad económica de nuestro país. Hoy (ayer) anunciamos una medida pro inversión que permite despejar una incertidumbre que estaba presente en la discusión tributaria”, sostuvo Larraín.

La autoridad agregó que con esta indicación se genera un incentivo directo sobre la inversión a partir del cuarto trimestre de este año, debido al menor costo del capital.

Imagen foto_00000005

Además, precisó que la medida original propuesta en el proyecto eleva el crecimiento de la inversión en torno a 2,9 puntos porcentuales anuales, por lo que es posible estimar que el efecto de un trimestre como el que se está proponiendo en esta indicación podría generar 0,7 puntos porcentuales de mayor crecimiento de la inversión en el año y entre 0,1 y 0,2 puntos porcentuales de mayor crecimiento del PIB este año.

¿SEPARAR DISCUSIÓN?

La idea de la medida es, por un lado, enviar una señal a los inversionistas para que “adelanten” gastos aprovechando la retroactividad del incentivo fiscal; y por el otro, ponerle presión al Congreso para que despache la norma.

El exsubsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, señaló que si la autoridad quiere dar una “señal”para los inversionistas, debería enviar “ahora” un proyecto sobre depreciación instantánea al margen de la reforma: “De lo contrario, se dependerá de la aprobación del proyecto tributario. Tampoco me parece conveniente que tenga efecto retroactivo”.

El senador socialista de la comisión de Hacienda, Carlos Montes, coincidió con Micco: “Estamos dispuestos a aprobar a la brevedad la depreciación instantánea en un proyecto separado, con discusión inmediata”.

Su par PPD de dicha instancia, Ricardo Lagos Weber, señaló que una ley corta lograría “acelerar la inversión de manera automática y darle un fuerte impulso al crecimiento. Le hemos dicho a Larraín en todos los tonos: separemos el proyecto y avancemos rápido con estos temas”.

El representante de RN en la comisión de Hacienda, el senador José García, calificó como un “poderoso incentivo” para la inversión que la depreciación aplique en un 100% del valor de los activos en La Araucanía: “Esto es parte de la agenda económica del Gobierno que nos permitirá terminar con la incertidumbre”.

EMPRESARIOS CELEBRAN ANUNCIO

Una favorable acogida tuvo ayer en el mundo empresarial el anuncio que hizo ayer el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, para incentivar la inversión.

Dada la desaceleración de la observada por la economía en el primer semestre y la mayor incertidumbre internacional, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Manuel Melero, destacó que el efecto retroactivo de la medida. “Así evita que se frenen inversiones a la espera de su aprobación. De esta manera, las empresas comenzarán a aprovechar este estímulo en el corto plazo, incentivando la inversión y ayudando al crecimiento del país”, expresó.

El gerente de estudios de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Álvaro Merino, sostusvo que son positivas todas aquellas medidas que contribuyan a atraer nuevamente a los inversionistas y ayuden a dar un impulso a la inversión. Ello, acotó, por cierto comprende un conjunto de acciones y no una “aislada en particular”.

En este sentido, agregó que se debe avanzar en despejar incertidumbres en el ámbito regulatorio, “otorgando mayor certeza jurídica, simplificando y acelerando el otorgamiento de permisos”.

En lo tributario, subrayó Merino, “es importante desenredar la compleja normativa impositiva y avanzar en la integración total, pues ello es un potente incentivo para la inversión”.

Otro punto clave que mencionó el ejecutivo del gremio minero fue el de “dar cabida a la flexibilidad y cerrar los espacios a la judicialización de las relaciones laborales”.

RUIDO DE LA APROBACIÓN

La visión empresarial contrastó con la expuesta por algunos economistas, quienes dudaron del impacto del anuncio en la inversión de este año, ya que sigue ligada a lo que ocurra en la discusión de reforma tributaria.

“Esto no pasa de ser una noticia que es buena para el proyecto, pero requiere ver cuál sera el grado de aprobación”, dijo el economista de Rojas y Asociados, Patricio Rojas.

Un punto que comparte el economista de Gemines Consultores, Alejandro Fernádez, Alejandro Fernández, dado que “efectivamente depende de que se apruebe. Mientras eso no suceda, el efecto es cero”.

De hecho, el economista, Hernán Frigolett estimó que este anuncio no cambia el escenario para quienes evalúan proyectos de inversión. “No gatillará nuevas inversiones ni acelerará las que estén en carpeta a la espera de ver cómo avanza la reforma junto con esta indicación”, dijo.

Más optimista, el economista Senior de LyD, Tomás Flores, sí se alineó con la idea de que logrará adelantar las inversiones que estén en carpeta y aclaró que “esto no tendrá efecto significativo en la caja fiscal de 2019, pero reducirá el ingreso fiscal de la operación renta del próximo año”.

Para los economistas las opciones del Gobierno para apoyar un impulso económico se relacionan con el desarrollo de inversiones en obras públicas.

Para Rojas el camino pasa por adelantar concesiones, lo que evitaría un deterioro de las cuentas fiscales.

Ante la pregunta de qué otras medidas podría adoptar el Gobierno, Flores indicó que en el Ministerio de Obras Públicas (MOP) existe una cartera de proyectos que puede tener una aceleración adicional a la anunciada.

Para el extesorero general de la República, el Gobierno estaría en condiciones de implementar una política fiscal de corto plazo concentrada fuertemente en inversiones. Ello porque, a su juicio, el Ejecutivo cuenta con capacidad de endeudamiento. “Hay un espacio inmenso por el lado de concesiones y licitaciones con una cartera de proyectos interesantes. Hay que seleccionar los que apuntalen mejor la ganancias de competitividad de los sectores exportadores, obviamente”. Esto último dado el escenario externo que apunta a que la guerra comercial se mantendrá. (DF)

Dejar una respuesta