Nueva directora del FMI advierte efecto desacelerador de guerra comercial

Nueva directora del FMI advierte efecto desacelerador de guerra comercial

Compartir

La nueva directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, realizó hoy su primer discurso a la cabeza del organismo, tras ser seleccionada para suceder a la economista y ahora presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde.

“La pregunta que nos convoca es ¿qué podemos hacer para ayudar a reparar las fracturas en la economía global y alentar un crecimiento más fuerte?”, dijo Georgieva al inicio del documento.

La incertidumbre asentada a nivel mundial -debido a factores como las disputas arancelarias y el cambio climático- enfocaron las palabras de la nueva directora, quien entregó las proyecciones del Fondo.

DESACELERACIÓN SINCRONIZADA

Georgieva indicó que hace dos años, la economía global se encontraba alineada en términos de repunte, lo que concordaba con el PIB, el cual arrojaba que cerca del 75% del mundo se estaba acelerando.

Sin embargo, “hoy, la economía mundial se mueve aún más en sincronía, pero, desafortunadamente, esta vez el crecimiento se está desacelerando”, agregando una desalentadora cifra: “En 2019, esperamos un crecimiento más lento en casi el 90% del mundo. La economía global se encuentra ahora en una desaceleración sincronizada”.

Lo anterior representa la tasa más baja desde el comienzo de esta década. Si bien los datos oficiales serán revelados la próxima semana, Georgieva ya adelantó las revisiones a la baja tanto para este año como para el próximo.

Si bien hizo hincapié en que el desempleo se encuentra en mínimos históricos en ciertos países, como Estados Unidos y Alemania, manifestó que “en las economías avanzadas, incluidos EEUU, Japón y, especialmente, la zona del euro, la actividad económica se está suavizando”, e incluyó en esa tendencia a algunas economías de grandes mercados emergentes como India y Brasil, donde la desaceleración es “aún más pronunciada este año”.

“La precaria perspectiva presenta desafíos para los países que ya enfrentan dificultades, incluidos algunos de los países del programa del Fondo”, dijo, y apuntó que la causa de esta desaceleración sincronizada tiene un punto en común: los quiebres.

DISPUTAS COMERCIALES

La directora apuntó a lo mucho que se ha hablado sobre las amenazas que constituyen las guerras comerciales. Sin embargo aseguró que “ahora vemos que en realidad están pasando la cuenta”.

“El crecimiento del comercio mundial se ha detenido casi por completo (…) La actividad manufacturera mundial y la inversión se han debilitado sustancialmente. Existe un grave riesgo de que los servicios y el consumo pronto se vean afectados”, dijo.

En esa línea, Georgieva explicó que la escalada de la guerra comercial entre EEUU y China ha generado que la proyección del PIB global caiga.

“Todos pierden en una guerra comercial. Para la economía mundial, el efecto acumulativo de los conflictos comerciales podría significar una pérdida de alrededor de US$ 700 mil millones para 2020, o alrededor del 0,8% del PIB. Como referencia, esto es aproximadamente del tamaño de toda la economía de Suiza”, detalló.

Además, puntualizó que las disputas están expandiendo sus frentes: las monedas se han visto afectadas, y la incertidumbre relacionada al comercio, al desenlace del Brexit y a las tensiones geopolíticas “están frenando el potencial económico”.

POLÍTICAS DE CRECIMIENTO

Otro de los pilares de Georgieva es generar políticas que aseguren un crecimiento más fuerte y resiliente. Para esto, delineó cuatro medidas: usar la política monetaria con prudencia y mejorar la estabilidad financiera, destacando la hostilidad con la que están trabajando los bancos centrales, respecto a su independencia, metas de inflación y tasas de interés; implementar herramientas fiscales para los desafíos actuales, según corresponda a las necesidades de cada país; impulsar reformas estructurales para el crecimiento futuro, que puedan aumentar la productividad y generar “enormes ganancias económicas”; y abrazar la cooperación internacional.

Respecto de la implementación de reformas estructurales, Georgieva destacó las políticas que mejor funcionan, y su primer ejemplo de éxito fue Chile. La directora destacó que “los programas de cuidado infantil aumentaron la participación femenina en la fuerza laboral y ayudaron a la economía. Probar, por cierto, que empoderar a las mujeres es un cambio económico”. También destacó la transparencia de Ghana y Jamaica.

CAMBIO CLIMÁTICO

Desde hace un tiempo, el calentamiento global se ha vuelto tema indispensable en las discusiones entre los líderes mundiales. “Es una crisis en la que nadie es inmune y todos tienen la responsabilidad de actuar”, dijo.

Señaló que una de nuestras prioridades del FMI es ayudar a los países a medida que reducen las emisiones de carbono y se vuelven más resistentes al clima. “La mayoría de las personas y la mayoría de las empresas tienen pocos incentivos financieros para hacer esta transición. Limitar el calentamiento global a un nivel seguro requiere un precio de carbono significativamente más alto”, afirmó.

Georgieva aseguró que, según Fiscal Monitor, “los impuestos al carbono pueden ser una de las herramientas más poderosas y eficientes. Pero la clave aquí es cambiar los sistemas impositivos, no simplemente agregar un nuevo impuesto”.

En tanto, informó que el Informe de Estabilidad Financiera Global del FMI muestra que se está avanzando en el sector financiero privado. “Los denominados bonos verdes ahora están en aumento en Europa y partes de Asia. Este es un muy buen desarrollo, pero no es suficiente”, explicó.

Así las cosas, la directora hizo un llamado a la necesidad de cooperar entre países en tiempos de crisis: “Si la economía global se desacelera más bruscamente de lo esperado, puede ser necesaria una respuesta fiscal coordinada. Déjenme ser clara. No estamos en esa posición. Pero cuando se trata de prepararse para la posibilidad de una respuesta coordinada, debemos recordar el consejo de Shakespeare: ‘mejor tres horas demasiado pronto, que un minuto demasiado tarde'”. (DF)

Dejar una respuesta