Nominan a Trump para Nobel de la Paz por cumbre con Kim...

Nominan a Trump para Nobel de la Paz por cumbre con Kim Jong-un

Compartir

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue nominado hoy para recibir el Premio Nobel de la Paz por haber logrado un acuerdo de desnuclearización con Corea del Norte, reportó la televisora estatal noruega NRK.

El nombre del mandatario -el mismo que insiste en construir un muro en la frontera con México, generó violentas protestas tras mover la embajada de su país en Israel a Jerusalén e inició una guerra comercial con Europa, Canadá y México- fue propuesto por dos legisladores oficialistas en Noruega, país que entrega el galardón, y entraría en el proceso de selección del próximo año, dado que la lista para 2018 se cerró en enero.

“Lo que está sucediendo ahora es histórico. Es un proceso frágil, pero debemos hacer lo que podamos para ayudar a que este proceso produzca buenos resultados. Creo que podemos hacerlo enviando una señal clara, dándole a Trump el premio de la paz”, manifestó a NRK el legislador Per-Willy Amundsen, del partido gobernante FRP.

Reconociendo que las negociaciones entre Washington y Pyongyang continúan, agregó que “no sería la primera vez que se le da el premio a alguien involucrado en un proceso. Obviamente, lo seguiremos cuidadosamente, pero creo que vale la pena un premio de la paz”.

Su colega Christian Tybring-Gjedde agregó que el acuerdo entre Corea del Norte y EEUU “no es vinculante, pero es un inicio para el desarme”. Añadió que el galardón sería “un impulso para que Donald Trump continúe con lo que ya comenzó”.

La nominación llega en momentos en que expertos cuestionan el pacto firmado en Singapur, que compromete a ambos países a avanzar hacia la desnuclearización y el retiro de sanciones económicas, sin un calendario. Mientras Trump asegura que la amenaza norcoreana fue neutralizada, analistas ven difícil que Pyongyang cumpla  los compromisos y hasta aseguran que Kim fue el gran ganador de la cumbre.

En 2009, el recién asumido presidente de EEUU, Barack Obama, recibió el premio por sus “esfuerzos extraordinarios para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos”.

TRUMP: NO HAY AMENAZA NUCLEAR

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebró esta mañana la histórica cumbre que tuvo con el líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong-un, en la que ambos lados acordaron avanzar hacia la desnuclearización de la península coreana.

“Todos pueden sentirse mucho más seguros que cuando comencé mi mandato. Ya no hay una amenaza nuclear por parte de Corea del Norte”, manifestó el mandatario en Twitter. Agregó que el aislado país asiático tiene “gran potencial para el futuro”.

En otro mensaje, manifestó: “Antes de que tomara el cargo, la gente asumía que tendríamos una guerra contra Corea del Norte. El presidente Obama dijo que Corea del Norte era nuestro problema más grande y peligroso. Ya no más. Duerman bien esta noche”.

El jefe de Estado también defendió su decisión de frenar los ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur, que Pyongyang consideraba una “provocación”. Su decisión sorprendió a Seúl y a altas autoridades en Washington.

“Nos ahorramos una fortuna al no hacer los juegos de guerra, mientras estemos negociando de buena fe. Y ambos lados lo están”, escribió.

Los analistas no comparten el optimismo de Trump. En entrevista con DF, la exasesora del Consejo Nacional de Seguridad Kelly Magsamen manifestó que mucho dependerá del resto de las negociaciones. Por su parte, el fundador de Eurasia Ian Bremmer citó el mensaje de Trump en Twitter y escribió: “Narrador: Aún había una amenaza nuclear por parte de Corea del Norte”.

COREA DEL NORTE DICE QUE TRUMP ACEPTÓ LEVANTAR SANCIONES

kim-jong-un-terceraEl líder norcoreano, Kim Jong Un, dijo que Donald Trump aceptó levantar las sanciones contra su régimen durante la reunión del martes en Singapur, según informó la prensa estatal. La afirmación contrasta con la retórica del presidente estadounidense, respecto a que las restricciones económicas continuarían.

El informe de la Agencia Central Coreana de Noticias, que fue publicado tras el retorno de Kim al país, señaló que Trump prometió suspender los ejercicios militares en Corea del Sur. También afirmó que Trump prometió “garantías de seguridad” no especificadas para Pyongyang, y a “levantar las sanciones en su contra”.

El último punto es destacable, pues va más allá de lo declarado por Trump durante y después de la cumbre. Trump dijo que las sanciones continuarían, al menos hasta que la aislada nación avance en el desmantelamiento de su arsenal nuclear. Pero ha habido pequeñas diferencias en los recientes comentarios de altos cargos estadounidenses, respecto a si será necesario primero una desnuclearización completa de Corea del Norte, y que ésta sea verificada, o si bastará con algunas primeras medidas para levantar las sanciones.

El propio Trump dejó margen de maniobra al afirmar que el fin de las sanciones podría darse incluso antes de que se verifique la “completa desnuclearización de la península coreana”, independientemente de la definición por ambas partes. “Espero que esto ocurra pronto”, afirmó el martes, en una conferencia de prensa de una hora. “De hecho, estoy deseoso de poder levantar las sanciones llegado el momento”.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a la solicitud para comentar el informe de la agencia de noticias norcoreana el miércoles.

El acuerdo firmado el martes por Trump y Kim, después de la primera reunión entre líderes de ambos países, no dio muchos detalles, más allá de repetir la promesa de Corea del Norte de avanzar hacia la “desnuclearización completa” y la de Trump de entregar una garantía de seguridad. El texto sí menciona el plan para que altos funcionarios sigan en negociaciones.

Trump sí señaló varias veces que hubo temas discutidos y acordados con Kim, que no fueron incluidos en el documento formal. Entre ellos, la decisión de Estados Unidos de suspender los ejercicios militares, aunque no está claro cuáles y por cuánto tiempo. Trump agregó que Kim le aseguró que Corea del Norte ha desmantelado una central de prueba de motores de misiles. Pero si hubo promesas sobre las sanciones, no se hicieron públicas.

Trump se enfrenta a la presión de Japón para mantener las sanciones, y la de China para que se retiren. Un cargo chino ya señaló que su país podría pedir a las Naciones Unidas que se levanten o se ajusten las medidas, base de la campaña de “máxima presión” que Trump ha usado para empujar a Kim hacia el desarme.

China, como vecino y principal socio comercial de Corea del Norte, también podría proveer algún alivio a Kim limitando por su cuenta la aplicación de las sanciones. (DF-Agencias)

Dejar una respuesta