Museo de Israel exhibe manuscrito que cambia historia de Noé y el...

Museo de Israel exhibe manuscrito que cambia historia de Noé y el diluvio

Compartir

Un grupo de pastores beduinos recorría una cueva en las cercanías de las ruinas de Qurám cuando al tirar una piedra en un agujero, notaron un sonido extraño. Regresaron para excavar y allí descubrieron diez tinajas de barro tapadas. En una de ellas, había tres manuscritos enrollados.

Con el tiempo, en el mismo lugar llegaría a encontrarse una colección de 972 pergaminos con escrituras religiosas, que corresponden a algunos de los textos bíblicos más antiguos jamás encontrados.

Actualmente, el Museo de Israel, que guarda los milenarios Rollos del Mar Muerto, muestra durante tres meses un fragmento antiguo del apócrifo del Génesis, nunca expuesto antes al público, que se exhibe a través de una pionera innovación tecnológica israelí.

El comisario de la exposición, Adolfo Roitman, señala que la vitrina donde está el fragmento del manuscrito está cubierta con un cristal inteligente diseñado para protegerle de cualquier tipo de degradación.

«Las luces que iluminan el documento, encendidas cada 30 segundos, están integradas dentro del propio cristal, una novedad tecnológica que permite al público ver el manuscrito y también evitar todo el daño posible al pergamino, que ya de por sí es enormemente sensible», añade.

El manuscrito data del siglo I antes de Cristo, está escrito en arameo y en él se recoge desde el capítulo 5 del Génesis al 15. Una fragmento en que se habla de Abraham y de Noé, pero guarda diferencias con el relato que históricamente conocemos.

Si bien el texto se considera apócrifo (que no es considerado por la Iglesia como de inspiración divina), sí se presta para ser objeto de nuevas teorías que ponen en duda la Biblia.

En el pergamino se narra el pasaje del fin del diluvio universal. A diferencia del Génesis, que narra que Noé sale del arca con su familia, y lo primero que hace es levantar un altar y hacer un sacrificio a Dios; el manuscrito conservado en Israel cuenta cómo Noé hace el sacrificio dentro del arca.

Además, estos fragmentos no están narrados en tercera persona, sino que es el mismo Noé quien cuenta la historia.

Actualmente, los conservadores de las piezas tienen que sortear complejos desafíos para disminuir la velocidad de la descomposición de los papiros. Paralelamente, se trabaja para tener un respaldo digital, con el objetivo de que las escrituras puedan ser consultadas online. (Emol)

Dejar una respuesta