Murdoch prepara la desarticulación de Fox y venta de activos

Murdoch prepara la desarticulación de Fox y venta de activos

Compartir

A los 86 años, el magnate de las comunicaciones Rupert Murdoch parece haber perdido su apetito por luchar, o al menos así se desprende de su voluntad de explorar un quiebre de 21st Century Fox, a través de la venta de sus activos de películas y televisión a Disney.

Las negociaciones, que fueron primero reportadas por CNBC, fueron iniciadas por Disney y su director ejecutivo, Bob Iger, dijeron dos personas cercanas a las discusiones a Financial Times. Aun cuando las conversaciones ya no están activas, quedó claro que Murdoch y sus hijos, Lachlan y James, pusieron a Fox en el mercado, convirtiéndola en objetivo de empresas ávidas de contenido como el grupo de telecomunicaciones Verizon y Charter Communications, de John Malone.

Pero no es sólo la venta lo que tomó por sorpresa a los inversionistas, sino el hecho de que los Murdoch iniciaron un proceso que podría llevar al desmantelamiento de una empresa que tomó décadas ensamblar.

Sin la escala que ofrecía una combinación con su rival Time Warner, que rechazó una compra por parte de Fox hace tres años, el quiebre podría ser la mejor opción.

La industria de medios enfrenta un período de cambio estructural. El mercado global de entretenimiento televisivo y cinematográfico se ha visto revolucionado por el alza de Netflix y el crecimiento del streaming digital.

Los ingresos por publicidad están bajo presión a medida que los televidentes cortan el cordón y cancelan sus suscripciones a los operadores de cable. En este escenario, los grandes conglomerados de medios están luchando por encontrar la mejor forma de responder. Para los Murdoch, esto significa negociar con un competidor directo.

En 2015 James Murdoch se convirtió en director ejecutivo de Fox, mientras que Lachlan fue nombrado presidente ejecutivo, junto a su padre. “Después de que Rupert le pasó la antorcha a James y Lachlan, Fox estaba listo para mantenerse como una empresa familiar en el futuro previsible”, escribió Michael Nathanson, analista de MoffettNathanson, en una nota a clientes. La posibilidad de una venta de activos “no estaba muy arriba en la lista de potenciales resultados para la firma”.(DF)

Dejar una respuesta