Muere embajador de Italia en el Congo en ataque a convoy de...

Muere embajador de Italia en el Congo en ataque a convoy de la ONU

Compartir

El embajador de Italia en República Democrática del Congo (RDC), Luca Attanasio, falleció en un ataque perpetrado contra un convoy de la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en RDC (MONUSCO) en los alrededores de la ciudad de Goma, situada en el este del país.

El Ministerio de Exteriores italiano ha señalado que junto a Attanasio murió un miembro de Carabineros que era parte de la escolta. “El embajador y el militar viajaban a bordo de un vehículo en un convoy de la MONUSCO”, ha agregado, tal y como ha recogido la agencia italiana de noticias AdnKronos.

El fallecimiento de Attanasio también ha sido confirmado por el portavoz del Parque Nacional Virunga, quien ha apuntado a un intento de secuestro contra personal de Naciones Unidas, tal y como ha recogido el portal congoleño de noticias Actualité.

El presidente de la sociedad civil en el territorio de Nyiragongo, Mambo Kawaya, ha señalado que entre los muertos figura también el conductor del vehículo, antes de agregar que el lugar del suceso es el mismo en el que en 2018 fueron secuestrados dos turistas británicos.

El Presidente de Italia, Sergio Mattarella, denunció el “cobarde” ataque armado contra un convoy de la ONU.

“Al lamentar este cobarde acto de violencia, todos los italianos enviamos sus condolencias a los familiares de las víctimas, así como el más sentido pésame y total solidaridad”, escribió el Mandatario, consternado por la muerte del diplomático, quien viajaba en un convoy del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

CONGO CULPA A RUANDESES

El Gobierno de la República Democrática del Congo (RDC) acusó hoy a las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR) del asesinato del embajador de Italia, Luca Attanasio, que murió este lunes cerca de la ciudad de congoleña de Goma (noreste) en un ataque contra un convoy de la ONU.

En un comunicado, el ministro congoleño del Interior, Aristide Bulakali Mululunganya, señaló que el convoy «fue víctima del ataque armado de elementos de las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR)», un grupo insurgente hutu que opera en la zona.

El ministro agregó que cuatro personas fueron secuestradas, una de las cuales fue encontrada por soldados del Ejército congoleño, que siguen rastreando el lugar del suceso.

Anteriormente, el Presidente de la RDC, Félix Tshisekedi, se declaró «consternado» por el suceso, condenó «enérgicamente estos atroces actos» e instruyó a «los servicios competentes a arrojar luz sobre este tema para que sus autores sean identificados y llevados ante la Justicia».

El ataque, en el que también fallecieron un carabinero y el conductor del automóvil en el que viajaban, fue cometido contra dos vehículos del Programa Mundial de Alimentos (PMU) de las Naciones Unidas, precisó la Misión de la ONU en la RDC (Monusco).

El incidente ocurrió en Kibumba, a 25 kilómetros al noreste de Goma, en la provincia de Kivu del Norte, en una zona en la que se encuentra el Parque Nacional Virunga, en la frontera entre la RDC, Ruanda y Uganda, y en ella operan varios grupos armados.

Attanasio, de 43 años, casado y con tres hijas, se había convertido en septiembre de 2017 en jefe de misión en Kinshasa, donde estaba realizando numerosos proyectos humanitarios.

Los otros dos fallecidos son el carabinero Vittorio Iacovacci, de 30 años, y el conductor del automóvil, del que no ha trascendido su identidad.

Las FDLR están conformadas por hutus que huyeron de la persecución del Gobierno ruandés en represalia por el genocidio de 1994 contra los tutsis y que fueron acogidos en el país entonces llamado Zaire (hoy RDC), gobernado por el dictador Mobutu Sésé Seko.

Ese grupo está integrado por miembros del antiguo Ejército ruandés y de la milicia hutu ruandesa Interahamwe, y siembra el terror entre la población civil de la zona oriental congoleña, rica en minerales y recursos naturales

El noreste de la RDC lleva años sumida en un largo conflicto alimentado por decenas de grupos armados rebeldes nacionales y extranjeros, pese a la presencia del Ejército congoleño y las fuerzas de la Misión de la ONU en el país, que tiene desplegados más de 15.000. (La Tercera Europa Press AFP EFE Emol)

Dejar una respuesta