MOP opta por reparar puente Cau Cau en Valdivia y descarta desarme

MOP opta por reparar puente Cau Cau en Valdivia y descarta desarme

Compartir

Reemplazar el mecanismo de levante y mantener el resto de la construcción física del puente, descartando de plano un desarme completo de la estructura. Estas acciones son parte de la solución definitiva que el Ministerio de Obras Públicas (MOP) planteará hoy en Valdivia, para reparar el fallido puente Cau Cau, que cumple más de dos meses habilitado provisoriamente al paso vehicular.

En abril de 2016, el entonces ministro Alberto Undurraga informó que el viaducto debía ser desarmado dadas las graves deficiencias detectadas en el sistema de levante y en el acero usado en los brazos del puente, basado en un informe técnico de ingeniería forense encargado al consorcio VMB Chile-Hardesty & Hanover.

Sin embargo, dicha decisión fue cuestionada por el actual gobierno, que en mayo pasado contrató a la firma americana Modjeski and Masters, para desarrollar un nuevo análisis técnico a la estructura, conclusiones que serán informadas hoy en Los Ríos, pero que a priori estas indican que es necesario reemplazar el sistema de levante oleohidráulico del puente, manteniendo el resto de la estructura, pero con ciertas adecuaciones, principalmente en los brazos levadizos, los mismos que fueron evaluados por el Dictuc en una prueba de carga desarrollada en agosto del año pasado.

La información, confirmada a “El Mercurio” por diversas fuentes de gobierno, será anunciada hoy en la sede regional del MOP en Valdivia, cita a la que asistirán autoridades regionales, locales y dirigentes sociales.

OTRAS TAREAS

Reemplazar el sistema de levante fue una demanda ampliamente requerida por Azvi, empresa que tras construir el Cau Cau y constatar las principales fallas en 2013 y 2015, alertó graves problemas de diseño en la estructura, etapa que fue encargada en 2007 al consorcio chileno Cygsa-DDQ, lo que derivó en un cruce de declaraciones con las autoridades del MOP de la época, quienes culpaban a la firma española de los problemas constructivos registrados en la obra.

Ahora, con la decisión de no desarmar el puente ya a firme, el MOP deberá concentrar sus esfuerzos en un plan para reparar el viaducto basculante sin entorpecer notoriamente el alto tráfico vehicular que mantiene, y que ha permitido disminuir los tiempos de viaje de entre 15 y 25 minutos en la capital de Los Ríos, con el paso diario de 4 mil automóviles.

Junto a ello, la cartera deberá dar término anticipado al contrato que mantiene con el consorcio chileno-holandés AG-LEN BridgXperts, a quien a inicios de 2017 le fue encargado diseñar un puente basculante completamente nuevo, en el escenario de que se haría efectivo un desarme completo de la estructura. En total, se han gastado US$ 26,9 millones en la construcción del Cau Cau, cuando aún resta por conocer el costo que tendrá la reparación. (El Mercurio)

Dejar una respuesta