Maduro: "ahora vienen por Venezuela" tras "golpe de Estado" en Brasil

Maduro: "ahora vienen por Venezuela" tras "golpe de Estado" en Brasil

Compartir

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo que después de lo que considera un “golpe de Estado” contra su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, “ahora vienen por Venezuela”, tras señalar que se trata de un supuesto plan de los que mueven “los hilos del poder” desde “el Norte”, en referencia a EE.UU.

“El golpe de Estado en Brasil es una señal grave y muy peligrosa para el futuro de la estabilidad de todo el continente (…) yo tengo plena conciencia de qué se trata este golpe de Estado y no voy a callar, y sé que ahora vienen por Venezuela“, dijo Maduro desde el palacio presidencial de Miraflores.

Señaló que “quienes mueven los hilos del poder por afuera, desde el Norte, tienen muy claro que Brasil” nación a la que se refirió como la “hermana mayor suramericana” es muy importante para el rumbo de América Latina y El Caribe, “es muy importante para el rumbo del mundo”.

Apuntó que este “golpe de Estado en Brasil” tiene como objetivo “neutralizar” a ese país y dañar al grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), así como a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

En este sentido pidió a los jefes de Estado del continente, así como a los líderes de movimientos sociales y políticos de la región “a levantar una voz de dignidad, a levantar una voz de justicia” en solidaridad con Rousseff y contra el supuesto plan que hay para atacar, también, a su Gobierno “revolucionario”.

En este sentido, indicó que hará unos anuncios “muy importantes” para “defender la unión de Venezuela, la integridad, la paz, la democracia” de Venezuela.

“He venido trabajando algunas ideas para cerrarle el paso al golpismo, a la violencia, al fascismo, y pido el apoyo de todo el país y de todo el pueblo, de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, la unión cívico militar”, señaló.

Mientras Maduro ofrecía estas declaraciones, un grupo de chavistas se concentró en la Plaza Bolívar de Caracas para solidarizarse con Rousseff y apoyar la tesis del presidente venezolano de las “pretensiones imperiales” sobre los Gobiernos de izquierda en la región.

JUICIO A FAMILIARES DE MADURO

Dos familiares del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, comparecieron este jueves en un tribunal federal de Nueva York acusados de narcotráfico, donde la Fiscalía propuso que el juicio arranque formalmente el próximo 7 de noviembre.

Durante la audiencia, el juez federal Paul Crotty preguntó a los acusados, Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas,si entendían que puede existir un posible conflicto de interés porque sus equipos legales están pagados por la misma persona.

Ambos respondieron, por separado, afirmativamente a las preguntas del magistrado durante más de media hora y rechazaron después la posibilidad de consultar a otro abogado o incluso tomarse más tiempo para pensarlo.

Campo Flores, de 29 años, y Flores de Freitas, de 30, entraron a la sala del juez Crotty vestidos con el uniforme gris oscuro de la prisión federal en la que se encuentran desde el pasado 12 de noviembre, cuando les presentaron formalmente los cargos, sin derecho a fianza, y se sentaron junto a sus abogados.

La audiencia se centró en el posible conflicto de interés planteado por la Fiscalía al juez en una carta enviada previamente al magistrado en la que recuerda el derecho de ambos a una justa representación legal, “libre de conflictos” en cuanto a con quién está la “lealtad de los abogados” al ser pagados por la misma persona.

El juez Crotty les informó que la Constitución de este país les garantiza ese derecho y les explicó que cuando un abogado acepta pagos que no provienen de su cliente podría ser objeto de una “indeseable influencia externa” que puede perjudicar a su cliente.

Tras explicar en qué consistía el conflicto planteado por la Fiscalía, el juez procedió a interrogar a Campos Flores y Flores de Freitas, que seguían la audiencia a través de un intérprete, para conocer si comprendían las implicaciones y si aceptaban seguir de todas formas bajo esta situación.

Finalizado el interrogatorio, la Fiscalía propuso un calendario tentativo para continuar con el proceso legal, de tal manera que todas las pruebas estén presentadas antes del 1 de julio y que el juicio arranque formalmente el 7 de noviembre.

Flores de Freitas, sobrino del presidente venezolano, y Campos Flores, ahijado de su esposa, Cilia Flores, fueron detenidos el 10 de noviembre pasado en Haití y trasladados a Nueva York por agentes de la Agencia Antidrogas (DEA). (Cooperativa EFE)

Dejar una respuesta