Macaya (UDI): "Política debe financiarse con aporte de personas naturales"

Macaya (UDI): "Política debe financiarse con aporte de personas naturales"

Compartir

El presidente interino de la UDI, Javier Macaya, advierte que el partido debe desvincularse de cualquier práctica ilegítima, porque si no lo hace “está en riesgo la continuidad del partido para los próximo 20 años”, añadiendo que en el Caso Penta no se previó la “ola en que se iba a convertir”.

En entrevista con La Tercera, Macaya asume el hecho que pueden existir discrepancias sobre la conducción del Caso Penta, pero que recomponer la unidad partidaria es “más necesaria que nunca”.

Sobre el caso en sí, el diputado precisa que éste, ha tenido una presencia muchísimo mayor a la que “imaginamos en un comienzo, donde no hemos sido capaces de explicar al país los matices que existen en una causa donde una de las tantas aristas tiene que ver con el financiamiento de la política”.

Macaya asegura no compartir la opinión de que la dirigencia actuó como abogado de Penta más que como líderes de partido, indicando que “desde el día uno, más allá de las dificultades emocionales que significara para Ernesto, más allá de su vinculación con una de las personas de empresas Penta, hemos tratado de dar a la UDI viabilidad política y proyección más allá del caso, pensando que cuando éste termine, la UDI tiene que ser capaz de salir a ganar elecciones, a convocar, a defender ideas”.

Tampoco comparte la línea de argumentación de los disidentes a la gestión de Ernesto Silva, respecto a que no lograron encapsular en quienes correspondía las supuestas prácticas irregulares de financiamiento.

” No comparto que aquí haya habido una línea institucional que beneficia a unos por sobre los otros. Al final del día, la UDI tiene que tener capacidad de desvincularse de cualquier práctica ilegítima y esa respuesta es urgente. Estamos hablando de un nuevo trato -por lo menos en nuestro partido- de lo que es la relación de la política y el dinero, y en nuestra propuesta está el fin de los aportes reservados. Soy de los que piensan que el nuevo trato implica un énfasis quizás absoluto en los aportes que hacen las personas naturales, dejando a las personas jurídicas sólo en los aportes a las fundaciones. Esos cambios vienen, y la directiva y el presidente que venga va a tener que hacerse cargo de esos cambios”, explica.

En cuanto a la negativa de no congelar la militancia de los dirigentes implicados, Macaya mantiene la línea argumental que ha tomado el gremialismo en torno a esperar el resultado jurídico del caso para adoptar una decisión.

“Todos han asumido sus defensas sin coordinación con lo que es la acción política de un partido, y nosotros los hemos dejado libres en ese camino. Va a llegar el momento en que los tribunales van a determinar si se configuraron o no delitos. No queremos que como en un comienzo se generalizó y se generó una sensación de que esto era un problema que sólo estaba en Suecia 286 podamos generar una situación donde se diga que todos los casos son iguales”, sostiene.

En ese sentido, el legislador opositor explica que la señal que se ha dado con la salida de Silva y el alejamiento de Iván Moreira “va a poder dar un nuevo impulso al rol que tiene que cumplir la UDI haciendo oposición política. Más allá de las pequeñeces típicas, tengo la impresión de que el mundo político ha valorado el oxígeno que se genera en esta nueva etapa”.

En cuanto al rol que ha jugado Jovino Novoa, Macaya explica que “es un militante histórico del partido y es parte de la comisión política. En esa instancia se ha debatido sobre cómo se le da viabilidad futura a este proyecto”.

“Tenemos que demostrarle a Chile que cambiamos, que evolucionamos, que no vivimos sólo de recuerdos. Y un recuerdo de un pasado muy exitoso para nuestro partido, que fue muy bueno, que nos convirtió en el partido más grande del país, que hoy tiene que demostrar una evolución. Si hay algo que permite la salida de Ernesto, y que enaltece aún más su gesto, es que permite generar unidad y energía para hacer los cambios que vienen”, menciona el dirigente.

En cuanto a la crítica que hace de la forma en cómo la UDI abordó el Caso Penta, el timonel interino del gremialismo afirma que “a lo mejor no previmos la ola en la que se iba a convertir el caso Penta. Si le preguntaba a cualquiera en septiembre del año pasado, tampoco hubiese leído en lo que se iba a convertir esto, con más empresas involucradas, con el caso del hijo de la Presidenta… Aquí se hace necesaria, y urgente, la reflexión por parte de la clase política, porque si no se hace van a ser mayoritarias las voces que hablan de que se vayan todos y que llamemos a una asamblea constituyente. Ese es el peligro real que tiene nuestra institucionalidad”. (El Mostrador-La Tercera)

 

 

Dejar una respuesta