Macaya: «Dispuesto a que me digan traidor para cerrar tema constitucional»

Macaya: «Dispuesto a que me digan traidor para cerrar tema constitucional»

Compartir

Luego de que el viernes presentaran la propuesta de Chile Vamos para llegar a una nueva Constitución, el presidente de la UDI, Javier Macaya, aseguró este domingo estar por una nueva Carta Fundamental y dispuesto a que le digan «traidor» con tal de que «Chile pueda poner la pelota al piso en el tema constitucional» y cerrar el proceso.

Junto con reiterar su compromiso y el del bloque con una nueva Constitución, Macaya afirmó en entrevista con el programa «Mesa Central» de Canal 13, que «yo estoy dispuesto a que me digan traidor, a que me funen, con tal de que Chile pueda poner la pelota al piso en el tema constitucional pensando en las próximas décadas, hay que cerrar«.

De hecho, a su llegada a la estación televisiva, el senador fue increpado por personas del denominado Team Patriota.

Sobre la propuesta del viernes, el senador explicó que la postura del conglomerado es «ex ante, sin que esto implique escribir, porque acá nos han acusado de que queremos escribir antes de la Constitución y que queremos omitir la deliberación necesaria democrática que se tiene que dar por el órgano, nosotros lo que queremos hacer hoy es no inhibir esa deliberación democrática que se tiene que dar en el órgano, pero sí fijarle una cancha. Se habla mucho de la hoja en blanco, aún las hojas en blanco tienen bordes».

«Hay conversaciones respecto a qué bordes se pueden tener en este diálogo que tiene que seguir generándose y sin exclusiones, sin intransables», explicó Macaya, agregando que «se pueden poner bordes que sean virtuosos, que hoy la sociedad tiene, por ejemplo, el reconocimiento de esos pueblos originarios, pero no la plurinacionalidad«.

Y agregó que «fijándose bordes bien estructurados que eviten que se vuelva a pensar en refundar Chile, creo que el órgano es más bien indiferente«.

Sobre los criterios del Presidente Gabriel Boric sobre el proceso, Macaya consideró que «es una declaración que va en línea con lo que nosotros hemos estado procurando construir. Ahora, lo que tiene que hacer el Presidente es convencer al oficialismo y ver si esto es algo que aterriza en una voluntad maximalista«.

Ante la posibilidad de un Plebiscito de entrada como pide el Partido de la Gente, el senador expresó que eso «sería ponerle más incerteza a lo que ocurre hoy en Chile«.

«Nuestra intención no es eliminar la deliberación democrática que se tiene que dar en el futuro órgano que redacte la nueva Constitución, no es dejar amarres, pero sí fijar ciertos principios ordenadores«, sentenció. (Emol T13)