Los millonarios montos detrás del conflicto laboral que complica a Walmart

Los millonarios montos detrás del conflicto laboral que complica a Walmart

Compartir

El pasado 21 de junio, el presidente del Sindicato Interempresa Líder de Trabajadores de Walmart Chile, Juan Moreno, envió un correo electrónico al CEO de la multinacional estadounidense Doug McMillon con copia a Ryan Larsen, Director de Relaciones Laborales, y Horacio Barbeito, gerente general de división local.

En la misiva, advirtió que la nueva legislación laboral establece que cualquier tipo de reemplazo en huelga, ya sea con empleados externos o internos, se considera una práctica antisindical. “Tales prácticas son consideradas la violación más grave del Código de Trabajo de Chile”, y que cualquier incumplimiento de la compañía podría derivar en que posteriormente se vea impedida a firmar contratos con el Estado de Chile durante un periodo de dos años.

“Las buenas relaciones han sido severamente dañadas por la intención de los gerentes locales de introducir cambios dramáticos que afectarán las funciones y beneficios actuales de los trabajadores, sin ningún tipo de compensación”, advirtió el timonel del sindicato.

La carta forma parte de uno de los capítulos más complejo por el que atraviesa Walmart Chile con su mayor sindicato. La agrupación que reúne a 16.850 trabajadores representa a un tercio del total de sus colaboradores, considerando que en nuestro país la compañía emplea a 52.000 personas.

Hoy las conversaciones entre el grupo y la supermercadista viven un momento clave. Ello luego de que la semana pasada rechazaran la última propuesta de la compañía y optaran por amplia mayoría iniciar una huelga. Sin embargo, la paralización quedó en compás de espera, luego de que Walmart solicitara la mediación de la Dirección del Trabajo, la que comenzó hoy.

Detrás del conflicto laboral existen millonarios montos en juego y que significaron un quiebre en la relación laboral entre Walmart y parte de sus trabajadores.

Según explicó a La Tercera PM, el presidente del sindicato, Juan Moreno, dos de las peticiones concretas que plantearon a la compañía implican un gasto anual extra a Walmart Chile de $4.000 millones. Se trata del pago de un bono de 4% del sueldo base a 11.000 personas que pasarán a cumplir servicios bajo la modalidad de multifunciones y el pago de un bono de movilización para 5.000 trabajadoresde Súper Bodega ACuenta.

“La empresa cometió un error garrafal con nosotros, porque apuntó a la atomización sindical. A un sindicato de 100 personas le quiere dar más contratos que a un sindicato de 17.000 personas. Allí es cuando se empieza a jugar este malicioso juego de dividir para ganar, pero hoy la gente está muy preparada. Más aún, la gente sigue inscribiéndose con nosotros”, explicó Moreno.

El Plan B

El formato más afectado en caso de una eventual huelga será Super Bodega ACuenta y el principal impacto se produciría en las localidades en que estos supermercados tienden a ser la única sala de venta. Se trata de comunas como Victoria, La Unión y San Vicente de Tagua Tagua, entre otras.

En una segunda línea vendrían las cadenas de Lider Express que es de menores metros cuadrados y que normalmente está ubicado en sectores donde se encuentran otros supermercados de la misma compañía. Sin embargo, no más de ocho a 10 salas de hipermercados del formato Líder podrían cerrar.

No obstante, según trascendió, 100 locales en total podrían cerrar en caso de recrudecer el conflicto laboral. Sería en total un cuarto del total de plazas de venta que mantiene Walmart en Chile.

En todo caso, de fracasar el periodo de negociación ante la Dirección del Trabajo, Walmart ya cuenta con un Plan B para amortiguar los costos que implicaría una huelga de sus trabajadores. En efecto, la estrategia de la supermercadista apuntará a redireccionar a sus clientes geográficamente a otros lugares para efectuar sus compras y, al mismo tiempo, resguardar los alimentos perecibles.

La Tercera/Agencias

Dejar una respuesta