Líderes republicanos en Michigan descartan fraude y refutan a Trump

Líderes republicanos en Michigan descartan fraude y refutan a Trump

Compartir

Los líderes republicanos de Michigan que se reunieron con el presidente, Donald Trump, en la Casa Blanca esta tarde aseguraron no contar con información que pueda «cambiar el resultado» de las elecciones en el estado, lo que supone un golpe a las denuncias de «fraude» sin pruebas esgrimidas por el mandatario.

«No estamos al tanto de informaciones que podrían cambiar el resultado de la elección en Michigan», señalaron en un comunicado al término de su encuentro con Trump en Washington.

La delegación estuvo encabezada por el presidente del senado de Michigan, Mike Shirkey, y el presidente de la cámara, Lee Chatfield, del estado del Medio Oeste.

Asimismo, añadieron que «el proceso de certificación de Michigan debería proseguir su proceso deliberado libre de amenazas e intimidación».

La reunión de presidente saliente, que todavía no ha reconocido su derrota en las elecciones del 3 de noviembre frente al demócrata Joe Biden, con legisladores republicanos de Michigan se produjo en el marco de sus esfuerzos para dar la vuelta al resultado de los comicios en medio de sus acusaciones, sin pruebas, de «fraude».

Trump ha defendido sin pruebas que en los comicios hubo «votos ilegales», al sostener que hubo fraude en el voto por correo en varios estados.

Según el diario The New York Times, Michigan, donde ganó Biden y que tiene previsto certificar los resultados el lunes, se ha convertido en un objetivo primordial de la campaña de Trump para alterar el resultado de las elecciones.

La republicana Monica Palmer, una de los cuatro miembros de la junta electoral del condado de Wayne -donde se encuentra Detroit-, dijo el jueves al diario The Washington Post que Trump le telefoneó el martes, aparentemente para presionarla con el fin de que cambiara su decisión de validar la victoria de Biden.

Palmer explicó que el mandatario saliente le llamó por la noche, justo después de que sus compañeros y ella hubieran certificado la victoria de Biden en su distrito.

Al día siguiente de la llamada de Trump, el miércoles, Palmer y el otro integrante republicano de la junta electoral de ese condado anunciaron que querían retirar su certificación de los resultados, algo que las autoridades de Michigan han indicado que no permitirán.

Según los últimos conteos, Biden ya tiene 306 delegados en el Colegio Electoral, por encima de la cifra mágica de 270 que otorga la victoria en las elecciones, mientras que Trump tiene 232.

TWITTER TRASPASARÁ CUENA PRESIDENTE DE EEUU A BIDEN

Twitter informó que entregará el control de la cuenta @POTUS (perteneciente al presidente de Estados Unidos) a Joe Biden el día del cambio de mando, incluso si para entonces Donald Trump aún no reconoce su derrota en las elecciones.

En declaraciones al medio Politico, el vocero de la compañía, Nick Pacilio, explicó que se están “preparando activamente para apoyar la transición de las cuentas institucionales de Twitter de la Casa Blanca el 20 de enero de 2021″.

“Como hicimos para la transición presidencial en 2017, este proceso se está realizando en estrecha consulta con la Administración Nacional de Archivos y Registros”, agregó.

Como parte del traspaso se archivarán todos los tuits existentes en @POTUS, así como en @FLOTUS (la cuenta de la primera dama), @VP (la de la Vicepresidencia) y otras cuentas oficiales.

Las cuentas luego se restablecerán en cero tuits y se transferirán al nuevo ocupante de la Casa Blanca ese día.

Durante todo su mandato, Donald Trump ha ocupado Twitter como una de sus herramientas de propaganda. Sin embargo, el magnate no dejó de usar su cuenta personal (@realDonaldTrump) y @POTUS se dedicó a replicar esos mensajes. En cuanto a seguidores, @realDonaldTrump tiene 88 millones, mientras que @POTUS cuenta con 32 millones.

«HICE UN TRABAJO INCREIBLE»

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se fue a jugar al golf después de hacer una breve aparición en la cumbre del G20, organizada por Arabia Saudita en forma virtual debido al covid-19.

Trump, que todavía no ha aceptado su derrota frente a Joe Biden en las presidenciales de este mes, habló en la sesión inaugural.

Una fuente con acceso a las sesiones online, cerradas a los medios, djo que Trump explicó haber hecho “un trabajo absolutamente increíble durante su mandato, en lo económico y con la pandemia”.

Fue un ejercicio de “autopublicidad”, según esa fuente, que agregó que “no dijo nada sobre la situación global”.

“Ha sido un honor trabajar con ustedes y espero trabajar con ustedes en el futuro y durante mucho tiempo”, dijo el presidente, según otro participante.

Cuando terminó su intervención por videoconferencia, Trump se fue y le sustituyó al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, mientras otros líderes mundiales seguían hablando.

Más tarde, abandonó la Casa Blanca y se dirigió a un campo de golf en Virginia, cerca de Washington, donde fue recibido por un puñado de simpatizantes, uno de ellos con una pancarta que decía “cuatro años más”. (EFE Cooperativa ADN La Tercera)

Dejar una respuesta