Las razones de Cubillos para sentarse hoy a la mesa con los...

Las razones de Cubillos para sentarse hoy a la mesa con los Profesores

Compartir

La palabra “educación” fue, espontáneamente, la que la mayor parte de los encuestados del sondeo semanal de la Cadem (publicada hoy) señalaron al explicar las razones de la desaprobación al gobierno. Una desaprobación que hoy alcanzó el 57%, mientras su apoyo llegó al 32%.

En el Ejecutivo se afirma que, si bien no era la única razón, la desaprobación que trajo aparejado el conflicto con el Colegio de Profesores fue un factor que llevó a que hoy, finalmente, la ministra de Educación, Marcela Cubillos, se sentara a la mesa por tercera vez junto al dirigente del gremio, Mario Aguilar. En La Moneda enfatizan que el tema era un factor claro de evaluación negativa y que ella misma, que hace unos meses con Admisión Justa o Aula Segura era calificada como una de las “estrellas” del gabinete, había perdido 11 puntos en un mes. Seguir apostando al desgaste del paro -señalan en La Moneda- era un riesgo y quedar como intransigentes también.

El miércoles pasado, las señales que daba la ministra Cubillos eran claras: no se sentaría nuevamente a la mesa si los profesores no deponían el paro. Un mensaje que compartía el Presidente Sebastián Piñera, con quien habla varias veces al día desde que entró al Mineduc. Sin embargo, hace 72 horas algo cambió, cuando el viernes Cubillos envió un mensaje a Aguilar citándolo a la reunión de hoy.

Por una parte, en el transcurso de la semana, el mandato de Piñera había sido uno: resolver el conflicto. En ese marco, el subsecretario de Educación, Raúl Figueroa se había comunicado de manera informal en varias ocasiones con Aguilar. Por otra parte, el ministerio también mantenía conversaciones con el titular de la Dirección de Presupuestos, Rodrigo Cerda, para allanar la posibilidad de poner sobre la mesa la entrega de un monto que pudiera responder al único punto del petitorio de los profesores que quedaba abierto: la mención de las educadoras diferenciales y de párvulos, que el propio Figueroa había avaluado en unos 430 mil millones de pesos al año.

Pero además el presidente de la Cámara Alta, Jaime Quintana, había ofrecido sus “buenos oficios” para interceder en el conflicto. De hecho, tal como publicó La Tercera, Quintana le solicitó al ministro de la Segpres, Gonzalo Blumel, y a su subsecretario, Claudio Alvarado, explorar la posibilidad de los senadores de la oposición se reunieran con el Presidente Piñera para mediar. Esto no cuajó porque desde La Moneda transmitieron que ello se podría leer como una desautorización a Cubillos. Pero finalmente el jueves se citaron Alvarado, Aguilar y Quintana en la sede del Congreso en Santiago para acercar posiciones y destrabar el paro, lo que incluía un reconocimiento monetario a los educadores diferenciales que podría llegar hasta los $3.600 milloens.

Aunque en el Mineduc no confirman que la caída en las encuestas haya sido la razón principal para concretar la cita de hoy, en el gabinete de Cubillos explican que “las dos partes (ministerio y profesores) estaban complicadas con la prolongación del conflicto, ninguno de los dos estaba ganando”. Pero descartan que haya sido esa la razón única para sentarse a negociar por tercera vez.

“No se podía mantener el paro ad eternum. La ministra siempre trata de no hacer lo que se espera porque sino siempre se sabe qué va a pasar. Ella busca formas de romper la inercia y por lo general siempre termina siendo algo poco esperado para ir superando los conflictos”, argumentaban en el equipo de Cubillos al cierre de esta edición.

 

La Tercera/Agencias

 

Dejar una respuesta