Larraín Matte se abre a debate constitucional por canales institucionales

Larraín Matte se abre a debate constitucional por canales institucionales

Compartir

En medio del actual clima de crispación social que vive el país, el mundo de la empresa de Chile empieza a dar señales de que es posible abrir un debate para iniciar un proceso constitucional. Lo dijo el líder de la CPC, Alfonso Swett, y también el presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Bernardo Larraín Matte.

En el programa Estado Nacional, de TVN, el dirigente dijo que el sector empresarial es un activo participante del debate público y lo tiene que hacer “sin ninguna inhibición”, poniendo de ejemplo “la discusión constitucional”.

“Por supuesto” una nueva Constitución, “pero obviamente a través de los canales institucionales”.

Consultado específicamente si se inclina por una nueva carta magna o una reforma a la actual, Larraín matizó diciendo que, cuando se habla de Nueva Constitución, “por supuesto que se debe rescatar lo valioso que tiene la existente”.

Y en ese mismo contexto, expresó su distancia con la posibilidad de llevar adelante un proceso para crear una Asamblea Constituyente.

“Qué mejor Asamblea Constituyente que el Congreso democráticamente elegido el año 2021, con un sistema proporcional, con un financiamiento de la política que está 100% transparentado”, comentó Larraín, enfatizando que es la gente la que elige a sus representantes.

Por lo mismo, destacó la importancia de reponer el voto obligatorio “100%” para que “ese Congreso de 2021” sea representativo.

Consultado de manera particular si lo que finalmente está proponiendo es que ese Congreso del 2021 sea el constituyente para una Nueva Constitución para Chile, el dirigente respondió “absolutamente”.

En esa línea, salió al paso de los críticos de la representatividad de la actual conformación del Legislativo. “Bueno, si los mismos que dicen eso, que vayan a votar. Ahora, si no van a votar voluntariamente, todos tenemos el deber de resguardar nuestra democracia, y la manera de resguardarla es que los cambios constitucionales se hagan en el parlamento que todos elegimos”, sostuvo.

LUKSIC E INGRESO MÍNIMO

Pero no sólo de Constitución habló Larraín Matte. Claro porque el dirigente gremial fue abordado también por la iniciativa de Andrónico Luksic de fijar un ingreso mínimo de $ 500 mil en sus empresas, algo que ha sido copiado por otras compañías, pero que también ha encontrado críticas en el sector empresarial.

El timonel de Sofofa dijo “hace mucho tiempo” esa es la realidad de las empresas socias del gremio y que, en Colbún, la firma donde fue presidente y gerente general (y que es controlada por su familia), nadie gana menos de $ 650 mil.

Y aunque valoró la iniciativa personal del presidente de Quiñenco, también manifestó sus reparos sobre las palabras que utilizó para justificar el alza del ingreso mínimo.

“A mí todo lo que sea una acción individual, en cada empresa, básicamente coherente con la realidad de esas empresa, bienvenida. Yo no critico a Andrónico Luksic. Al contrario, lo celebro. En su realidad en el fondo él está planteando algo para sus empresas” dijo.

“No me gustan frases como, por ejemplo, este es un tema de meterse la mano al bolsillo, o este es un tema de que hay que pagar la cuenta. Lo digo con toda franqueza, pero creo que el conflicto es mucho más complejo”, matizó.

REFORMA TRIBUTARIA

El presidente de Sofofa también tuvo palabras para la reforma tributaria luego del triunfo que se anotó el nuevo ministro de Hacienda, Ignacio Briones, al llegar a un acuerdo con la oposición y destrabar finalmente su tramitación.

Larrain Matte valoró precisamente esa capacidad de diálogo y reflexionó que el estallido social cambió la agenda de prioridades contemplada hasta el 18 de octubre pasado.

“Y no hay duda que en la discusión tributaria, si bien en el origen lo que inspiró a este gobierno de modificar el sistema tributario fue reincorporar incentivos a la inversión y simplificar el sistema tributario, hoy innegablemente tiene más protagonismo la agenda social, que tiene que ser financiada”, dijo.

Sin embargo, Larrain Matte a continuación estimó que este sistema tributario será temporal y que no se va a sostener en el largo plazo.

Para justificar esta previsión, afirmó que hay un acuerdo de mediano plazo de constituir un equipo de trabajo con integrantes nacionales e internacionales para revisar la lista de exenciones tributarias que tiene el sistema chileno

“Y dice, lo que es muy importante, (que) los resultados de esa revisión, si es que implica mayor recaudación, una buena parte lo vamos a destinar a reducir la tasa ya sea del IVA o la tasas de impuestos corporativos”, comentó.

En tal contexto, dijo que el resultado de trabajo de esa instancia, “probablemente va a nutrir” la agenda tributaria de un próximo gobierno. “Eso lo ha dicho el ministro (Briones) y me parece positivo eso porque la revisión de las exenciones tributarias va a estar en manos de un grupo de trabajo que lo hará en profundidad, con contenido técnico”, afirmó.

Y aunque Bernardo Larraín Matte dijo este acuerdo tributario es mejor que el que había antes, advirtió que el tema de la recaudación subió “algunos peldaños” (“tenemos que empatizar con el contexto actual”) y que en términos relativos el ítem de la inversión “perdió protagonismo”.

“Eso es un hecho innegable. Había un instrumento pro inversión como era el de la integración que se descarta y sin embargo las compensaciones que se habían diseñado para esa integración subsisten. Claramente, hay un instrumento pro inversión que dejó de estar y hay compensaciones que estaban contempladas en el proyecto del Gobierno”, (Pulso-TVN)

Dejar una respuesta