La paya que reveló la relación entre los diputados Loreto Carvajal y...

La paya que reveló la relación entre los diputados Loreto Carvajal y Gabriel Silber

Compartir

“Me contaron por ahí / Y esto no es rumor / Que en la Cámara de Diputados / Ha nacido el amor”.

Fue en rima, y respetando la tradicional cadencia de la paya. El escenario: el hall del Congreso Nacional, tomado ayer jueves por la Cámara de Diputados para ofrecer el tradicional esquinazo con que parlamentarios y funcionarios de la Corporación conmemoran las Fiestas Patrias. Una fiesta que, por lo demás, este año se preparó sin bebidas alcohólicas, en atención a una propuesta hecha por la primera vicepresidenta de la Cámara, Loreto Carvajal (PPD).

La propia Carvajal estaba presente para el inicio del esquinazo, ataviada con una chupalla, una chaqueta burdeo y una falda roja. Junto con ella estaba el presidente de la Cámara Baja, Iván Flores (DC), listo para bailar el pie de cueca. Y en torno a ellos, otros diputados dispuestos a participar en el baile nacional, como Karol Cariola (PC) y Jaime Bellolio (UDI).

Pero la paya -entonada por la Agrupación Folclórica Nuestras Raíces, grupo compuesto por funcionarios de la Cámara Baja- tenía como destinataria a Carvajal y a otro parlamentario: el diputado DC Gabriel Silber, quien también se aprestaba a bailar cueca, justamente con la diputada como pareja.

El momento, entonces, oficializó que ambos se encuentran en una relación. Y, lejos de reaccionar con molestia, Silber y Carvajal bailaron juntos y sonrientes a los compases de la cueca, acompañados por otras duplas de baile que traspasaban las diferencias políticas, como la de Cariola y Bellolio.

La pareja no es la primera que se da a conocer públicamente en el Parlamento. De hecho, una de las más conocidas es la que se formó hace más de una década entre el senador Andrés Allamand y la entonces diputada Marcela Cubillos. Ambos se casaron y hoy permanecen juntos, con Allamand manteniéndose en la Cámara Alta y Cubillos como ministra de Educación. Otra, con un final distinto, fue la de los entonces diputados Carolina Tohá y Fulvio Rossi.

 

La Tercera

Dejar una respuesta