La parcela de la discordia y la demanda tras millonaria condena al...

La parcela de la discordia y la demanda tras millonaria condena al PC

Compartir
04 de marzo de 2018/SANTIAGO El Partido Comunista realizó un acto de homenaje a 13 años de la muerte de su histórica dirigenta, Gladys Marín. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

Corría enero de 1990 cuando Eliana Poblete llegó a trabajar como cuidadora de la parcela ubicada en El Arrayán, en Lo Barnechea. La democracia había sido recién recuperada y con ello el predio ubicado en Pastor Fernández 16.030 era devuelto a la manos del Partido Comunista. El terreno -tal como ocurrió con otros- le había sido arrebatado a la colectividad por la dictadura de Augusto Pinochet.

Por medio de Américo Zorrilla, histórico dirigente del PC y exministro del Presidente Salvador Allende, se concretó el traslado a la casa de madera que estaba en medio del sector. Antes vivía en Lo Prado, con su familia compuesta por sus tres hijos, mientras que su conviviente -ahora fallecido- estaba de gira en el norte del país, cumpliendo disciplinadamente las tareas del partido.

Le prometieron pagarle un sueldo, la luz, agua y teléfono, a cambio de que ella y su pareja cuidaran, limpiaran, ordenaran y administraran la parcela. Pero el partido no cumplió.

Al menos así lo explicó la mujer en la demanda laboral que ingresó en 2019 ante el Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago, acción legal que fue acogida por el tribunal recientemente, ordenando el pago de 170 millones de pesos, los que deberán salir de las arcas de la tienda política.

LAS VISITAS

De acuerdo a lo relatado en el documento, en 1991 y habiéndose arreglado la piscina, comenzaron a circular por el terreno importantes rostros comunistas: Gladys Marín, Lautaro Carmona, Volodia Teitelboim, Hugo Gutiérrez y Guillermo Tellier, entre otros. Iban a los eventos masivos organizados por el partido que ahí tenían lugar.

Uno de ellos fue arrendar el predio para crear la “Feria Artesanal Pueblito de El Arrayán, la misma “que fue clausurada en el año 1997, en agosto, por deficiencias en la infraestructura, como pozos, alcantarillado, etc., quedando un solo restaurant y quedando abandonado el resto de los locales”, cuenta.

“Recibía naturalmente ordenes de los dirigentes y administradores del PCCH (Partido Comunista) y a ellos les debía subordinación, a ellos les informaba las novedades del predio, de las visitas, ellos me avisaban cuando lo ocuparían para eventos, etc.”, añade.

Agencia UNO
Agencia UNO

Pero -complementa- “cuando fue pasando el tiempo y no se cumplían los ofrecimientos hechos para que nos fuéramos a vivir ahí, comencé a conversar con diversos miembros y dirigentes del Partido Comunista”.

“En cada oportunidad me señalaban que tuviera paciencia, que cuando las cosas mejoraran me pagarían todo. Incluso la misma Gladys Marín (Q.E.P.D.) me pidió paciencia”, agrega.

Así las cosas, señala que se vio forzada a poner en venta la casa donde vivía antes de llegar a la parcela del PC. Así se lo habría sugerido el encargado de finanzas del partido, quien -ante la insistencia de la mujer- le explicaba que no había dinero en las arcas de la organización. Ese -según explica en la acción legal- era su único bien y terminó vendiéndola para pagar sus gastos.

“La jornada ordinaria de trabajo nunca fue respetada, así como los descansos semanales, anuales, ya que debía cumplir con mis funciones de cuidadora las 24 horas del día, todo el año, sin permiso anual”.
– Extracto de la demanda

“Esos han sido mis 29 años en la parcela, sin recibir un solo sueldo de los prometidos y debidos de acuerdo a la legislación vigente, ya que la era del feudalismo se acabó hace mucho tiempo”, sentencia.

LA CONDENA

Las relaciones en buenos términos entre el PC y Eliana se cortaron cerca de 2012, y siete años después estampó su demanda.

En el proceso judicial se pidió la presencia de Guillermo Teillier, presidente de la colectividad, pero no llegó, de modo que la decisión del tribunal se dictó el 3 de febrero de este año sin su participación.

 
“Se cita a absolver posiciones a don Guillermo Teillier del Valle, quien no comparece, solicitando la parte demandante se haga efectivo el respectivo apercibimiento legal. El tribunal resolverá en sentencia definitiva”.
– Extracto de la sentencia

El caso terminó con el Partido Comunista siendo condenado al pago de cerca de 170 millones de pesos, repartido en remuneraciones adeudadas, feriados legales no pagados y indemnización por 11 años de servicios, entre otros.

NULIDAD

Sin embargo, al tratarse de una sentencia de primera instancia, desde el PC adelantaron que pedirán anular juicio. “Eso no se condice con la verdad”, dice justamente el secretario general del Partido Comunista, Lautaro Carmona, en relación a la demanda de Eliana Poblete.

En conversación con BioBioChile, el dirigente político sostiene que “el antecedente que podemos entregar es que este es un proceso bastante largo, que tiene conclusiones en tribunales y dado que debían abandonar ese lugar porque se demostró que no era de ellos, sino que estaban haciendo un uso indebido, ahora trasladaron el caso a un juicio laboral”.

Agencia UNO
Agencia UNO

“Vamos a abordarlo desde Tribunales. No quiero desacreditar al abogado, aunque tiene muchos intereses en desacreditar al PC. No quiero llegar más allá, para que esto quede en el espacio de tribunales, por eso estamos presentando una solicitud de nulidad del fallo. Eso es, es ingrato, pero eso es”, afirma Carmona.

“¿Por qué lo hace? Creo que hay ahí una vecindad con muchos personajes muy especiales. Bueno, pero esa es la parte política, pero por ahora el tema es judicial”, agrega.

Finalmente, consultado por las razones de por qué el tribunal no acoge la versión del PC, Carmona asevera: “Lo desconozco, hasta hablar con los abogados para ver si hubo alguna omisión o vacío en gestiones”.

A la millonaria condena se suma la prohibición que recientemente impuso el Servel al PC y que también afecta directamente sus finanzas: no podrá hacer tallarinatas, porotadas ni bingos.

Según publicó La Tercera la semana pasada, el partido deberá abstenerse “de realizar directamente ese tipo de campañas de financiamiento”.

Los ingresos de los partidos políticos deben solamente ser “constituidos por las cotizaciones ordinarias o extraordinarias que efectúen sus afiliados, por las donaciones, por asignaciones testamentarias que se hagan a su favor y por los frutos y productos de los bienes de su patrimonio”, recogió el medio nacional. (Bio Bio)

Dejar una respuesta