La distancia que se instala en La Moneda con las FF.AA. y...

La distancia que se instala en La Moneda con las FF.AA. y Carabineros

Compartir

“Lo que creo que es prudente es esperar que se investigue, que la fiscalía investigue y no quedarnos con la versión de una parte. Ya se han cometido demasiados errores en muchos gobiernos por confiar ciegamente en la primera versión de Carabineros”.

Las palabras emitidas por el Presidente Sebastián Piñera este martes en radio Bío Bío dejaron a la vista una situación que hasta entonces solo se presumía: la distancia que se ha ido instalando entre el Poder Ejecutivo y las Fuerzas Armadas y de Orden, luego de uno de los meses que más han complicado políticamente al Gobierno.

La muerte de Camilo Catrillanca y todas las irregularidades que la rodean, las investigaciones judiciales al Ejército, la filtración del audio del comandante en jefe Ricardo Martínez, además de las altas expectativas económicas que no se han cumplido del todo, han impactado en las encuestas y llevado a la administración de Piñera a su aprobación más baja desde que el Presidente asumiera en marzo. “El cambio de mando de las Fuerzas Aéreas costó muchas veces el cambio de mando de Presidente, (…) un gasto excesivo, que me molesta y que no se va a volver a repetir” Sebastián Piñera

Uno de los episodios más recientes fue un video del ex sargento señalado como el autor de los disparos a Catrillanca, Carlos Alarcón, que fue grabado mientras cumplía prisión preventiva y ampliamente viralizado en redes sociales. El registro generó que el Presidente y el ministro del Interior, Andrés Chadwick, llamaran al general director Hermes Soto y al alto mando a una reunión a La Moneda para dar explicaciones.

Este martes, las críticas del Presidente llegaron a otras Fuerzas Armadas, al emitir una dura evaluación de lo que fue el cambio de mando que realizó la Fuerza Aérea de Chile (FACh) el pasado 5 de noviembre. “Cuando terminó la ceremonia le pregunté (al general Arturo Merino Núñez): ¿Cuánto costó este cambio de mando?”, contó Piñera al mismo medio. “El general se sorprendió mucho. Después me llegó el informe y, efectivamente, creo que fue excesivo”, aseguró. No quiso entrar en detalles con el monto, pero dio una referencia: más de lo que considera “prudente”. “El cambio de mando de las Fuerzas Aéreas costó muchas veces el cambio de mando de Presidente, (…) un gasto excesivo, que me molesta y que no se va a volver a repetir”, añadió. Una crítica “lamentable y desafortunada” Pocos días atrás, ante la comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, el comandante en jefe del Ejército, Ricardo Martínez, explicaba una serie de afirmaciones realizadas de manera privada a cientos de oficiales y que habían sido filtradas por The Clinic, causando gran revuelo. Entre ellas, que desde el Ejército se vendían armas al narcotráfico. “A mí no se me ocurriría pensar —pero lo entiendo, porque lo han entendido así— que una expresión como esa sea entendida fuera de la ley. Todo lo que tengo que hacer está dentro de la ley. Las representaciones que tengo que hacer están dentro de la ley, por lo tanto no hay ‘ruido de sables’, no hay absolutamente nada parecido”, aseguró.

La referencia histórica no pasó inadvertida en La Moneda. Aunque desde el Gobierno hablan de “varios episodios” que han gatillado situaciones o problemáticas de parte de la FF.AA. y Carabineros, como Huracán, Catrillanca o el llamado “Milicogate”, las intervenciones públicas de los generales por sí solos han tenido protagonismo en la molestia del Ejecutivo. Por eso el Gobierno ha buscado comenzar a implementar medidas en pos de la transparencia y sobre todo a hacer un esfuerzo por mostrarse más firme, especialmente con estos casos. La estrategia de la distancia, sin embargo, ha recibido críticas desde la propia coalición. “Se ha hecho costumbre que cada vez que el Gobierno necesita dar golpes de autoridad, lo hace cuestionando a la FF.AA. o a Carabineros. Puede haber críticas que sean razonables, pero deberían decirse directamente a las instituciones”, aseguró el presidente de RN, Mario Desbordes, quien consideró que la apreciación del Mandatario con respecto al cambio de mando fue “lamentable y desafortunada”. “Lo que corresponde es hacerse cargo” Desde la Comisión de Defensa Nacional del Senado, Carlos Bianchi considera que “lo que ha hecho políticamente el Gobierno es intentar no estar dentro del problema que enfrenta específicamente Carabineros, aun teniendo políticamente la primera responsabilidad”.

“Ver hoy día al Gobierno en esta posición de alejamiento a mí también me preocupa, porque primero uno tiene que entender que el Gobierno, y en específico el Ministerio del Interior, no puede sentirse ajeno a los hechos ocurridos, ni distanciarse de lo que todo el país ha conocido”, señala el senador. “Lo que corresponde en un país serio, democrático, donde la autoridad civil está por sobre las instituciones armadas, es hacerse cargo más que mandar mensajes desligándose de las responsabilidades”

“Uno también espera ver una acción mucho más proactiva, con decisiones más claras por parte del Ejecutivo, y no solo que la responsabilidad recaiga sobre la institución misma. Aquí hay también un componente político importante”, añade. En la Cámara, en tanto, la diputada Loreto Carvajal, miembro de la comisión de Defensa, considera que “tal vez lo más fácil o lo más cómodo sería desligarse de las responsabilidades que como Ejecutivo les corresponde debido a la jerarquía y la autoridad civil, que en un país democrático está dado en el Poder Ejecutivo”. “Lo que corresponde en un país serio, democrático, donde la autoridad civil está por sobre las instituciones armadas, es hacerse cargo más que mandar mensajes desligándose de las responsabilidades”, añadió. La vía legislativa Para la diputada Carvajal, la solución recae en “revisar la institucionalidad completa en su conjunto” y trabajar por “retomar la confianza como un tema país”. De acuerdo al diagnóstico del Gobierno, los pasos tienen que encaminarse hacia allá. Por eso ya avanzan proyectos de ley que hacen frente al duro momento que atraviesan las instituciones. Por una parte, ya está en la Comisión de Hacienda del Senado la ley de financiamiento a las FF.AA. y también fueron incluidos en la ley de integridad pública, en relación a la contratación de familiares y la puerta giratoria.

En diciembre, en tanto, se enviará la ley de gastos reservados, que incluirá el control de cuentas, y durante el primer semestre de 2019 se presentará una nueva ley de carrera militar, que espera extenderla por lo menos en cinco años. Respecto a Carabineros, el martes pasado ingresó al Congreso una modernización administrativa a las policías, como parte de una agenda de seguridad presentada por el Presidente a comienzos de noviembre. Además se mantienen en carpeta iniciativas relacionadas con la especialización de las funciones de PDI y Carabineros, junto a un proyecto de ley de carrera policial, que incluirá “incentivos” para los funcionarios.

 

Emol/Agencias

Dejar una respuesta