Jessica López reordena gerencias en BancoEstado

Jessica López reordena gerencias en BancoEstado

Compartir

Importantes cambios gerenciales se concretaron esta semana al interior de BancoEstado. El comité ejecutivo de la entidad financiera, presidido por Jessica López, realizó un ajuste de piezas que involucró la salida de funcionarios que habían llegado con la administración anterior, liderada por el expresidente de la estatal, Arturo Tagle, y el exgerente general, Juan Cooper.

Desde el interior de la entidad indicaron que los cambios obedecen a modificaciones normales que habitualmente realiza la administración entrante.

La primera desvinculación afectó a Andrés Heusser, quien se desempeñaba desde 2018 como gerente general de créditos, uno de los principales puestos en BancoEstado. Anteriormente, se desempeñó como gerente divisional de empresas de Banco Santander.

El otro ejecutivo que dejó su cargo es Leopoldo Quintano, quien lideraba la gerencia de la división Marketing y Clientes desde junio de 2018. Antes de llegar al banco estatal, trabajó en Citibank, Barclays y Banco de Chile.

Dentro de la división que lideró Quintano, se anunció la partida de dos ejecutivos que le reportaban directamente: Ignacio Rodríguez, quien era gerente de Medios de Pago y Adquirencia, y Jonás Preller, gerente de Publicidad y que había llegado a la entidad en calidad de gerente de Comunicaciones.

Rodríguez estaba a cargo del ecosistema de pagos del banco y previamente fue gerente de tarjeta de crédito en Banco de Chile antes de su arribo en agosto de 2019.

Preller llegó al BancoEstado en junio de 2018. Es periodista y antes de llegar a BancoEstado fue director de Diario Pulso y Revista Qué Pasa.

“NUEVO FOCO Y VISIÓN”

Consultado por los cambios, BancoEstado respondió a DF que estos se realizaron “para avanzar e implementar el nuevo foco y visión que tendrá el banco en cuanto a responder las expectativas que los millones de habitantes de nuestro país tienen de BancoEstado para la entrega de apoyo y servicios financieros cada vez más dignos, cercanos e inclusivos”.

La firma manifestó que “el objetivo de estas modificaciones es concretar, profundizar y visibilizar el rol del banco como aporte a la calidad de vida de todos quienes habitan Chile”.

NOMBRAMIENTOS

En reemplazo de Heusser, fue nombrada Soledad Ovando, ejecutiva que se desempeñaba hasta la fecha como subgerente de Asuntos Públicos del banco.

La ejecutiva tiene una larga experiencia al interior de la compañía, principalmente en el área de microempresas.

Una de las tareas que se le encomendó a Ovando es potenciar el rol del banco con las MiPYME.

Asimismo, se nombró al actual gerente general de BancoEstado Microempresas, Emilio Vélez, como el gerente de empresas de menor tamaño. El ejecutivo lleva 20 años al interior del banco.

Otra transformación que se realizó fue el reordenamiento del área de contraloría del banco, para lo cual la gerenta de Administración de la entidad, Victoría Martínez, asumió como gerenta de Auditoría Interna.

En el cargo que deja la ejecutiva aterrizó un viejo conocido de BancoEstado: Antonio Bertrand, quien salió en 2018 de la compañía tras 26 años en el banco.

Los cargos de Quintano y Ovando se encuentran vacantes por ahora.

Fuentes ligadas a la entidad no descartan nuevos movimientos a la espera que los ejecutivos que asumen en las gerencias apliquen cambios en subgerencias o jefaturas de área.

NUEVO ASESOR

Además de los mencionados cambios, se conoció que la presidenta de BancoEstado, Jessica López, contrató como asesor al exdirigente sindical de la compañía y cercano al Partido Socialista, Jorge Fuentealba.

Hasta 2015, llevaba tres períodos consecutivos liderando una de las organizaciones sindicales más poderosas del país.

Entre los funcionarios del banco recuerdan su paso, puesto que abandonó de manera sorpresiva la presidencia del sindicato justo semanas antes de iniciarse un proceso de negociación colectiva bajo la presidencia de Guillermo Larraín.

Frente a este arribo, desde el sindicato de BancoEstado mostraron su preocupación por la contratación de Fuentealba. Las dudas apuntan al rol que podría tener en las próximas negociaciones colectivas debido a su experiencia desde la vereda sindical.  (DF)