Invierno europeo alcanza máximos históricos de temperatura

Invierno europeo alcanza máximos históricos de temperatura

Compartir

Nuevamente, malas noticias en materia climática. Desde 1855 el Servicio de Cambio Climático de la Unión Europea (C3S) registra las temperaturas del planeta, y anunció que la temperatura promedio de diciembre, enero y febrero fue 1,4 grados celsius más alta que el récord histórico anterior, establecido en 2015-2016.

Además, el invierno europeo que está por concluir fue 3,4 grados más cálido que el promedio establecido entre 1981-2010.

Por lo pronto, las altas temperaturas han tenido impactos directos en la economía de los países del viejo continente. El aumento ha llevado al fracaso de la cosecha del vino en Alemania, y ha obligado a Suecia y Rusia a importar nieve para eventos deportivos.

En Helsinki, Finlandia, la temperatura promedio de enero y febrero fue más de 6 grados celsius más alta que el promedio de 1981-2010.

Además, los científicos del C3S advirtieron que en el Reino Unido es probable que las altas temperaturas empeoren las inundaciones graves, como ocurrió en 2015.

«Si bien este invierno fue un evento verdaderamente extremo por derecho propio, es probable que este tipo de eventos se haya vuelto más extremo por la tendencia al calentamiento global«, explicó el director del C3S, Carlo Buontempo.

También, agregó que «ver un invierno tan cálido es desconcertante, pero no representa una tendencia climática como tal. Las temperaturas estacionales, especialmente fuera de los trópicos, varían significativamente de un año a otro».

Pero los científicos del centro esperan que el cambio climático aumente las temperaturas extremas en todo el mundo. Australia, que ha sufrido incendios forestales catastróficos, acaba de registrar su segundo verano más caluroso según los datos disponibles, sólo un poco más fresco que el récord establecido el año anterior.

En la Antártica, la temperatura aumentó por encima de los 20 grados por primera vez en febrero, casi un grado más alto que el récord anterior establecido en 1982.

Y el año pasado fue el segundo más caluroso registrado en la superficie del planeta y tanto los últimos cinco años como la última década fueron los más calurosos en 150 años. El año más caluroso anterior fue 2016, pero ese año las temperaturas fueron impulsadas por el fenómeno de El Niño.

En los océanos, el calor del mundo alcanzó un nuevo nivel récord en 2019, mostrando un calentamiento «irrefutable y acelerado» del planeta, según los científicos. (DF)

Dejar una respuesta