Inflación sigue subiendo en EE.UU.: IPC de septiembre 0,4% y anual 5,4%

Inflación sigue subiendo en EE.UU.: IPC de septiembre 0,4% y anual 5,4%

Compartir

El costo de la vida sigue aumentando en Estados Unidos. El Índice de Precios al Consumidor (IPC) subió un 0,4% en septiembre, superando así al 0,3% registrado en agosto, que era también lo que esperaba el mercado para el indicador en el noveno mes del año.

Este miércoles el Departamento de Trabajo reveló que los precios pagados por los consumidores incrementaron un 5,4% en los últimos doce meses, llevando al indicador a su máximo registrado desde 2008.

Al noveno mes del año, el dato interanual estuvo por sobre el 5,3% que habían previsto analistas, y también se ubicó levemente por sobre el aumento en doce meses del que se había dado cuenta en agosto.

El llamado IPC subyacente, que excluye los precios volátiles de los alimentos y la energía, subió un 0,2% en el análisis mensual y un 4% en la comparación interanual, más o menos en línea con las proyecciones respectivas de 0,3% y 4%.

En sumas y restas, los mayores costos de los alimentos, las energías y la vivienda compensaron las caídas de los precios de los autos y camiones usados, ropa y pasajes en avión.

Lo que pagaron los estadounidenses por los comestibles en el hogar subió un 1,2% el mes pasado. La carne se volvió un 3,3% más cara en septiembre, y en los últimos doce meses su precio subió un 12,6%.

La bencina también se encareció un 1,2% en el mes del año, lo que implica que en doce meses ha saltado un 42,1%. La vivienda, que representa más o menos un tercio del IPC, aumentó su costo en 0,4% en septiembre, y en 3,2% en el último año.

Por el contrario, los costos de los autos usados disminuyeron en 0,7% el mes pasado, lo que implicó una reducción del alza en doce meses a 24,4%. En el informe de agosto, la caída mensual había sido de 1,5%, mientras que el aumento interanual de este ítem había trepado a 31,9%.

El precio de la ropa cayó un 1,1% en septiembre pero creció un 3,4% en el último año. Los pasajes de avión disminuyeron un 6,4% el mes pasado, continuando con la tendencia de la caída de 9,1% en agosto, y los servicios de transporte en general bajaron un 0,5% en el mes, para seguir subiendo un 4,4% en el año.

FED PROTAGONISTA

Ante este panorama, todas las miradas vuelven a apuntar a la Reserva Federal. Gita Gopinath, economista jefa del Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió el martes que los bancos centrales -entre ellos la Fed- deberían estar preparando planes de contingencia en el caso de que la inflación persista.

La política monetaria «deberá caminar por una delgada línea entre abordar la inflación y los riesgos financieros y apoyar la recuperación económica», dijo. También precisó -según consigna el Financial Times- que los bancos centrales deben estar «muy, muy atentos» en cuanto a riesgos inflacionarios.

Aunque no hay una fecha definida, el banco central comenzaría en los próximos meses -quizás tan pronto como en su próxima reunión- con la reducción de su programa de compra de activos, que desde el comienzo de la pandemia incorpora US$ 120.000 millones cada mes.

En cuanto a las tasas de interés, son cada vez más los funcionarios del banco que se inclinan hacia que el primer ajuste llegue en 2022, siendo que hace algunos meses era casi impensado que el primer movimiento se produjera antes de 2023. (DF)

Dejar una respuesta