Ibáñez (CS) se excusa por torpedear acuerdo de órgano mixto de elección...

Ibáñez (CS) se excusa por torpedear acuerdo de órgano mixto de elección limitada

Compartir

Estaban todos los partidos que son parte de la mesa en una nueva ronda de negociaciones en el tercer piso del Senado cuando el presidente de Convergencia Social, Diego Ibáñez, pidió la palabra. Testigos del encuentro cuentan que el diputado le pidió disculpas al resto de los dirigentes por un hecho ocurrido en las últimas horas y que removió las aguas de los personeros políticos.

Lo que motivó las excusas del parlamentario fue un tuit que subió la cuenta oficial de su partido el lunes a las 19.00.

No hay democracia sin la voz y el voto de la ciudadanía 🗳️Porque la Constitución es la guía del país y no se puede hacer sin escuchar las demandas del pueblo de Chile. ¡No dejemos que queden en manos de los mismos de siempre!#QueremosUnaConstituciónDemocrática✊🏼 pic.twitter.com/R487xNYMKx

— Convergencia Social (@la_convergencia) December 5, 2022

La publicación se subió un par de horas después de que los negociadores terminaran la reunión convocada para negociar si el órgano será 100% electo o mixto. Apenas estuvo arriba de esa red social, comenzó a circular por los distintos chats de los partidos políticos, sobre todo en los de Chile Vamos.

En qué contexto en la víspera a cerrar un acuerdo complejo el partido del Presidente sale con un insulto de esa naturaleza”, comentó en privado uno de los negociadores de Chile Vamos. Un malestar que se lo hicieron saber directamente a Ibáñez.

El tuit cayó muy mal en la derecha por tres razones. En primer lugar por la gráfica: la imagen muestra a varios de los negociadores de Chile Vamos. En segundo lugar, porque la publicación provenía del partido en el cual milita el Presidente Gabriel Boric. Mientras que la tercera razón apuntaba a un tema de fondo. En el encuentro del lunes por primera vez ambas fuerzas políticas flexibilizaron de verdad sus posiciones.

El oficialismo dio señales de aceptar un órgano mixto siempre y cuando la proporción de convencionales electos sea notoriamente superior a la de expertos designados por el Congreso. Por su parte, Chile Vamos se abrió a cambiar su combinación de 50 electos y 50 designados para hacer un esfuerzo y acercarse a una fórmula en torno a 70-30.

Conocedores de la decisión de la publicación de CS, cuentan que la idea no fue solicitada por Ibáñez y que el mensaje estaba destinado, principalmente, a los militantes de la colectividad. En esa línea, agregan las mismas fuentes, el objetivo era simplemente transparentar dos posiciones que estaban sobre la mesa negociadora: la postura de la elección y la postura de la designación. Esta última ha sido fuertemente criticada por Convergencia Social y, por lo mismo, agregan que no había nada de malo en explicitarlo con una gráfica para redes sociales.

¿Por qué hacerlo en la previa a cerrar con éxito el acuerdo? Quienes están al tanto de la interna de CS comentan que el partido tomó en cuenta que el pacto constituyente se encaminaba a terminar en un órgano mixto, por lo tanto. era el momento adecuado para remarcar que esa no es la postura del partido y que la constante en estos tres meses de negociación ha sido hacer todas las gestiones posibles para evitar ese escenario y tener un órgano 100% electo.

La publicación en esa red social también hizo ruido en Socialismo Democrático. Ninguno de esos negociadores quiso alzar la voz ya que sabían que los ánimos estaban delicados, pero en privado reconocían que les parecía “insólito” y que “estaban atornillando al revés”.

Pese a todas las molestias causadas, en Chile Vamos tomaron la opción de cuidar el acuerdo y no salir con fuerza criticando la jugada de uno de los principales partidos del Frente Amplio. Este martes, justo antes de entrar a la cita, fue el timonel de RN quien marcó el punto. “Es curioso que lo que se conversa en las mesas no se represente en el discurso público. Lo que ha habido es un trabajo para llegar a un acuerdo serio y responsable con Chile. Esto es lo relevante. Por eso nosotros hemos insistido en un órgano mixto, porque da estabilidad y certeza para Chile”, dijo el senador Francisco Chahuán.

El líder de RN también apuntó sus críticas hacia el gobierno. “Uno no se explica que el partido del Presidente, que además ha anunciado que quiere llegar a acuerdo durante esta semana, finalmente le hable a su propio electorado en una fórmula que además no tiene votos y que no tiene posibilidad alguna de materializarse. Hay falta de sentido de realidad entre quienes hacen ese tuit porque el que ha estado en la mesa sabe que el órgano 100% electo fue completamente desechado porque no tiene los votos y hay espacio para un órgano mixto”, agregó el senador.

Tanto en el oficialismo como en la oposición lo que más resintieron es que la señal fuera dada por el partido del Presidente Gabriel Boric. El mensaje, comentaban el lunes en la noche, era contradictoria. Pese a que el Mandatario cuadró a su alianza de gobierno detrás del órgano 100% electo, siempre ha pedido flexibilidad, cuidar el ambiente y sobre todo tomar las decisiones que permitan cerrar el acuerdo con éxito.

Previo a las disculpas de Ibáñez en la mesa negociadora, el diputado dio explicaciones en público. “Pepa Hoffmann trató a nuestro Presidente de infantilismos en televisión abierta y nadie ha dicho que eso haya incidido en las conversaciones. Nosotros hemos señalado que hay una diferencia explícita entre quienes defendemos los principios de la democracia y quienes quieren designar a dedo a los representantes para hacer una nueva Constitución”, relató el parlamentario.

El timonel del partido de Boric luego agregó que el tuit nunca tuvo la intención de torpedear el ánimo de la mesa. “Me da la impresión de que explicitar la diferencia es sano y necesario en una democracia. Nosotros creemos que no por ello vamos a soltar los puentes y no vamos a llegar a acuerdo. Hemos dicho insistentemente que necesitamos construir una hoja de ruta y eso necesita de los votos de izquierda y derecha, pero es importante que la ciudadanía sepa quiénes están de un lado y quiénes del otro. Eso como Convergencia Social le manifestamos abiertamente y de forma honesta a la ciudadanía y en eso me parece que no hay ningún pecado”, dijo Ibáñez.

Su par de RD, el senador Juan Ignacio Latorre, tomó distancia de la jugada de Convergencia Social y dio a entender que no estaba de acuerdo con esa estrategia. “Hay un juego con las redes sociales en que en el fondo se habla a ciertas audiencias, pero que no tienen ningún impacto negativo en la mesa de negociación. Esto es parte del juego de audiencias, pero lo importante es que en la mesa ha habido buen ánimo y hay voluntad política de avanzar y llegar a acuerdo”, sostuvo.

Por su parte el diputado Raúl Soto (PPD) también se refirió al asunto e hizo un llamado a cuidar el tono en el momento clave del acuerdo. “Yo espero que si hemos cuidado el clima político durante tres meses para llegar a este punto, en la etapa final no aflojemos, no nos volvamos a atrincherar, no caigamos en gallitos políticos y demos el paso que falta entendiendo que acá todos tenemos la voluntad, desde nuestras visiones y convicciones, de construir un gran acuerdo para Chile entendiendo que el órgano o mecanismo no es un fin en si mismo”, afirmó el expresidente de la Cámara.

ACUERDO SE ACERCA A SU FIN

Al cierre de esta edición los negociadores estaban jugando sus últimas cartas para sellar el acuerdo. Chile Vamos está presionando para terminar el asunto hoy. Para eso le solicitó al presidente del Senado, Álvaro Elizalde, que luego del receso convocara a ambos bloques “hasta total despacho”.

Las trabas están del otro lado. Fuentes del oficialismo comentan que Ibáñez no quiere zanjar el pacto este martes y busca aplazarlo, ojalá, hasta el viernes. Por eso Chile Vamos puso presión al tema para, dicen desde la derecha, dejar en evidencia que es el timonel de CS quien quiere dilatar la negociación.

El tablero ya empezó a moverse. En las próximas horas Chile Vamos reconocerá cuánto está dispuesto a ceder para transformar su órgano mixto 50-50 en algo que se acerca lo más posible a una fórmula en torno a 70-30.

Hasta las 13.00 de este martes en el oficialismo decían que, si no hay nuevos tropiezos, el acuerdo se terminaría firmando en la tarde del miércoles en alguna sala del Congreso en Santiago. La idea es hacer un acto sobrio, en el que estén presente los presidentes de partido. (La Tercera)