Gobierno reformula Transantiago: incluye a Metro y EFE en compra de buses

Gobierno reformula Transantiago: incluye a Metro y EFE en compra de buses

Compartir

Un Estado más protagonista es la consigna que la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, busca impulsar tras la declarar desierta la licitación del 50% del Transantiago.

La decisión generó desazón entre algunos operadores internacionales que estaban participando en el proceso y que calificaron la medida como un “bochorno” para el país. Ahora todo vuelve a foja cero.

El nuevo plan que la autoridad está terminando de afinar, tendrá como principal objetivo cumplir con exigencia del presidente Piñera, que este 2018 haya una renovación de buses en la calles, cuyo 20% está a punto de cumplir su vida útil.

“Creemos que este sistema, tal como está planteado, no responde al interés del usuario”, subrayó Hutt ayer. Agregó que como gobierno “no estamos disponibles para seguir parchando este sistema”.

Aseguró que “vamos a cambiar el esquema de incentivos, para que el sistema se mueva en el mismo sentido que los usuarios”, precisó criticando la fórmula de pago por kilómetro recorrido establecida en las bases y abriendo la opción de volver al pago por pasajero transportado.

La fórmula que se está estudiando es que las dos unidades de negocios cuyos contratos terminan en mayo, serán renegociados extendiendo su operación. Estas son operadas por RedBus y STP, empresas con buenos índices de calidad.

En el caso de las dos zonas que están en manos de Alsacia y Express, cuyos accionistas demandaron al Estado ante el Ciadi, la autoridad les ampliará su operación por un periodo acotado.

“Estamos evaluando para esa fecha tener (octubre) armada la licitación y si hay que extenderla será sólo hasta fin de año. Queremos para esa fecha tener la nueva flota renovada”, comentó la autoridad ante la comisión de Transportes de la Cámara de Diputados.

A esto se suma un nuevo esquema de licitación con concesiones muchos más pequeñas y de menor tiempo de duración.

Esto, a juicio de Hutt, permite mayores exigencias de calidad y la posibilidad de cambiarlos rápidamente ante cualquier incumplimiento.

ROL CLAVE DEL ESTADO

Uno de los cambios radicales que está pensando Hutt es darle un rol preponderante al Estado, siendo este dueño de los buses y los terminales. Así serían las arcas fiscales las que financiarán la compra de las máquinas que es necesario renovar para que estén disponibles este año.

“Con respecto al mayor porcentaje de subsidio, no tengo complejo en decirlo, soy cada vez más izquierdista y el Estado tiene un rol en garantizar una calidad de servicio, si queremos mejoras, buses eléctricos y un mejor servicio eso tiene más costos y ahora tengo la tarea de convencer al ministro de Hacienda, Felipe Larraín, de que esto es lo mejor para el país, pero lo bueno es que cuento con el respaldo del presidente Piñera”, dijo a los legisladores.

De hecho Kaufmann, representante de Mercedes-Benz en Chile, ya había iniciado la producción de buses para la fallida licitación, abriendo la posibilidad de que estén disponibles hacia fin de año.

Además, representantes del banco estatal alemán KFW están de visita en el país, para evaluar el respaldo financiero que el gobierno alemán iba a dar para la estas máquinas.

La ministra Hutt aclaró que se evalúa que Metro o EFE compren los buses y los entreguen en contratos de provisión. “Metro es una alternativa, EFE es una alternativa, hay muchas opciones, llamo a tener la mente abierta”, dijo.

En 2015, Metro amplió su giro abriendo la puerta para operar buses, mientras que EFE y Metro tiene una sociedad conjunta, Transub, para operar buses de superficie, filial que podría revivirse ahora.

Imagen foto_00000003
La ministra deberá renegociar algunos contratos con actuales operadores

TRANSBER ANALIZA BAJAR DEMANDA ANTE TDLC

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, dijo que en las nuevas bases incorporarán lo que establezca el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC). Aunque aún el juicio sigue vigente, uno de los impulsores, Transportes San Bernardo (Transber) analizará si se desiste del proceso. Según explicó el abogado Luis Vargas, pedirán una reunión con la nueva ministra para tener detalles del anuncio y de confirmar que se harán cambios en las condiciones, lo que les permitiría competir, oficializarán el fin de la acción judicial.

El TDLC no puede terminar de oficio con el requerimiento, sino que tiene que haber una solicitud de quienes lo impulsaron.

De todos modos, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones debería oficializar vía un escrito la decisión de declarar desierta el concurso. Restará ver si las nuevas bases que se conformen serán sometidas a un organismo de libre competencia de forma previa.


Imagen foto_00000004

EX SUBSECRETARIO CARLOS MELO: FUNDAMENTO IDEOLÓGICO

El ex subsecretario de Transportes de la administración anterior y quien jugó un rol activo en la conformación de las bases, Carlos Melos, puso en tela de juicio la nueva propuesta de la actual autoridad, recalcando que dejó de lado un sistema claro, transparente y seguro, por un sistema improvisado que no tiene claridad de cómo se va a implementar.

«La licitación actual ha pasado todo los filtros y legalidad, y en base a prejuicios y no entender la licitación, se cancela un proceso de esta envergadura, comprometiendo el prestigio del país. Nos parece francamente irresponsables, las autoridades no han estado a la altura. Aquí hay un gobierno que se instaló pregonando una lógica de acuerdos y que ahora ha aplicado una lógica de la retroexcavadora», dijo.

– ¿Cómo ve que se realicen las ampliaciones de contratos con los operadores actuales?

– Nos preocupa la transparencia y la claridad de este proceso, se abren espacios oscuros para tomar decisiones y creemos que estás deben favorecer el bien común.

– Se les acusa de falta de visión cuando hicieron esta licitación. ¿Qué opina?

– Ellos participaron técnicamente asesorando algunas empresas participantes y ahora lo encuentran malo, hace unos meses atrás recomendaban participar en el proceso…

– ¿Ellos hablan de que las bases eran una camisa de fuerza para los usuarios?

– No lo compartimos, las base contemplan mecanismos de ajustes y adaptación. Creemos que hay un fundamento ideológico detrás, sin mucho sustento técnicos. Se establecía un mecanismo de pago que puede que a la ministra Hutt no le guste, pero en casi todos los lugares del mundo se paga de esa manera.

– ¿Se les acusó de improvisación?

– Nos parece francamente sorprendente que se critique un proceso que llevamos por más de dos años y en donde hubo varios oferentes, lo que da cuenta de un test de mercado. Que se hable de improvisación, sin presentar ninguna alternativa, nos parece impresentable. Hoy la improvisación está ocurriendo al tomar una decisión con los costos que esto implica, sin tener claro qué es lo que se va a hacer, prometiendo buses nuevos dentro de este año sin tener claro cuál es el mecanismo para comprarlos. La opción de que Metro o EFE compren parte de la flota, es una fórmula muy compleja y sin tener claro quién va a asumir la responsabilidad económica sobre esos buses. Nos parece francamente impresentable.

Nos parece preocupante que se plantee diseñar este cambio sin un compromiso de Hacienda. En un escenario donde las autoridades del actual gobierno han hablado de la necesidad de realizar un ajuste fiscal, nos parece una decisiones justamente en el sentido contrario. (DF)

Dejar una respuesta