General Yáñez: «Hay que modernizarnos, pero no estamos en crisis»

General Yáñez: «Hay que modernizarnos, pero no estamos en crisis»

Compartir

Como “monjes de esa religión que llaman patria” los catalogó, en 2007, Rafael Gumucio, en su columna de Las Últimas Noticias. Así lo recordó ayer el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, al lanzar un inédito seminario para los suboficiales de la institución uniformada, en Providencia.

La instancia está dirigida a 74 suboficiales mayores que participan del encuentro que comenzó ayer y terminará hoy, pasadas las 17.30 horas. La actividad es parte de los tantos intentos de la institución por avanzar en una reforma, en medio de constantes cuestionamientos a la policía uniformada por sus actuaciones durante el estallido social, y antes, en el fraude a Carabineros, el montaje de la Operación Huracán y el homicidio del comunero mapuche Camilo Catrillanca, en 2018.

Los constantes cuestionamientos, la necesidad de avanzar una reforma y encaminar el “carabinero del centenario” fueron los ejes del discurso del general Yáñez, ayer, al cual tuvo acceso La Tercera PM. “El punto de partida de esta ruta es que tenemos un tremendo desafío. Histórico, vamos hacia el centenario. En un camino hay eventos (hoyos) y depende cómo uno los enfrenta en la vida. Tenemos que ser capaces de avanzar para llegar a nuestro destino”, dijo.

Yáñez, al insistir en la necesidad de una reforma, hizo un llamado a sus subalternos a abrirse a estos cambios. “Hay que modernizarnos de la cabeza, pensar distinto, sin traicionar jamás nuestros principios, doctrina e historia”, aunque hizo un llamado a la calma, ponderando la baja en las postulaciones a las escuelas de formación de Carabineros, a las que en los últimos 10 años, en promedio, postulaban 15.341 jóvenes. Al 18 de junio del año pasado habían presentado sus papeles solo 2.154 interesados.

«NO ESTAMOS EN CRISIS»

El general director, sin embargo, indicó que “no estamos en crisis. Llevamos más de ocho mil postulantes a la escuela de formación. Estamos en rango de normalidad. Da lo mismo el número, lo importante es lo que seamos capaces de seleccionar… ¡A los mejores!”.

Luego, Yáñez pasó a enumerar lo que él ha hecho, durante su gestión, por los carabineros “¿En qué he centrado mis esfuerzos?”, preguntó, a lo que respondió: “Alinear los propósitos en una suma de voluntades. Le ponemos corazón para que Carabineros esté donde esté; mejorar las condiciones de trabajo, ese es el rol que tenemos que cumplir; proteger a cada uno de nuestros hombres y mujeres carabineros. Lo he hecho y he sido duro, emplazando a parlamentarios y al Congreso. Cada vez que hago una intervención, lo hago con convicción y con fundamentos. Hoy saben que si alguien dice algo se van a encontrar conmigo”.

Quien también participó de la instancia fue el ministro del Interior, Rodrigo Delgado. La autoridad explicó ante los suboficiales que “no compartimos con quienes quieren borrar Carabineros. La institución tiene una historia tremenda, se corrige lo que hay que corregir y potencia lo que hay que potenciar. Tenemos la oportunidad de proyectar la institución con estándares para estos tiempos y atractiva para las nuevas generaciones”, expuso la autoridad de gobierno, invitando a los asistentes a que el seminario fuese el puntapié inicial para despertar ideas”.

PLAN PARA LASTARRIA Y BELLAVISTA

Este miércoles comenzó a aplicarse en los sectores de Lastarria y Bellavista la primera parte del plan que busca evitar que se repitan escenas como las del viernes 30, en que una turba botó mesas y causó destrozos en restaurantes y bares del turístico barrio del centro. Habrá presencia permanente de 15 funcionarios en cada sector comercial, a lo cual se suma un “botón de pánico” para locatarios y el resguardo de efectivos de Control de Orden Público en caso de manifestaciones masivas.

Qué observar: El aumento de las protestas de los viernes en el sector de Plaza Baquedano en las últimas semanas marcó un punto de inflexión el viernes 30 de julio, cuando una turba se desplazó al poniente por la Alameda e ingresó al barrio Lastarria, botando mesas y causando destrozos en los restaurantes y bares de esa zona del centro de Santiago.

  • Locatarios plantearon que los destrozos eran comparables a los del 18-O.
  • La situación derivó en reuniones de agrupaciones de locatarios con las policías y el Ministerio del Interior en La Moneda, así como con la alcaldesa de Santiago, Irací Hassler.
  • Se trató de 2 jornadas de protestas, convocadas por la liberación de los presos del 18-O. Carabineros estimó que el jueves 29 participaron cerca de 150 personas, 80 de las cuales participaron en destrozos, mientras que el viernes 30 fueron unas 500, 150 de las cuales actuaron con violencia.
  • Carabineros informó de 11 detenidos y 8 efectivos lesionados, incluida una carabinera que cayó al piso y fue golpeada en el rostro en el suelo.
  • En este marco es que Carabineros diseñó un plan para evitar que se repitan estas escenas, este viernes 6 de agosto.

Resguardo de los sectores turísticos: Este miércoles 4 comenzó a aplicarse en el barrio Lastarria la primera parte del plan, que contempla que efectivos de Orden y Seguridad se desplacen tanto por Lastarria como por el Barrio Bellavista de manera de desincentivar la comisión de delitos, pero sin alejar a los comensales.

  • “En el caso de los servicios que vamos a utilizar diariamente hablamos de 15 funcionarios para cada sector aproximadamente, en turnos de mañana, tarde y noche”, dijo el general Enrique Monrás, jefe de la Zona Metropolitana Oeste.

Botón de pánico: Esta mayor presencia policial estará acompañada del establecimiento de una vía directa de comunicación por WhatsApp, de manera que los locatarios puedan advertir a Carabineros si observan situaciones anómalas.

  • Este sistema, que Carabineros denomina “botón de pánico”, ya había sido establecido hace un año con algunos locatarios del sector de Baquedano y esta semana se amplió a los barrios Lastarria y Bellavista.

Vallas papales: Una alternativa que se evaluará caso a caso es cerrar los barrios con vallas papales si se prevé que habrá convocatorias masivas.

  • “El uso de vallas papales va a depender de si hay llamados y de la proyección que pueda hacerse por convocatoria”, dijo el general Monrás. “Si se prevé que habrá 2 mil personas en el eje Alameda, las barreras de contención harán que no puedan acceder tan fácilmente al barrio Lastarria o al barrio Bellavista”.

Control del Orden Público: Esta labor será complementada con la labor que desarrollan efectivos de Control de Orden Público (COP) —que son los policías con cascos y chalecos antibalas— durante las protestas violentas.

  • Los viernes participan entre 600 y 800 funcionarios en la zona, entre efectivos del COP, radiopatrullas y personal de tránsito que regula los desvíos cuando las vías son bloqueadas por manifestantes o por barricadas.
  • Esta cifra puede aumentar frente a convocatorias específicas, pero hasta el miércoles por la tarde, Carabineros no tenía registro de llamados a protestas masivas para este viernes 6 en el sector de Plaza Italia. (La Tercera-Ex Ante)

Dejar una respuesta