Fundación Kennedy: guardianes de 20 de los 40 mil humedales en Chile

Fundación Kennedy: guardianes de 20 de los 40 mil humedales en Chile

Compartir

Se estima que a lo largo de Chile existen cerca de 40 mil humedales, y según el Ministerio del Medio Ambiente, estos cubren una superficie aproximada de 4,5 millones de hectáreas, equivalente al 5,9% del territorio nacional.

¿Por qué son importantes estos ecosistemas?

La Convención sobre los Humedales -o Convención Ramsar- indica que el cuidado y protección de estos espacios es crucial porque proporcionan agua dulce, garantizan el suministro de alimento, depuran y filtran los desechos nocivos en el agua, almacenan carbono, son esenciales para la biodiversidad, y entregan productos y medios de vida sostenibles.

La Fundación Kennedy -organización orientada a rescatar humedales en coordinación con las comunidades- protege actualmente 20 humedales en Chile. «Hay que empezar a proteger el humedal cuando está en buena salud, igual que los seres humanos. La gente se cuida cuando está joven, hace deporte, come sano y no toma mucho. Hay que hacer eso con los humedales», comenta en Plaza PAUTA el creador y presidente de la Fundación Kennedy, Peter Kennedy.

Según la Convención Ramsar los humedales se definen como «extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de agua, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobre o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros».

Ríos, arroyos, cascadas, lagos, lagunas, manantiales, pantanos, selvas inundables, playas rocosas, de arena o grava, e incluso embalses y presas corresponderían a humedales según esta definición.

COMIENZA LA FUNDACIÓN

Con 21 años, y recién términos sus estudios universitarios, Peter Kennedy decidió dejar su Inglaterra natal para aventurarse a conocer el mundo. Así llegó a Chile en 1966, donde comenzó una empresa con dos amigos italianos.

Hace casi 20 años tuvo un accidente que lo llevó a dejar la empresa y traspasársela a su hijo. «Decidí buscar hacer cosas útiles, entre las cuales estaba hacer algo relacionado con proteger la naturaleza en Chile que es tan generosa en este país», cuenta.

El origen de la fundación se sembró en un viaje entre Santiago y Algarrobo. «Pasaba siempre por un camino semi rustico y por al lado del estero de Casablanca, ahí pensé ‘aquí hay algo interesante’. Empecé a preguntar, informarme, me conecté con un profesor del colegio del lugar y resultó ser un hombre maravilloso. Empezamos con los niños a ver el tema de los humedales y me fui entusiasmando y así llegué a formar la fundación», comenta.

LA IMPORTANCIA DE CADA UNO

Hoy en día, y según ha podido observar el presidente de la fundación, la tendencia es que las personas nos preocupamos de los humedales cuando vemos que empiezan a contaminarse o a escasear el agua.

Pero hay que abrir los ojos y estar atentos. «Cuando la gente me pregunta ‘¿cuál para ti es el humedal más importante?’, yo les digo que esa es una pregunta muy fácil: el humedal más importante es el que está más cerca de tu casa», dice.

De este modo, por más pequeño o inadvertido que pueda pasar, todo humedal siempre será foco de preocupación y cuidado para alguna persona.

Y es que el rol de los civiles es fundamental, porque, aunque el Ministerio está preocupado de los humedales, de cuidarlos, catastrarlos y protegerlos, «ellos tienen un sinnúmero de dificultades porque -como muchísimas instituciones en Chile y en todos los países- no tienen mucho presupuesto para hacer las cosas», comenta Kennedy. (Pauta)

Escuche entrevista de Plaza Pauta

Dejar una respuesta